¿Agradecimientos?

Situación 1:

Voy caminando por Altamira una tarde cualquiera luego del trabajo. Al frente de mí un carro pasa a toda velocidad y, como ya es costumbre en este territorio anárquico, se come la luz roja: acto seguido dos motorizados salen volando, despedidos con furia por sus motos estrelladas en el carro infractor.

Caos, policías, multitud aglomerada tomando fotos con los celulares; amantes del cine gore miran con placer la sangrienta escena, pasando su lengua por el labio superior, mientras meten su mano en el bolsillo para estimularse la cabeza del pene. “Esto va pa’ yutú, el mío; qué lacreo, vale”, oigo que grita un desadaptado quinceañero criollo de las artes tukicias en nuestro país.

Uno de los motorizados, luego de un aterrizaje forzoso, yace boca arriba en el pavimento a unos 6 metros del carro. Lo rodea un gran charco de sangre, que a su vez, acompaña y da ambiente a un hueso quebrado que se asoma en su mano, un brazo fracturado, un jean completamente roto y varios gritos de angustia que poco a poco disminuían su intensidad por una torturadora y lenta muerte que le acechaba.

Un minuto después, la barriga del motorizado revela una respiración totalmente inestable, que pasa de lo pausada a lo rápida, y viceversa. No llega todavía la ambulancia, sólo se cuenta con docenas de policías que luchan por espantar a los colegas motorizados justicieros anónimos que se detienen para apoyar a su hermano caído, y así decidir en una tormenta de ideas quién saca la pistola y le propina 11 tiros al dueño del vehículo.

Dos minutos después, un policía que le daba palabras de aliento a la víctima, se sobresalta y comienza a aplaudir a centímetros de la cara del motorizado, ordenándole que no se durmiese, que aguantara y que no caminara bajo ningún concepto hacia la luz estroboscópica que ve al final del túnel. El moribundo joven comienza a tener convulsiones, sus extremidades se mueven violentamente. Un gran círculo de sangre rodea  y cobija por completo su cuerpo.

─¡Ay, chica, pobre hombre!, pero bueno, gracias a Dios que está consciente al menos.

Me volteo. Una señora como de unos 40 años acababa de pronunciar esas palabras, que a decir verdad me causaban más lástima que el cuadro que se me presentaba segundos antes.

Llega Salud Chacao, inmovilizan al hombre, lo preparan para levantarlo. Muy tarde: el joven cierra los ojos. Volteo a ver a la señora, esperando escuchar sus nuevos agradecimientos. No oigo nada, sus labios están sellados.

Situación 2:

Una lamentable noticia es comunicada en la cartelera de mi edificio, la misma reza que dentro de dos días serán velados los restos del hijo menor de una pareja vecina. En chismes a puerta abierta de conserje manejaban la información de que el día anterior la hermosa familia iba rumbo a Higuerote. Sus dos hijos iban en el asiento de atrás: el mayor, como de unos 14 años; el menor, no llegaba a los 2 años.

Iban a velocidad estable, llovía un poco. Al parecer en sentido contrario un camión venía adelantando a otro vehículo, sorprendiendo e impactando con gran fuerza a la camioneta de mis vecinos.

Ya sus amigos del edificio contaban con gran pena y tristeza el resultado de esta terrible noticia: el padre estaba en coma, la madre en cuidados intensivos, el hijo mayor con algunos golpes y heridas, pero, desafortunadamente el pequeño había muerto.

Su abuelo, un señor muy educado y amable, siempre ha mantenido buenas relaciones conmigo desde que yo era un crío, razón por la cual, no dudé en asistir al velorio para mostrar mi apoyo y dolor por el nefasto hecho. Los dos días previos al velorio no dejaba de pensar en el bebé; era de esas noticias que pudiesen pasar años y aún no terminas de asimilar.

Llegó el día del velorio. No acostumbro a relacionarme con nadie del edificio, tan sólo me limito a cumplir con las conversaciones del bien que surgen en el ascensor, y el “buen día” correspondiente; por lo cual, fui solo, y nada más pretendía ser solidario con el dolor del anciano. Estaban muchos vecinos, estudiantes del colegio del hermano mayor, familiares y amigos de ellos. Sentado, reflexionando un par de cosas, fui interrumpido por una señora que se sentó a mi lado.

