Divagaciones financieras – Parte I

Hubo una alegre época en la que podía almorzar unas tres veces por semana en la calle. Sí, recuerdo con nostalgia que podía comer en abundancia por solo 40 Bs.; con postre incluido, debo destacar. Días en los que sacaba 100 Bs. del cajero automático y tenía el privilegio de pensar en cuáles cosas los gastaría; días en los que podía pensar en plural. Pero en pocos meses ese almuerzo me costó 70 Bs., sin incluir el postre. Medio año después la cuenta marcaba 90 Bs., y ahí supe que todo se me había ido de las manos. Los almuerzos en la calle quedarían solamente para los días viernes.

Está bien, usemos la racionalización más escuchada en las oficinas: “no, mi pana, yo traigo mi lonchera con comidita de casa porque debo bajar de peso, comer en la calle es dañino, así me dice la jeva”. No, idiota, te diré la verdad: todos traemos esta puta loncherita es porque somos pelabolas y ninguno de nosotros aguanta la mecha de comer todos los días en la calle. Mejor dicho, ninguno de nuestros bolsillos.

Ahora que hablo de comer saludable y dañino, recuerdo a un profesor que tuve en primaria. Él decía algo muy lógico: «la salud es una condición que se tiene o no se tiene; por tanto, resulta estúpido hablar de “mala salud” o “buena salud”». Es decir, que si tomamos a una caraja con obesidad mórbida, es idiota decir que ella goza de mala salud; no tiene salud y punto, está a pocos días de morir por una arteria tapada. En el velorio será difícil que escuches: «qué extraño que todo haya ocurrido tan de repente, amiga; es decir, todos sabemos que ella estaba “mal saludable”, que comía pollo en Arturo’s todos los días; que nadie se la cogía en décadas porque le hacía sentir a los hombres que tenían el pene chiquito al ver que no le llegaban ni a un cuarto de vagina por la barrera adiposa antisexo que le colgaba; que debía cambiar de colchón mensualmente porque jodía hasta los ortopédicos; pero considero que no debía morir así, marica…». ¿Te quedó claro? O estás saludable, o no lo estás. Pero no puedes tener una jodida “mala salud”, porque, definitivamente, eso significa que no tienes salud.

Sigo llevando la loncherita, que cada día cuesta más llevarla de paseo por Petare, Chacao, La Castellana y La California. Sí, es una inútil turista de plástico. Los días viernes decido comer afuera e intoxicarme un poco con los alimentos vencidos que estén disponibles en los locales de la zona. Lo normal, pues.

Siempre me ha resultado incómodo cuando llega la hora de pagar y el mesonero espera una propina. Es como darle propina a un barbero porque no me trasquiló el pelo. Como cuando tenía carro y lo llevaba al autolavado: “pana, te lo dejaré limpiecito pa’ que me lances una bombita”. O como si contratara a una puta, pero aparte de los 1.000 Bs. que me cobró, debo darle propina por la buena mamada que me dio. No tiene sentido esto, yo pago por un servicio que, inherente a él, debe venir el que sea bueno, de calidad; no tiene lógica que pague por algo y luego deba premiar una buena conducta. “Muy bien hecho, Jazmine, no me cortaste el glande con tus frenillos, toma cien bolívares extras por saber ejecutar una correcta mamada”. “Gracias, mi pana, por lavar el carro bien y echarle espumita a los cauchos, mereces una propina de 50 Bs., que se adiciona a lo que ya le pagué a tu jefe por el servicio que deberías prestar con calidad”.  ¿O es que acaso pagamos para recibir un mal servicio y estamos supeditados a dar propina para transformarlo en óptimo?

Si pido comida a domicilio, debo dar propina. Si como en un restaurante, debo dar propina. Si voy a la barbería, debo dar propina. Si voy al abasto y meten mis compras en una bolsa, debo dar propina. Si cargan mis maletas en un hotel cuando viajo, debo dar propina. Si pido un vaso de agua en la barra de un restaurante, debo dar propina. Si quiero que alguna diligencia gubernamental salga exitosa en el primer intento, debo dar propina. Vayan a cagar, en serio. Quisiera yo que los clientes me dieran una propina cada vez que joden al teléfono y yo les atiendo bien. Pero no pasa nada. Si atiendo mal, me botan; si atiendo bien, pues ellos no se quejan y entonces gano el derecho de seguir en la empresa. Es simple.

