Mientras vomito…

Logro salir del cuarto sin que Elena se levante. Me levanto la franela y la barriga está inflamada, su aspecto da risa. Repito desde hace horas el sabor de unas galletas María que me comí en la tarde en la oficina. Ocho láminas de manteca, para ser preciso. Me acosté sin cenar, con quebranto y escalofríos. Elena sí comió, ella está perfecta. Nos quedamos dormidos alrededor de las 10 p.m.

11:17 p.m. Aquí estoy, con diarrea y náuseas. No sé si permanecer sentado cagando o debería lanzarme una de contorsionista y mantener un pequeño giro al estilo de Regan en sus mejores segundos de El Exorcista. Sé que no puedo orinar y eyacular al mismo tiempo; pero… ¿será que el cuerpo humano es tan absurdo que podría antojarse de cagar y vomitar simultáneamente? No me extrañaría. Si anda con esta actitud infantil por comer unas galletas, pues podría esperar cualquier cosa.

Me siento, me levanto, me siento, me levanto. Es como un baile de merengue solitario. Llevo unas cinco cagadas y la barriga sigue con esta penosa facha. Parezco un jugador de sóftbol criollo, luego de su victoria y digna celebración cervecera.

Uno en estos momentos cae en un extraño retroceso de razonamiento y elaboración de ideas. Es como si el cerebro resultara perjudicado por estas aventuras estomacales. Pienso estupideces, ando más dormido que despierto, en una dura vigilia que espera un vómito inminente. Quiero vomitar, pero soy terrible induciendo esta acción. Recuerdo que justo hace unas horas estaba viendo un episodio de Tabú en Nat Geo, en el que hablaban de la exquisitez culinaria y peligro que representan el comer pez globo. La potente toxina de este pez se conoce como tetrodotoxina. Los japoneses alegan que además del placentero sabor del pez, la adrenalina que acompaña el comerlo es muy gratificante, ya que juegan ligeramente con la muerte. Desde que está reglamentada su preparación varios japoneses se han despedido con ese último gusto, aunque ya en la actualidad el número de muertes ha disminuido considerablemente. Todo depende de la meticulosidad y el conocimiento del chef a la hora de cortarlo, sacar el hígado, los órganos sexuales y el intestino, y raspar muy bien la piel (sitios donde se aloja la toxina). Pero nunca falta un chef agüevoneado que la cague y envenene a los comensales, pues.

Les digo todo esto porque mencionaron el caso de un pescador que se intoxicó con pez globo y enseguida ingirió petróleo, logrando inducir el vómito y salvar su vida. Petróleo, panas, petróleo. ¿Leyeron bien? Yo me intoxico y me enfermo con unas galletas; él salva su vida tomando petróleo. Tomaría petróleo en este momento, pero no me queda en la alacena.

El estómago no está teniendo una batalla fácil, el silencio del baño me permite escuchar sus gritos. Siento que algo va subiendo, acompañado de agresivas contracciones en su interior. He comenzado a sudar frío, el cuerpo me comenzó a doler de repente. Estoy acelerado y asustado. Me limpio el culo de nuevo, ya hasta sangre me sale. Me tumbo al piso rápidamente, cual bulímica dramática. Viene una violenta arcada que sirve de preámbulo al evento. Vomito. Comienzo a toser, me ahogo. Vuelvo a vomitar y siento un desgarre muscular en el trapecio, justo en su unión con el cuello. Con una mano agarro el borde del lavamanos; con la otra tiro de la tela floreada que adorna la tapa de la poceta, como si ello significara el fin del vómito y me permitiese recuperar el aliento. Se acabó el segundo asalto y respiro agitadamente. Siento latir mis ojos; también se me duermen las extremidades y hay un desagradable hormigueo. Maldigo sin parar. Presto atención a una baba que quedó guindando en mi labio inferior y llegó a conectarse con la mezcla pastosa de la poceta. El colmo sería que me tragara heces fecales para ponerle más diversión a la fiesta, así que escupo a tiempo, antes de ser víctima del efecto yo-yo que tanto nos divierte cuando estamos solos y tomamos refresco.

Sé que volveré a vomitar. Me levanto y me miro al espejo: los ojos me lloran y están bastante rojos, parezco un marihuanero que dejó sus gotas de blanqueamiento ocular en la gaveta. Sería una excelente prueba de amor levantar a Elena y pedirle un beso en este decadente estado.

Algo viene subiendo nuevamente. Intento jugar a ver qué coño pienso mientras vomito. No sé, a lo mejor ocurre como esas historias que cuentan de que antes de morir ves toda tu vida pasar en cámara rápida. Este vómito fue bastante largo. No me pasó ninguna película ante mis ojos, ni siquiera alguna escena de cuando gateaba. Lo único que pensaba era en cuándo se detendría el infeliz vómito y volvería a respirar. Disfruto mi momento dramático, respiro y me dejo caer para atrás, recostándome de la pared. Soy un jodido ganador. Si fumara, este sería un momento perfecto para prender un tabaco.