─Ay, qué terrible lo que le ha pasado a esta familia, Dios Santísimo, ¿verdad, corazón? ─comenta la señora, con un intenso olor a closet cargado de pestilente humedad.

─Sí, señora, ha sido terrible efectivamente ─respondo secamente, intentando cortarla.

─Pero bueno, gracias a Dios que sus padres se salvaron.

─Señora, perdone, pero el niño se mató.

─Bueno, mijo, todo pasa por alguna razón, hay que darle gracias a Dios porque no se mataron todos, pudo haber sido peor.

─Con su permiso, señora.

Me levanto, me salgo del recinto para ir por un poco de agua, buscando recuperarme de la idiotez hedionda a moho y perfume caducado que acababa de escuchar. Regreso un poco más tranquilo, todos guardan silencio, un cura está hablando.

─Por todo esto dicho, hijos míos, no debemos cuestionar la voluntad ni las acciones de nuestro Señor en ningún momento; más bien, debemos agradecerle el que nos haya enviado a este hermoso bebé para que nos acompañara y llenara de alegría estos meses que estuvo con nosotros.  Respetemos la decisión de Dios, Él requería en el cielo a esta criatura, y hoy, ya está junto al Señor, siendo un angelito que trabaja para él a su lado y además, recordemos lo que dice la Bi…

Me salí de la funeraria.

Situación 3:

Me encontraba visitando a un familiar que fue operado del intestino en una reconocida clínica de Caracas. Ya pasadas unas horas, decido bajar al cafetín para hacerme con una hamburguesa de carne, no me pregunten por qué, pero siempre en los cafetines de las clínicas las preparan bien; creo que por eso me agrada visitar enfermos en ellas: nada como un Toddy frío y una buena hamburguesa, con el agradable aire acondicionado que lleva olor a pastillas y medicinas.

Sentado, esperando mi comida, no pude evitar oír a unas señoras de la mesa a mi lado. Eran 2 participantes de mediana edad, tomando café y compartiendo las actualizaciones y noticias referentes a la víctima de alguna tragedia que habrán dejado arriba durmiendo en una habitación.

─Entonces, ¿ya confirmaron que fue un derrame cerebral lo que le pasó a Julián? ─preguntaba una de las señoras.

─Sí, fue un derrame, amiga…

─¿Pero quedará bien él?

─Yo creo que no, amiga, el médico informó que quedará con dificultad en el habla; también es muy probable que algunas extremidades no las pueda mover bien, y bueno, aseguró que quedará con problemas de memoria, cambios en las emociones, dificultad para comprender frases, dificultad para comer y tragar, dolor, depresión y otros problemas. Nos dijo que no será fácil, que debemos tenerle paciencia, que será como un bebé, pero peor.

─¡Ay, Dios!, no me digas eso, vale, ¡pobre Julián!

─Sí, amiga, es horrible; pero bueno, gracias a Dios que no se nos murió y lo tenemos con nosotros todavía. Ya gracias a Dios le conseguimos su silla de ruedas y dos enfermeras que nos recomendaron para contratarlas para la casa y le den de comer y bañen siempre; tú sabes, eso de cuidar enfermos no es lo nuestro.

─¡Qué bueno, vale!, y sí, gracias a Dios que Julián no se nos fue, amiga…

Levanté mi mano llamando al mesonero.

─Mi pana, la hamburguesa me la pones mejor para llevar, y por favor, la esperaré en la barra si no es mucha molestia.

Gabriel Núñez

Etiquetas: , , ,

  • Cindy

    Las 3 historias Son traumaticas, Pero me conmovio fue la segunda el niño de 2 años =( Dios Mio.! y siempre es asi Dios sabe por que hace las cosas, que poca prudencia la de la Sra. Mmm No sabia que en las clinicas preparan buenas hamburguesas. =) Me dejas reflexionando, yo creia que tenia problemas pero veo que hay peores

    Excelente.! Siempre sacando algo interesante en tus escritos

    Me Gusta ^^,

    • Hola, Cindy, creo que no captaste bien lo que quería transmitir en las situaciones. Por el contrario, no busco que “agradezcamos”, ni busco transmitir un mensaje de “Dios sabe lo que hace”. Muy alejado de eso está este post. Léelo con detenimiento, intenta captar los puntos en común y reiterativos.