Este es el mundo al revés, no hay duda. “Dame plata y te atiendo excelente la próxima vez que vuelvas; no me des un coño y me masturbaré en tu comida”. En algunos pocos países la propina es una ofensa, ya que consideran que basta con que pagues tu cuenta; el buen servicio y atención es obligación de ellos y no permiten que envicies y dañes con dinero a los empleados para que sean atentos. En el resto del mundo, pues es una herramienta excelente para abaratar los costos de sueldos del personal: te pago sueldo mínimo, pero lo que hagas en propinas es tuyo. No te pago un coño, pero te doy el derecho de quedarte con todas las suculentas propinas. Te pago un sueldo superior al mínimo, ya que le clavo una propina obligada de 10% a los comensales en la cuenta, y adicionalmente te doy el derecho de quedarte con la propina voluntaria que te dejen.

Así que me obligan a ser un comensal errante de los viernes: termino mi comida, pago la cuenta, no dejo propina y huyo. No sé, me parece lo más correcto; la carga del empleado es del dueño del local, no mía. De lo contrario, ¿cuánto me costaría realmente el almuerzo? ¿Cuánto me costaría la mamada casual de la puta con frenillos? ¿Cuánto costaría lavar un carro en el autolavado? Con el corte de cabello sí estoy jodido, no quisiera agotar las barberías de Caracas y terminar en algún antro en el que me corten las patillas con un cuchillo de cocina.

Ser mesonero de un restaurante bueno siempre será más productivo que trabajar en una oficina, sentado al frente de una computadora, con una hoja de Excel abierta. Y es que tenemos ese concepto erróneo del encorbatado hombre de negocios que le da órdenes a un pobre mesonero esclavo que no tuvo oportunidades en la vida y sufre mucho. Nada más alejado de la realidad, pues en casi la totalidad de los casos, el verdadero hombre de negocios resulta ser el mesonero. Ya quisiera yo producir en un día lo que ellos producen.

He visto propinas de hasta 500 Bs. en El Alazán, restaurante ubicado en La Castellana. Es que por suerte para los mesoneros, no todos los comensales son tan calculadores, observadores y miserables como yo. Más bien en ese momento crucial, en el que la cuenta reposa sobre la mesa, se despierta una pequeña neurosis machista ególatra. No quieres quedar ante tu fémina y amigos empresarios como un limpio y tacaño que no es capaz de dejar una humilde propina a un inocente mesonero; así que soltarás unos buenos billetes para que tus acompañantes se sorprendan de tu supuesto éxito. Y si perteneces a esos “nuevos ricos” que se la pasan con la cara roja vasodilatada de tanto jalar caña, pues la situación favorecerá más todavía al subestimado empleado. Por suerte, mi novia sabe muy bien que soy un hijo de puta; por suerte, mis pocos amigos son igual de miserables y pelabolas que yo. Y no soy nuevo rico, más bien soy viejo pobre. Soy limpio desde 1983.

No sé ustedes, pero yo esos 500 Bs. no los hago ni siquiera en tres días de trabajo. Y tomo 500 Bs. para no ser tan severo conmigo en esta humillación pública. Supongamos que el mesonero atiende veinte mesas en un día, y digamos que solamente le dejan 70 Bs. por mesa. Multipliquen… Deprimente el resultado, ¿no?

Esto me invita a reconsiderar mi proyecto de vida -si es que tengo algún proyecto-. También corrobora que mi título de licenciado es el objeto más inútil jamás creado por el hombre. Bueno, realmente no es el único; no debo dejar por fuera a todos esos títulos ociosos venezolanos abandonados en gavetas, mientras que sus dueños conducen taxis y ven cómo aplican la ingeniería, arquitectura, contaduría y derecho en las carreritas que hacen a diario. Mi solidaridad con ellos… y mi admiración también. Lanzarse cinco años de estudios universitarios, ejercer y ver cómo el sueldo se escurre entre los dedos, para luego renunciar y pasarte por el orto el implacable juicio que te hará tu familia, merece mi respeto. Pero es que los entiendo perfectamente, manejando un taxi pueden sacar hasta cinco veces el sueldo que le pagaban en la reconocida empresa que dejaron. Aunque no alcanzan todavía a las ganancias de los mesoneros. Mal por ellos.

