Gabriel & Elena: 1er año en Londres

2013-08-08 14.01.43

Estoy en Notting Hill caminando sin rumbo. En el morral llevo una carpeta negra de cuero falso con más de quince currículos. También un pote agua. Esta caminata forma parte de una agenda diaria a cumplir, con la esperanza de encontrar un empleo y dejar de comer nuestros ahorros. No me gusta Notting Hill por culpa de Julia Roberts; todo lo que me recuerda a ella o alguna de sus películas me descompone. Sí, es una cagada.

Tenemos siete meses en Londres ya. No es mi mejor día. Tampoco el mejor mes. Decido hacer una pausa y sentarme en unos banquillos que rodean a un árbol. Es lo mejor, mi cara al preguntar por trabajo no es la más idónea. Veo pasar a centenares de turistas riendo, con sus cámaras colgando. Una pareja británica de avanzada edad se come un helado al frente de mí, ambos con una insolación típica de verano bastante respetable. Se dan el helado en la boca. Un pequeño niño asiático pasa corriendo espantando a las palomas. Me rodea felicidad, pero en este momento yo estoy hundido en la mierda. Saco la carpeta para apoyar y hacer anotaciones de esta basura de momento. También saco el celular y me tomo una selfie de recuerdo, pocas veces lograré sentirme como ahorita.

Es cuero falso, pero está intacta la carpeta. Me la compraron mis padres en Rattan, en nuestro primer viaje a Margarita. Tendría yo unos 13 años en esa época. Siempre la cuidé y reservé para usar en las diligencias que involucraran documentos a los cuales había que proteger con la vida. También la usaba a diario para visitar a las compañías de seguros y mandar señales correctas y acordes al traje y la corbata que vestía. Recuerdo esa noche perfectamente. No entendía bien lo que ocurría con Margarita, pero mis padres nos compraban zapatos, ropa y otros caprichos, destacando que la isla era mucho más barata que Caracas. Siempre me sorprendía la cantidad exagerada de bolsas de chucherías importadas que llevábamos de regreso a casa. O cuando mis padres iban al casino de noche y regresaban a casa felices por haber ganado y nos daban a cada uno algunos billetes para que gastáramos en lo que deseáramos.

Y viendo la carpeta comienzo a rememorar esos viajes familiares. Sin darme cuenta me encuentro llorando al frente de dos ancianos con quemaduras de segundo grado que muerden una barquilla. Todo es como una jodida pesadilla. Acudo a desempolvar todos los momentos geniales que tengo archivados en mi cabeza. Aparecen fragmentos en los que  están presentes mis padres, mis hermanas, Elena, mis dos mejores amigos, mi abuela fallecida, y mi sobrina, la cual ni sabe que existo. Y aquí estoy, llorando a pocos metros de donde estuvo Julia Roberts. Nada podía ser peor.

Tres palomas llegan y andan comiéndose un pan con hongos en el piso. A pocos centímetros de mí llega una que sólo tiene una pata. Va dando brincos para desplazarse, al tiempo que se estabiliza con las alas. Alguien trató en el pasado de ayudarle colocándole a lo mejor una suerte de miembro falso que hiciera de soporte, pero Londres se encargó de quitárselo con la fuerte brisa y ahora no es más que un teipe negro que le cubre y guinda, con pegostes de comida, el cuarto de muñón que le quedó de pierna.

El escape

Estábamos en Maiquetía con mis padres. Y todo aquello se sentía como “The green mile”, caminando en silencio por el pasillo de la muerte, teniendo todos presente lo que nos esperaba en un par de horas: una despedida desgarradora. Mi última comida en Venezuela fue una pasta boloñesa. Me la terminé de comer obligado, porque el nudo en la garganta bloqueaba cada bocado que intentaba tragar. Yo, en el medio de mis padres, y ese silencio que tanto conozco de ellos.  Recuerdos nada gratos.

Pero por supuesto que estaba feliz por largarme finalmente de Venezuela. Centenares de veces en pleno corazón de Petare, tragando smog y gasolina en un carrito por puesto, había recreado el gran día en que escaparía con Elena de todo ese infierno. Sin embargo, todo tiene un costo: por un lado te libras de todo el caos, miseria, ignorancia e inmundicia de un país; pero por el otro dejas a tus seres queridos.