      Saludos!

    • Gangsta

      OWNED! XD

      • Cindy

        Buehh… es que lo lei de apuros.!!! Jajaja dale ps.

  • Gracias a Dios por este post… ehm…

    Por cierto, y para seguir con las historias y los agradecimientos, luego de contarle a mi mamá lo que me pasó hoy con el carro, ella pronuncia un fatídico:

    “Gracias a Dios no te pasó nada, ese fue el angelito que te protegió” y yo le dije “Gracias a Dios por ponerme al tipazo retardado en frente, gracias a Dios que tuve que raspar mi carro, gracias a Dios por las colas.. no, mamá, no.” “ay, es que si no fuese por Dios estarías muerta” “si estuviese muerta, sería por Dios, no?”, “no sé”.

    En definitiva, genial post. Me encantaron varias partes como la tormenta malandra de ideas; la descripción visual de cómo quedó “Julián”, los chismes de puerta abierta de conserje, y así. Buen empaque de contenidos, muy bien escrito.

    (Por cierto, me hiciste recordar las fotos del motorizado ensangrentado y tu imitación de su respiración, oh my…)

    Un saludo, compañero.

    • Usted captó perfectamente la crítica. “Gracias a Dios” conozco gente como tú, jajaja.

      “En definitiva, genial post. Me encantaron varias partes como la tormenta malandra de ideas; la descripción visual de cómo quedó “Julián”, los chismes de puerta abierta de conserje, y así. Buen empaque de contenidos, muy bien escrito.” >> Gracias, Elenita, qué bueno que lo disfrutaste.

      “(Por cierto, me hiciste recordar las fotos del motorizado ensangrentado y tu imitación de su respiración, oh my…)”>> Verga sí, el Oscar para esa actuación cargada de drama que me lancé, jaja.

      Saludos!

  • Por situaciones como éstas es que casi nunca digo “Gracias a Dios”… es como cuando le hago un favor a mi mamá y ella me dice “Dios te pague”: no, Dios no va a sacar un fajo de dolarucos de su inexistente cartera celestial para lanzármelos desde el cielo. Si lo hiciera, no estaría con el estómago pegado al espinazo cada vez que voy a la universidad.

  • gogo yubari

    Muy buenas las descripciones. Muy gore la muerte del motorizado. Creo que es una de las mejores descripciones que he leído sobre una muerte -no lo digo por decirlo. Como sabes tengo predilección por esos temas :S. Me gustó mucho lo voy a guardar.
    Lo otro: leyendo el post recordé una historia que vi en estas noches en “Sobreviví” de Discovery. Una pareja estadounidense con un bebé, que se perdió en una reserva nacional en pleno invierno buscando una carretera. Pasaron seis días sin comida y los dos adultos perdieron los pies por congelamiento. Lo cómico es que cuando ya creían que iban a morir dejaron una nota que entre despedidas de sus seres queridos y otras cosas decía: “No estén tristes: si nos vamos ahora es porque Dios nos necesitaba antes”.
    Me imagino ese minianuncio: “URGENTE: Dios cristiano solicita, para batalla apocalíptica con Lucy, dos huevones que no sepan leer mapas. Vehículo propio, preferible del 86. Disponibilidad inmediata”.

    • Aplausos, Gogo, te doy aplausos. Esa historia que has comentado es un ejemplo absolutamente perfecto de lo que quise reflejar en el post; no conocía esa historia, así que tremendo aporte.

      “Me imagino ese minianuncio: “URGENTE: Dios cristiano solicita, para batalla apocalíptica con Lucy, dos huevones que no sepan leer mapas. Vehículo propio, preferible del 86. Disponibilidad inmediata”.” >> Esta vaina es una obra de arte, jajajaja, creo que es el comment que más me ha hecho reír en el blog. Bien ácido y realista; buen disparo, Gogo.