Otro oficio que es un tiro al piso es ser camionetero por puesto. Tengo un conocido que su padre tiene una unidad, la cual le produce diariamente 1.200 Bs. Un chofer de camioneta gana más que tres gerentes juntos de la empresa en la que trabajo. Lo malo es que sus pulmones no sirven para una mierda luego, la gasolina y el smog se encargan diligentemente de ello. Además, con el malandraje y tráfico del país, para conducir una, debes ser un hijo de puta al volante. Si quieres hacer plata no debes tener respeto por leyes ni vida humana alguna. Es jodido.

Hablando de putas, si eres mujer y estás cansada de ese sueldito paupérrimo que te paga la empresa de la cual eres esclava, esta información es para ti: una puta barata independiente de sexycaracas.com, cobra 800 Bs. la hora. Supongamos que es una puta floja y perezosa, y únicamente le interesa echar tres polvos al día. Los fines de semana quiere librarlos y así hacerse las uñas acrílicas y compartir con su novio serio y estable; el legal, el Juan Chichero, el que batirá la chicha de media población masculina del país. Daría un total de quince polvos a la semana, sesenta al mes: 48.000 Bs., dinero contante y sonante. Lo estás pensando, ¿no? Tranquila, tómate tu tiempo, todavía le queda vida útil a tu cuerpo; solo es cuestión de decidirte y ponerlo a facturar.

Al final, todos los caminos se encuentran y nos escupen una clara conclusión: todas las mujeres que están pasando roncha deben considerar meterse a putas independientes; y nosotros, los hombres, debemos ser mesoneros de algún buen restaurante. Ahí está la plata, hay que dejarse de pendejadas e ilusiones de títulos universitarios rimbombantes.

Gabriel Núñez

Click aquí para leer: “Divagaciones financieras – Parte II”

Etiquetas: , , , , , ,

  • Zanderky05

    y de prostituto cuanto se gana jajajajajaja???

  • enxh adas

    Y yo que pensaba estudiar Lic. en Letras….creo que seré actor porno Haha..Muy buena tu nueva entrada, como siempre :D. Saludos desde Argentina. 

  • Susana_carol14

    excelente entrada jajajajaja….. bueno no perdi tanto tiempo soy TSU y me gano la vida cuidando carajitos de otros….. asi que lo tomare en cuenta jajajajajajaja….

  • Yasmin

    Jajajaja Como siempre buenísimo, excelente análisis, tomaré en cuenta la sugerencia sobre mi actividad económica, sobre todo porque la puta que escogiste se llama Jazmine, lo tomaré como una señal… Saludos!!

    • Anónimo

       Jajajajajaja, es una señal, no tengas duda de ello.

  • http://www.facebook.com/jeferx Jeferx Bugdox

    48mil mensual? o.O
    Desde que terminé de leer el artículo, he estado pensando en operarme y convertirme en mujer!

  • http://twitter.com/elena_victoria Elena Sánchez V.

    Una buena catarsis fue este escrito. Lo de las propinas es un tema delicado en algunas áreas, por ejemplo no le suelo dar propinas a las peluqueras y me dejan el pelo corto o maltratado, jeje. Pero tienes un punto: para qué premiar una conducta que ya de por sí debe ser de calidad. En fin. Qué risa tu drama de “limpio desde 1983″. Me encantó este post, chico.

    • Anónimo

       No es drama, en serio soy limpio desde 1983. =( #sufrocomoconidayvuelta

  • Magally

    Que buen post! Como siempre has logrado que me estrelle violentamente contra la realidad… Justo ayer el bombero me dijo pichirre porque exigí mi vuelto completo…
    Chillé de la risa con esto: “Por suerte, mi novia sabe muy bien que soy un hijo de puta; por suerte, mis pocos amigos son igual de miserables y pelabolas que yo.”