A los pocos minutos Elena y yo caímos en cuenta de que la hora de presentarse en la puerta de embarque ya estaba transcurriendo. Comenzamos a correr con mis padres, rumbo a la puerta donde sería el final de la milla verde. Ahí, al frente del recinto de migración, se llevó a cabo la despedida que me tumbó emocionalmente durante las dos semanas siguientes. Traumatizante, pudiese ser el adjetivo ideal.

Una vez ingresados y sentados al frente de la puerta de embarque, hablé por celular con mi mamá y le dije que logramos estar a tiempo y que el vuelo no se había ido todavía. Antes de ahogarme por el llanto, alcancé a pedirle disculpas por el sufrimiento causado. Al trancar, los imaginaba como los despedí: llorando intensamente y profundamente decaídos. Sentí una culpabilidad enorme y no hacía más que reprocharme que yo estuviese originando todo eso. Elena abrazándome, y un empleado de Air Portugal interrumpiendo para preguntar si yo era Gabriel Núñez. Me indicó que debía bajar con él porque la Guardia Nacional quería abrir mi equipaje. Ahí comprendí que ellos estaban al tanto de nuestro plan de escape y habían planificado una despedida por todo lo alto.

Yo, con un ridículo chaleco verde fosforescente con el logo de Air Portugal, estaba en la pista, al frente del avión y un militar. Detrás de nosotros se veía el enorme área en donde la magia de las maletas ocurría: decenas de empleados de aerolíneas se divertían recreando jugadas de béisbol y se lanzaban el equipaje de todos nosotros. Pero como buenos representantes criollos, nadie atajaba nada y todas terminaban estrelladas en el piso.

—¿Llevas alguna clase de droga?

—No, para nada.

—¿A dónde te diriges? —me pregunta el héroe de verde, mientras amasa mi maleta y su interior.

—A Londres.

—¿Qué harás allá?

—No mucho, solamente dos meses para estudiar un poco de inglés.

—¿En qué trabajas acá?

—En una corretaje de seguros.

El guardia sacó mis medias, interiores, jeans y las puso en una mesa de plástico. Comenzó a aplastar todo el restante y metió su mano bien al fondo de las franelas, dejándome su sensual olor a cigarrillo y grasa de mecánico de recuerdo. Metió todo de nuevo como le provocó, la cerró y me dejó ir. Arriba Elena me esperaba ya en la cola para abordar el avión.

No negaré que el momento del despegue es algo especial y enorme. Sabes que no vas por un curso de inglés. Sabes que no vas de turista. Sales de territorio venezolano y ves cómo los ranchos se van encogiendo hasta que los pierdes de vista. Es jodidamente hermoso.

La llegada

Todo es muy confuso y abrumador al momento de llegar a tu destino. Todavía más si cometes la estupidez de emigrar a mitad de invierno, en los días más fríos del año de esa ciudad. Tienes la emoción de que finalmente llegaste a lo que será tu nuevo hogar, estás sumamente agotado por el vuelo y la falta de sueño; y al mismo tiempo, horas atrás, dejaste a tus padres llorando en un aeropuerto. Todo es nuevo para ti y el ritmo de esta ciudad te recibe con gente esquivándote y haciéndote presión para que te apartes o camines rápido por las vías del Metro. Es una mezcla de emociones y luces como un completo tarado.

Desde Venezuela ya habíamos reservado un cuarto en el apartamento de una pareja que se veía confiable y que tenía buenas calificaciones. Ahí solamente estaríamos dos semanas, por lo que nuestra primera tarea sería encontrar un sitio para vivir juntos. Nos encontramos con Petra, la pareja del francés dueño del apartamento, en un Starbucks que quedaba a cinco minutos de su casa. Ya de noche, en medio de una brisa helada, Elena y yo subíamos nuestras cuatro maletas por las escaleras de la pequeña edificación. Esta pareja que nos recibió era adorable y atenta, sobre todo el francés, que era un tipo relajado que todas las noches se tomaba un vino mientras veía series en su laptop sentado en el sofá.