      Saludos!

  • Sí, la gente te nos es experta en eso de agradecer “desgracias”

    Demos gracias al señor.

  • “artes tukicias” jajaja

    Ze

  • bueno que te puedo decir, o se ponen con eso de gracias a Dios, o sino se ponen con esa paja de “Dios porque me has hecho esto?????” ambos casos provocan caerles a coñazos para que se pongan las pilas…
    y generalmente quien dice gracias a Dios es una “doña” la experiencia dice que detras de esas doñas esta el demonio asi que todo lo que digan no lo hagas y no lo creas, ellas no quieren tu felicidas, quiere que se unan a ellas en su sufrimiento así que buenas tus reacciones… alejate!!!!!!!!!!!!!!!!!
    y el comentario de gogo… priceless
    saludos men

  • Jet

    Muy buen post Gabriel…

    Definitivamente mucha gente sigue creyendo con la imagen promocional y prefabricada de un dios bondadoso que a ciencia cierta no sabemos si de verdad está. Es como un mecanismo de auto protección a todo lo malo, una forma de consolación rápida y efectiva… “si fue así fué porque dios lo quiso…”

  • Cesar

    Primara vez que entro… de mas de bueno esto. la 2da situacion esta Mostra… muy bueno el video del “amigo secreto” jaja.. tienes un seguidor mas.! saludos pana.!

    • Hola, César! Gracias por tus palabras, bienvenido por estos lados, y espero que tripees lo que viene y por supuesto, que comentes y des tu feedback!

      Saludos, mi pana!

  • Gracias a dios hoy meti la pata…
    A lo mejor mañana me llega la factura de “estas despedido” por eso.
    Pero en fin, es singular el verbo para expresar el error o el acierto de nuestras acciones convertidas en vida.
    No creo que “dios” este metido en estos asuntos, es un capricho medular de nuestra mal llevada cultura que nos lleva a estos episodios “esteriles” de agradecimientos.
    Excelente “my fiend”

  • Pam

    Llevo 2 horas pegada aquí, leyendo tus post en vez de estar corrigiendo mi tesis (que flojera seguirle la corriente a mi asesora retro); han valido la pena aunque solo hubiera sido por llegar aqui;verás, hace un tiempito perdí a mi mejor amigo de la manera mas absurda y desde entonces me toca estar lidiando con la gente que recién se entera y, cosa rara, todo el mundo dice lo mismo: “Gracias a Dios esta descansando en páz y no sufriendo en este caos de mundo”; bueno,¿cómo sáben si el muchacho no amaba la vida con todo y caos?,¿si tenía muchas cosas en las que invertir el tiempo además de quejarse y auntocompadecerse?. Definitivamente, su ausencia no es nada por lo que dar gracias. No tenés idea de lo bien que se siente encontrar a alguien que comparte mis ideas sobre el tema; ya me estaba haciendo demasiadas bolas con el enojo y la autocrítica por verme tan fuera del esquema. Thumbs up for u!!
    PD: las 2 horas previas,muy buenas; just love this blog.

  • D

    La gente usa la frase equivocada muchas veces, en verdad no veo por qué debamos agradecer por hechos desagradables. No hace mucho, me sucedieron una serie de eventos que de verdad llego un momento que me resigne por la manera en que estaban pasando las cosas y las personas que sabian de ellas, solo decían que diera gracias a Dios por lo que tenia y que todo podia ser peor. Y mi pregunta siempre es: “Debo agradecer a Dios porque me esta yendo supremamente MAL y nada mejora? Debo agradecer que pase mucho tiempo esperando transporte que cuando llegué a casa mis rodillas estaban hinchadas y luego pase mala noche por ello? Yo se que algunas cosas pasan para “aprender” algo nuevo, pero simplemente existe un limite.

    • cesar arcaya

      No es fanatismo catolico, hermano pero estas vivo o no?, y ok yo se de que me hablas yo lo sufro tambien, la delincuencia, el metro, pero siempre deberiamos agradecer simplemente porque respiramos brother, me vas a decir que en tu vida solo te pasan cosas malas, y que un dolor en las rodillas es lo peor que te puede pasar?, “si dios te dio la vida es porque sabes que puedes con ella” 😉 saludos.