  • Gustavo

    Me siento tan identificado con este post… Sobre todo con lo de mi título de licenciado es el objeto más inútil que jamás se ha creado

  • Ariana Malpica

    Estos son los posts que me gustan de ti, lo que tienen una critica social, siempre das en el clavo. 
    Excelente Gabo!. 

  • Ypamdisenos

    Excelente y desestresante saber que no soy el unico pelabola de 29 año con frustración al ver que a veces de nada sirve el titulo universitario:-/

  • Will

    Discrepo con lo de la salud me parece bastante subjetivo el tema :3 … Y con lo demás supongo que hay que tener suerte después de salir de la universidad para llegar a hacer algo interesante. Con todo lo demás estoy totalmente contigo … money everywhere! 

  • http://twitter.com/Laura_M24 L@ur@

    La triste y cruel verdad… Te jodes 5 años para terminar como taxista o puta porque es verdad resulta mas que estar trabajando de lo que te graduaste.. Y no me vengan con que esta jodida la vaina para todo el mundo, NOT solo para los pendejos, sino todo el mundo andaría a pie y no daría esas propinas tan altas… Gabriel me reí demasiado con las etiquetas jajajajajajajajajaja…..

    • Anónimo

       Es correcto, es mojón que está jodida para todos…

  • Andrea

    Jaaaaaa! Hace unos 6 meses trabajé en un edificio en el que había un burdelito en el último piso… Husmeando en internet encontré la página y, sí, las putas ganan en 1 mes lo que nosotros ganamos en 1 año.
    Se le va perdiendo la fealdad a esa profesión.

    • Anónimo

       Jajajajajaja, me mataste con esta vaina: “Se le va perdiendo la fealdad a esa profesión”.

  • Alamofrancisco

    Maldita sea lo que nos enseño la television que?
    eso no existe en el mundo real (bueno en latinoamerica redondeano la vaina)

  • http://twitter.com/stefanogress Stefano Gressini

    Excelente manera de expresar una realidad que afecta a la gran mayoría de profesionales de este país, cada vez se confirma mas que los títulos obtenidos sirven para ser un bonito adorno en la sala de alguna casa o están destinados a permanecer guardados en una gaveta, estudiaste informática te ofrecen un contrato con un sueldo por encima del mínimo, llegaste al paraíso! luego resulta que el vago que estudio contigo y se graduó de vaina pagando algunas materias para que fueran aprobadas, tiene carro, apartamento y te aclara que su cuenta bancaria esta “gordita”, como logro eso me pregunte yo “nada marico soy barman en una tasca de un hotel por la casanova y la propinas son bien buenas de ahí saco todo” – “coño no tendrán una vacante por ahí para mi?”-

  • Alfirio Mendoza

    Trabajé de noche 5 años en una línea de taxi de “alto perfil” mientras sacaba la Licenciatura, terminé, dejé ese trabajo, me dediqué a lo que estudié y jamás gané tanto dinero! (como cuando manejaba el taxi! ja ja)

    • Anónimo

       Jajajajaja, excelente leer el comentario de alguien que tuvo esa experiencia. ¿Y actualmente cuál es tu opinión? Al ver que no ganas lo que ganabas manejando.

  • Mefm7

    De pana que es un lastima que los que le echaron bola  y sacaron su diploma no ganen un sueldo que haga justicia a los años que estudiaron.

    Este post entrara a mi baul sentimental de “favoritos”. Tiene humor pero a la vez engloba una gran realidad.

    —cambio de tema—

    Tu nueva imagen de perfil en Facebook me recuerda sobremanera a aquella escena de “El Resplandor”, jaja:

    http://paradigmamejillon.files.wordpress.com/2010/10/el-resplandor1.jpg?w=430&h=241

    Un saludo :)

    ~Mario.

  • http://twitter.com/Pimenleo Leonardo Pimentel

    Eso es verdad, como los cajeros de cualquier banco, esos se meten 300bsf diarios en epoca de octubre a diciembre, sin meter los regalitos que le dan sus clientes por ser pana y dejarlos pasar sin hacer cola, no son ni tsu, pa que estudiamos?, jodemos nuestras mentes en tantos años de estudios para que cuando metas tu curriculum a una empresa te digan que necesitas 5 años de experiencia como minimo, nojoda mardicion! 