Al entrar, Petra nos hizo un recorrido por el pequeño flat, acompañado de una inducción de cómo funcionaban las cosas y dónde se encontraban. Dejamos las maletas y salimos comprar algunas provisiones para la cena y el desayuno. Ya cenando, abrumado por toda esta nueva información, Elena y yo nos limitábamos un poco a hablar porque la húngara estaba en la pequeña sala con nosotros. Yo sólo quería terminar, bañarme y echarme a dormir. No recuerdo cómo hice esas tareas, sólo recuerdo que nos cepillamos y, esquivando maletas en el cuarto, nos arropamos. Elena andaba animada y lista para comenzar el plan de búsqueda de nuestra casa. Yo únicamente atiné a decirle que no quería hablar, sino llorar y dormir. Ella me abrazó y así me quedé dormido.

La mañana siguiente estábamos solos, la húngara se había ido a trabajar. Algo se estrellaba suavemente contra la ventana del cuarto y, al abrir la cortina, pudimos presenciar la primera nevada de Londres en ese invierno. Fuimos a prepararnos el desayuno, a Elena le provocó unas tostadas bien calientes así que le puso toda la intensidad posible a la tostadora, quemándolas por completo y activando la alarma de incendio del apartamento. Humo en toda la cocina, Elena echando aire con un trapo a la tostadora y yo viendo cómo podía apagar la alarma, al estilo de Ben Stiller en Zoolander cuando estaba frente a una Mac.

Nos echamos en la cama nuevamente para planificar las cosas que se nos venían. Como a las cinco de la tarde nos bañamos para ir a almorzar algo. No teníamos ni idea de qué comeríamos o a dónde podíamos ir, así que Elena estableció la ruta en Metro a Oxford Circus. Al bajarnos, lo que nos recibió fue una cachetada de brisa con nieve. Empezamos caminando, luego terminamos trotando comiendo nieve, con los ojos cerrados y los celulares con mapas abiertos para hacer el intento de ubicarnos. Hacíamos pequeñas paradas en tiendas para tan sólo calentarnos y agarrar aliento para volver a salir. Terminamos en un Pizza Hut de Marble Arch. Hagan una idea del frío que tenía, para que yo mismo accediera a meter a Elena en una pizzería.

Vivir en el cuarto de un apartamento ajeno no es muy agradable: menos aún si el cuarto de los dueños está al lado del tuyo. Estábamos preocupados, pero aún así en algunas noches podíamos ponernos románticos antes de dormir. Lo primero que percatamos cuando fuimos a dormir nuestra primera noche, es del absoluto silencio que se presenta. Escuchas desde la respiración de tu pareja, hasta el nacimiento de un peo que saldrá en quince minutos. Todo se escucha, y es bastante incómodo al principio. Luego te acostumbras y más bien lo agradeces. Pero nada, sólo quedaba hacerlo en cámara lenta, poner un cobertor silenciador alrededor de nosotros y gritarle a una almohada.

Esas dos semanas siguientes intentamos ir barriendo las tareas de la agenda. Elena pudo abrirse su cuenta en el banco; yo no porque mi curso de inglés era inferior a seis meses y además no estaba trabajando. Una pareja de amigos acá nos ayudaron y Elena logró ser contratada para realizar unas traducciones y redacción de ciertos artículos; era muy poco dinero mensual el que ingresaría, pero era mejor que nada. Además, eso permitiría ya tener una referencia laboral de Reino Unido. La búsqueda de la nueva casa, lidiar con llamadas telefónicas y entrevistas, quedó en manos de Elena. Yo asistía al curso de inglés y estudiaba en las mañanas. Llegué a acompañar a Elena a dos visitas de posibles apartamentos tipo estudio que podíamos alquilar. Ambos lucían bien, pero en Londres si te tomas un minuto para pensar tu decisión te quedas sin el apartamento. Como todo en esta ciudad, el mercado inmobiliario es agresivo y se mueve desbocadamente.

Y así corrían los días de esas dos semanas; sin un apartamento para mudarnos, con la húngara regañándonos por tener la luz prendida del cuarto, y cuatro maletas atravesadas en la pequeña habitación. La desesperación comenzó a presentarse, y una mañana Elena iba a ver un apartamento y me preguntó si quería ir. Respondí que prefería quedarme descansando y estudiando inglés.