      • D

        Un dolor de rodillas seria bonito al lado de otras cosas que me han sucedido. Solo agradezco por las cosas buenas que tengo. Pero si me pongo a hacer cuenta, son mas los acontecimientos malos que buenos, no creo que deba dar gracias por ello. :S Es la forma en que lo veo pues, dejando a un lado la religion.

  • cesar arcaya

    . – me gusto burda pues, considero q por ejemplo lo del señor y el derrame cerebral es la cosa mas ridicula q digan “gracias a dios no se fue” yo creo, que debi haber muerto pues, pero entra en la discuion yo no soy nadie, para discutir eso, y si se quedo fue por algo, lo unico que me gusto fue el comentario q dice y cito “ella me dice “Dios te pague”: no, Dios no va a sacar un fajo de dolarucos de su inexistente cartera celestial para lanzármelos desde el cielo. Si lo hiciera, no estaría con el estómago pegado al espinazo cada vez que voy a la universidad” cuando te dicen dios te lo pague, es para que de alguna manera se retribuya tus buenas acciones considero una ridicules q te quedes esperando que dios te de dinero velo, de esta manera, cuando haces un favor, no te dan las gracias? y te dan una sonrisa? q mas necesitas?… repito excelente me gusto la historia, nota: soy catolico

  • cesar

    es muy cierto esto del agradecimiento!! me sucedio la semana pasada en una clase en la universidad en la que se nos pedia redactar un analisis sobre los sucesos de japon y sus alrededores! en la cual hasta ese momento marchaba bien, hasta que de pronto la clase dio un giro 360 y cambio de ser una clase sobre redaccion de informes a una “clase celestial o dominical” en la cual me intentanron lavar el cerebro repetidas veces(cabe resaltar duro una hora y media la charla departe de la profesora) en la cual ya yo estaba harto de tal tema ya que no me gusta compartir ideas sobre las religiones! ya que todos creen en lo que quieran creer!!!
    Pero me RESALTO algo de la habladera de paja…. que fue las GRACIAS a DIOS en el cual la profesora en cuestion dijo que debiamos dar GRACIAS por que aqui no hay muerto!! y yo me pregunte ¿que no lee el periodico?…..y en otra frase dijo “japon esta asi por no dar gracias y creer en DIOS” volvi a preguntarme silenciosamente ¿verga geograficamente Japon no esta situado en lo denominado “anillo de fuego” Tambien quiere decir que Haiti y Chile y Estados Unidos y demas paises que han tenidos catastrofes no creen en Dios como tambien Venezuela que sucedio la tragedia de Vargas que ya venia acompañada de la peor Catastrofe que tenemos que es el Presidente.. y dije entonces yo tengo que darle Gracias a dios porque? porque se mueren miles de personas porque suceden anormalias de la naturaleza(que no seran comunes en venezuela) y porque ella esta completamente ciega y no lee periodicos que dicen los miles de muertos y los afectados cuando llueve 5 minutos!!! entonces TENDREMOS QUE DAR LAS GRACIAS COMO EL EP.16 “GRACIAS”…………. felices dias

    • Acertado tu comentario, César, comparto cada palabra!
      <> Mayor burrada y estupidez la dicha por tu profesora, si es que se le puede dar ese beneficio de llamarla así.

      “entonces TENDREMOS QUE DAR LAS GRACIAS COMO EL EP.16 “GRACIAS”” Con esto me hiciste reír, jajajaja, buena ésa!

      Saludos, y gracias por compartir tu opinión del tema!

  • Diego

    EXCELENTE…!!! gracias a dios por estas historias… ah! esa carita feliz al final del blog es medio macabra nose porque lo veo de esa manera me me asusto la muy puta cara cuando la vi jajajaj… “Relato de un náufrago” este libro que me recomendaste comenzare con el este fin gracias…

  • Guille

    Por eso termina Dios en medio de todos los líos de los hombres. Nuestra vida es consecuencia de lo que hacemos y lo que los demás hacen con ella. Dejemos a Dios tranquilo, que bastante trabajo tiene.