    • Anita

      Mínimo tienes que ser TSU y en carreras relacionadas al área… Pienso que antes de emitir una opinión deberías de investigar un poco más… Ah y OJO no soy cajera, pero si profesional

  • http://twitter.com/ArlettSalazar Arlett Salazar Rojas

    Me encantó!!! Gracias por el dato… Pero como dices en las etiquetas, optaré por: pelabola a los 30.

  • Mafer

    yo que pienso estudiar ciencias políticas, ahora que leí esto, de corrupta, oportunista y ladrona en un cargo publico voy a terminar porque eso no da ni medio ¬¬

  • http://twitter.com/mibrielmendoza miguel mendoza

    jejjee lamentablemente para aquellos que nos matamos pa sacar un titulo esa es la triste realidad xD muy bueno men

  • Daniel Anzola

    Coño mi pana si, mira yo soy abogado, tengo 22 y en lo que va de año solo consegui un tigure y porque los planetas se alinearon y se dio la casualidad, una cosa interesante que me pasaba cuando estudiaba es que mi madre me decia que no cualquiera estudia derecho, no cualquiera tiene la oportunidad de graduarse de abogado, la realidad solamente en mi universidad se graduan unos 300 o 400 al año, solamente en mi acto hubo 150 y era el ultimo de una tanda de 3 al año que salen a la calle, mas 200 de la competencia financiera y ni hablar de las misiones y la ubv, una media de 1000 al año y es una población en constante aumento, no te sabría decir cuantos pero más del 70% de los que se graduaron conmigo no tienen trabajo y de los que si como el 10% si trabaja como abogado, entonces estudiar 5 años para amontonarse no tiene sentido, yo ahora estudio es Dirección Orquestal en la UCLA y de eso si estoy convencido que no cualquiera se gradúa (por ahora pues con el dudamelazo ahora todo el mundo cree que quiere ser director).

  • Me lo dijeron tarde

    La frase mas cruel que he leído: “No te pagan por lo que sabes, sino por lo que haces con lo que sabes”. Aprender de mesonero: una o dos semanas, puta: una o dos semanas. Licenciado, ingeniero, abogado: 5 años mínimo. “…lo que haces con…”

  • pectina

    Creo que hay dos puntos de vista, refiriendome a la parte en que hablas de los mesoneros o en su defecto los que trabajan en un restaurante. Lo ves desde el punto de vista de un cliente  y me parece perfecto ahora a mi me gustaria hablarte desde el punto de vista no de un mesonero sino de quien esta detras de una cocina haciendo la comida que comeras, no se si tu seas de los clientes que piden un plato de la carta pero le cambian TODO al plato y terminan haciando su propio plato. En una cocina hay tiempos, existe una mise en place y por ende una organizacion para que salga todo a tiempo y el cliente no se queje y nosotros no nos enredemos, que pasa a la hora de un despacho muy fuerte donde estas a mil emplatando y mandado platos como locos llega alguna comanda de alguno que se cree que esa es su casa y hace con la carta y los platos lo que quieran y uno saca lo que el cliente quiera porque despues de todo el  cliente siempre tiene la razon. A la hora de pagar creo que uno merece la propina porque hace trabajo EXTRA para complacer sus gustos y mi trabajo en tal caso es cocinar no hacer milagros.
     Sigue con tu eterna incorformidad que eso es lo que le da vida a este blog, sin ella nada tendria sentido en este sitio. Saludos.

  • Mopa

    Creo que en muchos restaurantes la propina va a un pote y se reparte entre todos, incluyendo cocineros y hasta al dueño le toca. 