Elena regresó con la noticia de que ya teníamos apartamento para mudarnos.

Flat al Funghi 

Mi primera visita a este nuevo apartamento tipo estudio, el cual sería nuestro nuevo hogar, fue nada más y nada menos que para firmar el contrato y pagar en efectivo el depósito. A simple vista, pude ver un sofá roto y completamente sucio, como de esos que tienen a veces los talleres para que los mecánicos se echen un guinde o los perros callejeros que montan guardia en la noche reposen. Tuve una efímera alegría al ver el televisor, porque resultó inútil por completo por ser tan obsoleto; ni siquiera un canal era capaz de mostrar. No había calefacción tampoco. La electricidad era suministrada a través de una máquina tragamonedas en la parte superior de la entrada. Me fui al baño para tomar una bocanada de aire y recuperarme, pero fue como meterme en una cava: debajo de la poceta, un tubo que atravesaba la pared quedaba colgando, dejando todo su alrededor al descubierto y permitiendo la entrada de toda la brisa de invierno londinense. No había tiempo para ponerse creativos y rechazar ese flat, de lo contrario podíamos quedar en la calle.

2013-01-29 13.53.52

Esa mañana, en nuestro nuevo nido de amor, debíamos comenzar la tarea de poner orden al desastre. Salí a comprar productos de limpieza para limpiar todo el baño y la cocina. El colchón era una hamaca. Fue traído directamente de un lote de colchones que desincorporaron de una prisión en Reino Unido porque causó daños irreversibles a la espalda de un recluso. Aún nos quedaba una noche más por dormir donde la húngara y el francés, así que por internet compramos un colchón nuevo para que nos lo llevaran la mañana siguiente. También le escribimos al landlord para ver si era posible botar el televisor y el mueble. Nos respondió que eso era de las antiguas víctimas, así que, en modo ninja, Elena y yo decidimos bajar entre los dos el mueble por las escaleras y dejarlo abandonado en la entrada de la casa donde vivían otras víctimas como nosotros. Lo mismo hicimos con el televisor.

Recibimos el colchón al día siguiente. Compramos sábanas, almohadas, platos, cubiertos y todo aquello que das por hecho cuando vives con tus padres. Limpiamos, ordenamos y bromeábamos; me parece que lo hacíamos porque en el fondo sabíamos que estábamos metidos en tremendo peo con este nuevo flat. También compramos una cocina eléctrica de dos hornillas por Amazon, para ahorrar dinero y poder prepararnos nuestra propia comida.

Y así fue, esa primera noche descubrimos el piso era una especie de madera balsa flotante, como una tarima. Cuando los vecinos de arriba caminaban, todo un estruendo de madera podrida crujía en nuestro pequeño apartamento. Imaginen un ruido de intensidad tal, que lograba despertarnos sin falta todos los días a las cinco de la mañana. Los días fueron pasando y otros daños ocultos y sorpresas comenzaron a aparecer. Una mañana noté una mancha extraña en una esquina, le pregunté a Elena si la recordaba haber visto. Comparamos fotos iniciales y no estaba. Esa mancha fue creciendo saludablemente en forma de labios vaginales, y ya teníamos claro que un serio problema de humedad se desarrollaba.

2013-03-09 22.19.22

También en la segunda semana descubrimos que el flat venía con mascotas incluídas: adentro de las paredes habitaban ratas, que por lo general se movían en la noche y la madrugada. Eran múltiples pasos rápidos, acompañados del sonido de una suerte de rasguños, los cuales iban de un lado a otro rodeándonos por toda la casa. Elena y yo nos quedábamos viendo el techo, imaginando que comunidad de roedores se ocultaba en nuestras paredes sin colaborar con el pago de la renta mensual.