Sigo pensando en idioteces. El tema más recurrente es la cara del mongólico del meme de “me iría demasiado”. Qué arrechera, pana, esta vez todos abusaron. Se les fue la mano. Hicieron trending topic a los pendejos estos, bombardearon las redes sociales con memes, críticas y burlas, no descansaron ni un minuto de hablar del jodido tema; invadieron cada rincón de nuestra agradable vida digital y ahora el maldito video se presenta mientras duermo, mientras cago, mientras vomito. Ya uno se tomó el problema existencial de ellos, ya es tarea de mi cerebro pensar en ellos. Ahí es cuando maldigo internet. Ellos se quejan de no poder rumbear en la madrugada; yo me quejo por estar cagando y vomitando a las 12: 53 a.m. mientras me caigo del sueño. Cada quien con su rollo, como dicen.

Cago por sexta vez, y en honor a la idiotez, recuerdo a la intensa del video con su origami. Yo quisiera que mi organismo fuese ese tonto origami: lo tendría en mis manos, lo voltearía y dejaría caer el excremento diarreico, los restos de galletas que queden en mi organismo y el terrible recuerdo de este documental de mierda del que nadie deja de hablar.

Caracas, ciudad de indigestión.

Me cepillo y regreso a la cama. Esta vez Elena sí se despierta.

─Amor, tengo diarrea, cagué un coñazo de veces. También vomité tres.

─Mierda… ─dijo Elena con la lengua enredada y los ojos cerrados.

Mi novia no me para bolas cuando me enfermo… Me iría demasiado.

Gabriel Núñez

Etiquetas: , , ,

  • Elenita Victoria

    Jajajajaja, no sabía que lo de anoche había sido tan dramático, pobrecito. Y qué risa lo del video, tiene diarréico mi TL xD excelente post. No puedo iniciar sesión 🙁

  • Menuda historia de lo que te ha pasado espero lo hayas botado todo… lo de la prueba de amor en ese estado es sublime. Casualmente les iba a preguntar tanto a Ele como a ti su opinion sobre el “documental” ese que anda pululando por allí, ya me hago una idea de tus pensamiento jejejeje, a ver cuando nos leemos… 

    Un saludo!

  • MariGm

    JAJAJAJAJA malvada sea contigo, vale!
    Sobre todo la última línea x).

  • LuisCarlos

    Hay una vacante para guionista de South Park que espera por ti

  • Luis

    Tristemente debo confirmar por experiencia propia que si se puede cagar y vomitar al mismo tiempo! Ahí veras lo fácil que puedes hacer cualquier contorsionismo! Después lo que queda es el dolor en la nuca! Buenísimo el post y la certera descripción del “evento”

  • En la universidad a los que vomitaban y cagaban al mismo tiempo los llamabamos “Los Titanes” (eso viene de la pelicula de disney “hercules”, cuando vimos a un titan vomitando lava) y eso era comun luego de esas peas descomunales… Todos hemos sido titanes alguna vez, a excepción de que salgas en un video que hable sobre la capital de cierta nacion sur americana que es utilizada como lugar para realizar despedidas JAJAJAJAJAJAJAJA

    Creo que ese video llegó en un momento donde estamos en un estado socialmente hablando de “mirame y no me toques”, nos dimos cuenta que nos tenemos arrechera entre los sifrinitos, los tukis, los chavistas, los opositores, los caraquitas, los magallaneros, los que juegan xbox y ps3 contra los que juegan wii, los pasteleros madridistas y los pasteleros “culé”, y creo que le dimos material a mario silva para burlarse como por 10 años, ya veo los montajes metiendo a capriles en ese video, de hecho ya andan diciendo que asi sera la juventud si gana capriles…

    En fin, tengo amigos que se fueron demasiado, otros que nos quedamos demasiado, y la situacion de fondo es que si no le echas bolas no surges, asi vivas en suiza…Supongo que deberias escribir sobre eso en especifico, o sobre el comercial de electrosonic o de gplus que son realmente detestables jajajajaja

    Saludos a la linda parejita y espero que eso no les pase en aruba jajajjajaja

    • Anónimo

      Tienes mucha razón con esto, Johan: “Creo que ese video llegó en un momento donde estamos en un estado
      socialmente hablando de “mirame y no me toques”, nos dimos cuenta que
      nos tenemos arrechera entre los sifrinitos, los tukis, los chavistas,
      los opositores, los caraquitas, los magallaneros, los que juegan xbox y
      ps3 contra los que juegan wii, los pasteleros madridistas y los
      pasteleros”.

      Como me dijo Javier por FB, todos criticamos a Chávez, pero ya nos comportamos como él mismo. No nos soportamos nada ya.