    Notable post

  • Marielacisnero

    Coño… no te voy a hablar lo de mi sueldo como investigadora en la UCV… Mejor me meto a puta y me pongo como seudónimo “la académica”…

    • Anita

      Jajajaja… Una puta llamada “la académica”… Jajajajaja

  • Pingback: Con Ida y Vuelta()

  • Angelo Gonzalez

    Entonces no estaba tan equivocado sobre lo que pensaba de “mi hermoso pais”

  • Iván Avendaño

    Ninguno de los oficios denominados dentro del ambito de los “servicios” tiene seguridad Social, ya eso de por sí es una desventaja. No cobran Utilidades, no tienen bono vacacional, no tienen prestaciones sociales. Lo que te “cobran” en propinas es basicamente en terminos economicos, “el valor agregado”, “la plusvalia” desde que el mundo es mundo esto ha existido. Desconozco cual es el pais que dices que no aceptan que se les de propina al mesonero porque los mal acostumbra, no darle propina al “botones” del hotel porque los mal acostumbra. La verdad ayudanos a saber cual país es ese, que no sea China, porque alla sabemos la explotación del ser humano.

    Creo que desconoces realmente como se maneja el tema de las propinas en los restaurantes, en cualquier restaurant normal la propina de todo el dia, se mete toda en un solo pote y se reparte entre todos los empleados, desde el cocinero hasta el que limpia el baño. Averigua bien.

    EN verdad sería bueno que estudiaras lo que significa “la utlidad”, “la plusvalia” , “el valor agregado” quizas te de luces en tu oscuridad.

    En cuanto a invitar a las damas a que se metan a “putas”, porque se gana bien, bueno no es un secreto que es el oficio mas antiguo del mundo. No hay pais del mundo donde no existan prostitutas y en donde te cobren bastante por el servicio.

    • Victor Da Silva

      Conozco muchos restaurantes en que el sistema de mesoneros es individual, y que cada uno agarra lo que trabaje. Mi hermano por ejemplo es mesonero en un bar y se mete hasta 2 palos en un fin de semana. Si me dices q como 15-20 palos al mes, que serían 180.000 BsF al año (si trabajas con lo mínimo, que es 15 palos al mes), en contra de un sueldo de ponle 5 palos al mes sería 60 palos en un año. Dime en qué negocio u oficina te van a dar esos 120 palos en vacaciones sobrantes. Aparte de que en vacaciones, los mesoneros reciben más dinero y se hacen más plata porque más gente va a gastar. Triste(o feliz?)mente, igual ganan más plata. De esos 180 palos todavía me puedo agarrar como 20 para ahorrar para un “seguro” por si me pasa alguna vaina en una cuenta aparte y voy bien todavía.

  • Daniel

    Panita , ahora es que me vine a tropezar con este blog gracias al Facebook.
    Como tu, también me fui del país, sólo que yo lo hice hace 10 años, tranquilo q no soy un viejo soy del 82, así que entiendo por lo que debes estar pasando.
    Están full interesantes los pocos relatos que he podido leer hasta ahora.
    Comprendo tu frustración cuando dices que no valió la pena haberse matado todos esos años en la universidad para que se te vaya el sueldo en farmatodo jaja, y que la señora de los panqués, los heladeros, y los cuida carros hagan más plata que tu y muchos más en tu situación. Se qué este artículo tiene más de un año colgado en tu página, pero me parece un pelo injusto que arremetas contra la gente que gana propinas, te cuento que yo también tenía una mentalidad similar hasta que me fui de Venezuela y me toco trabajar en lo que llaman the service industry, es decir cualquier pela bola que perciba propinas como parte fundamental de su salario.
    En USA, el pago por hora de un mesonero es bien bajito, por lo tanto viven de la propina basada en buen servicio y los empleadores felices porque la nomina les sale casi que regalada como tu muy bien mencionabas. Pero esto es un peo cultural, ya que en todos los países es distinto. Lo que si se debería examinar con más profundidad es , por que a los profesionales recién graduados de Venezuela le pagan tan mal? Esto también es un peo cultural venezolano , el arribismo clásico criollo, a todos los quieren joder y si eres recién graduado pues agárrate los pantalones .

  • Daniel

    …continuación…
    Se me cerro esto y no pude concluir, bueno , como venía diciendo, lamentablemente los venezolanos somos víctimas de nuestra propia idiosincrasia, por eso nos jodemos mutuamente. En fin chamo, pa lante es pa allá , espero que te vaya depinga a ti y tu novia en esa nueva etapa, emigrar no es fácil , pero tampoco inmamable, mucha suerte, Saludos!

  • Anita

    Llegué a este blog por casualidad y me gusto mucho su contenido… Que risa las etiquetas… Jajajajajaja