Fanáticas


El 95% de las mujeres que lleva puesta vestimenta referente a algún equipo de beisbol está mintiendo. Sí, son grandes neófitas en la materia, a pesar de declarar lo contrario cuando visten con descaro su disfraz. Ellas se esforzaron en aprender los nombres de los principales equipos del país, pero mucho antes aprendieron también que un hombre intenso y apasionado por este deporte moriría de orgullo y excitación fetichista al ver a una fémina con una conducta similar a la de él, pero con vagina y tetas.

Así, pues, ansiosas por seducir al hombre que no les presta atención, seguirán principios básicos de inversión e irán a comprar algunas prendas alusivas al equipo del que su próxima víctima sea fanático.

Esto es lo que padecemos en tiempos de beisbol venezolano; tiempos difíciles en los que seremos sometidos a escuchar por meses a estas desconsideradas sedientas de sexo repetir desgastados chistes, acompañados por ridículos e infantiles chalequeos que dan pena ajena, dirigidos a todo aquél que cometa la estupidez de manifestar ser de un equipo contrario, cayendo así en el juego camaleónico, reforzando la atorrante conducta de sus practicantes. No hay posibilidad de salvación, la serenidad mental del colectivo será un daño colateral de este plan seductor; la mosca caerá en la telaraña, el pendejo de turno caerá ilusionado, creyendo haber conseguido a su media naranja.

Por eso no debes cuestionarte al ver a esa mujer a primera hora de la mañana con la franela de algún equipo puesta, al tiempo que la ves caminar con dificultad y manteniendo cierta separación en las piernas.

Gabriel Núñez

Etiquetas: ,

  • uh, qué duro… bueno, no siempre es por un tipo a veces es para tener aceptación en la “manada” ya sea en el colegio, universidad, oficina, etc. (Claro, ya sabemos que hay mujeres que sí le llevan el pulso a los deportes pero ellas mismas agradecerán este post -si lo leen con cuidado-). 

    Confieso que antes me parecía “cool” llevar la franela de España en los mundiales diciendo “es que mi familia es de allá”, pero ahora me parece algo ridículo pues hay que estar claras en que sólo me sé los nombres de las estrellitas pero ni puta idea de cómo juegan, y a duras penas vi uno que otro juego que no fuese en el mundial. Entonces sería absurdo andar por ahí diciendo tonterías y haciendo chistes “con tanta propiedad”. Niñas, a sincerarnos con el mundo que luego es difícil mantener la estafa. 

    De igual forma siempre hay un certero beneficiado en todo este rollo: quien fabrica las camisas.

    • Anónimo

      Las que buscan la aceptación de la manada forman parte del 4% de ese 5% restante. Sólo un 1% está entregada de lleno al deporte y compra su franela por pasión genuina del deporte, y no como una excusa para caerse a caña y agradar a un tercero. De igual forma, es muy delgada la línea entre la aceptación y el que esa aceptación corresponda a un medio para satisfacer una atracción.

  • Jajajaja.. Los juegos pesados repetidos de cada año.. La foto del león cojiendose al magallanero, el collar con arepas andinas y de masa amarilla, ponerle al amigo que le va al otro equipo en su computadora del trabajo alguna vaina .. Coño ya basta de tanta mierda! Cómo siempre te la comiste you.! (A la espera de un libro) para esos momentos de quebrar la loza bien sea en casa o en el trabajo! Saludos.

  • Hay muchos hombres que también son así, sólo para aparentar machurriez. De verdad esos chistes de Magallanes y Caracas son una ladilla…y eso que mí me encanta el baseball!!! Pero es que mi papá no nos compraba Barbies si no aprendíamos a batear primero…entre tanta cosa le agarré mucho cariño.
    Lo peor de esos chistes es cuando hablas mal de tu propio equipo, yo soy del Magallanes, os corse, pero en la última serie mundial decir que los cerradores de Texas eran Manacho y Machí, aunque era un buen chiste, hizo que mis compañeros de trabajo se arrecharan.
    Qué idiotez!!! 
    Al final la gente que se pone con eso es la que menos sabe…yo no me voy a poner a hacer chistes de fútbol cuando la realidad es que no sé un coño… 

  • Viejo: escribes muy bien. Me vacilo enormemente lo que escribes. Un saludo. 

    • Anónimo

      Muchas gracias, Giordano! Un honor que disfrutes este espacio, comenta cuando gustes de nuevo y gracias por el apoyo! Saludos!