    • Anónimo

      Tienes mucha razón con esto, Johan: “Creo que ese video llegó en un momento donde estamos en un estado
      socialmente hablando de “mirame y no me toques”, nos dimos cuenta que
      nos tenemos arrechera entre los sifrinitos, los tukis, los chavistas,
      los opositores, los caraquitas, los magallaneros, los que juegan xbox y
      ps3 contra los que juegan wii, los pasteleros madridistas y los
      pasteleros”.

      Como me dijo Javier por FB, todos criticamos a Chávez, pero ya nos comportamos como él mismo. No nos soportamos nada ya.

    • Anónimo

      Tienes mucha razón con esto, Johan: “Creo que ese video llegó en un momento donde estamos en un estado
      socialmente hablando de “mirame y no me toques”, nos dimos cuenta que
      nos tenemos arrechera entre los sifrinitos, los tukis, los chavistas,
      los opositores, los caraquitas, los magallaneros, los que juegan xbox y
      ps3 contra los que juegan wii, los pasteleros madridistas y los
      pasteleros”.

      Como me dijo Javier por FB, todos criticamos a Chávez, pero ya nos comportamos como él mismo. No nos soportamos nada ya.

  • Hubieses comido una manzana, tranca de una vez la cagazón. Saludos!

  • Rafaelinhox

    jajajaja sabes… verga caracas fuera diferente sin tanto vomito… jajajaja coño q cagada men. pidele la prueba de amor a elena besala con sabor a vomito

  • Karla_betancourt903

    jajajaja amo las locuras tuyas de panaa… es mas sabes que? me iria demasiado jajaja 

  • Viviana Pérez

    Wou, espero ya te sientas mejor! Lo del video me tiene cansada, que exageración con todo.

  • Ahhhhh bro que vaina, yo ando en la misma… voy a buscar petroleo, si consigo un litro por ahí te llamo.

  • Andrea Araujo

    Jajajajajajajaja coño, Gabriel. Jajajajajajajajajajaja. 

  • Tony

    jajajajajaja, buen post Gabriel, como alguien comento antes, si se puede vomitar y cagar a la vez, y desde mi punto de vista es una de las peores experiencias que he tenido en mi vida.

    Con respecto al tema del vídeo, te puedo decir que por tarados como esos es que meten a toda la juventud opositora en el mismo saco de ignorancia y brutalidad.

    como siempre excelentes tus escritos, saludos.

  • Erving Frontado

    Pana esa galletas Maria que tenían ?, Seguro te metiste una triple bomba ooooo COMISTE PERNIL jajajajaja

  • Leslie___estevanot

    hahahahaahahahaha!! que trauma, mi novia no me presta atencion! me iria demasiado… 

  • MariaLimardo

    Noooo noo vale, este post de verdad que no tiene nombre!! ESTA GENIAL..!! Me morí de la risa!! Elena eres muy cruel con gabriel vale, el no se merece eso jajajaja!! 
    Con respecto a ese documental, es un asco igual que tu vomito!! 

  • dejala demasiado marico jajajajajaja

  • Si se puede cagar y vomitar al mismo tiempo, me paso una vez por culpa de un bon ice hace años. 

    • Anónimo

       Mierda, así estaría de contaminado ese Bon Ice…

  • Sam_2493

    jajajjajajajajajajajjajajaj conchale es triste decírtelo pero me reí mucho de tu situación y la manera corta venas de plasmarlo, jajajajjajaja y el final está muy cómico, jajajjajajajajajajjaja en serio.

  • Daniella Ramírez

    A mi una vez me pasó algo similar, pero con fororo, no sé si saben que es eso pero sería bueno que lo investigaran. Mi novio me hizo de enfermero, a mi si me dieron la prueba de amor. Jajajaja.

    • Anónimo

       Sí, sí, hubo un tiempo en el que tomaba fororo. Debió ser algo pastoso ese vomito, jaja.

  • jean pierre

    Jajajajajaja muy buena la historia, parece haber salido del este del este, me iria demasiado jajajajaja

  • recordando lo malos que son los doblajes y traducciones de la TV de canales de “documentales”, sospecho que el material original de Nat Geo no se refería a petróleo sino a gasolina (“petrol”). lo cual no sería tan descabellado, considerando que el del testimonio era un pescador quien, si se desplazaba en lancha con motor fuera de borda, tenía a mano dicho combustible. otra opción más lamentable (lamentable para el traductor, digo) sería considerar que originalmente se referían a un normal y comestible aceite (“oil”, que en su enrevesada polisemia inglesa también significa petróleo).

  • Orlan Silva

    La vida digital; análoga por demás. Yo suelo darme el trabajo de escapar y entrar en algún libro, justamente para no pensar en gente/casos así (me iría demasiado) Pero no es fácil, la chatarra informativa en masas es como un Burger King del pensamiento, un McDonlad´s del criterio; el solo hecho de evocar invoca (ya quiero unas papas fritas, por ejemplo)

    Saludos en letras
    http://www.orlansilva.com

  • Marian

    jajaja lo mas!