Durante esos días yo seguía yendo a clases de inglés. También me inscribí en un gimnasio cerca de la casa, de lo contrario hubiese perdido la cordura encerrado. Ya con esta nueva dirección de vivienda, comenzamos a resolver los papeles para poder buscar trabajo y eso. Por mi parte, sólo me quedaban unos tres meses para que se me venciera la visa. Esta etapa de Leyton (así se llama la zona donde vivíamos), fue muy interesante. Emigramos sin saber cocinar siquiera un pollo. Ahí juntos inventábamos y comenzamos a probar nuestros primeros experimentos. Reíamos, a veces comiendo insípidas comidas que Elena investigaba por Youtube. Luego me iba al curso y regresaba en la noche apenas salía. Ninguno de nosotros quería estar durante el día en esa casa, Elena se iba con la laptop a un supermercado que estaba cerca y tenía una cafetería, que con su calefacción era una suerte de refugio. Yo la pasaba buscando en la noche al salir del curso, para así irnos juntos como pareja al rancho helado.

diptic_1360430775434

Conocimos juntos la verdadera cara del frío, enemigo que jamás debe ser subestimado. Teníamos una calefacción portátil que nos habían regalado, pero no era de ayuda, ya que si la prendíamos por unos diez minutos nos costaría una libra en el tragamonedas. Además, la lucha de la calefacción contra ese frío, era una batalla que requería de al menos una hora para ser pareja. Dormíamos con dos sábanas polares que nos enrollábamos en los pies y piernas; luego venían dos cobertores bien gruesos y pesados los cuales nos poníamos hasta las orejas. Elena calentaba con el secador de pelo todo el colchón y las sábanas antes de acostarnos a dormir, quitando así la terrible sensación de humedad que acumulaba la cama. Si no hacíamos eso, se sentía perfectamente cómo nos acostábamos sobre un colchón mojado. Luego de eso era abrazarnos y respirarnos el aire caliente mutuamente para quedarnos dormidos así. Dormíamos con mono, franela, sweater y medias. Acostumbraba a darle manzanilla y algo de carbohidratos a Elena en la cena, para que su barriga se mantuviera caliente mientras durmiese. Un heater endógeno. Si alguno de los dos se metía a bañar, el otro quedaba de guardia calentando la toalla para pasarla al oír el grito. Luego, temblando, salías del baño y agarrabas el secador de pelo para realmente secarte, ya que la toalla húmeda hacía sólo un porcentaje del trabajo. La intimidad pasó a regirse por una sencilla regla: si las ganas de sexo son superiores a la sensación de frío, está bien, pero muévete con cautela y no dejes que éste entre por debajo de las sábanas; además, no quites prendas que no son necesarias quitar.

382255_10152519462670411_850356288_n

IMG-20130329-WA0000

Todo estaba tan compactado en ese apartamento, que la mesa estaba pegada a la cama, por lo que más de dos veces sin querer le eché aderezo al cobertor mientras almorzaba. Alejándonos de la pared húmeda y el mal olor, cambiamos la posición de dormir y nos pusimos del lado contrario. Las almohadas a veces se corrían mientras dormías y terminabas a veces apoyando la cabeza en la mesa, en vez de la cama. Soñabas con comida, porque las almohadas olían siempre a pollo, arroz, vinagre y tortilla española. Eso a Elena le gustaba, supongo.

IMG-20130417-WA0008

2013-02-10 12.57.14

2013-02-25 22.11.13

Pero los problemas comenzaron a agravarse. La máquina tragamonedas nos robaba el dinero, y la mayoría de las veces el landlord no estaba pendiente del contador principal del edificio y se reseteaban todos los contadores de los apartamentos, haciéndonos perder todo los créditos que teníamos en la máquina. La humedad se apoderó de esos pocos metros y el hongo invadió las paredes. El olor del apartamento era terrible, no importaba si abrieras las ventanas. El agua caliente dejó de salir en el lavaplatos y el lavamanos. El agua salía tan jodidamente fría que te quemaba como a los cinco segundos. El privilegio del agua caliente quedó sólo en la ducha, así que comencé a cepillarme en la ducha, metiendo el brazo con cuidado a través de la puerta. También empecé a fregar los platos en la ducha. Tomar una ducha y pisar una cebolla frita era ya algo normal, debías con el dedo gordo del pie ayudarla a irse por el desagüe. Hablábamos en la casa y siempre salía vapor; orinaba y parecía una chimenea; cagar temblando era ya algo normal. Paralelamente buscábamos trabajo, requeríamos dinero si soñábamos con salir de ese hueco húmedo.

2013-02-25 22.13.02

Un día que salimos juntos a buscar trabajo Elena encontró en una peluquería; yo, un trial day de mesonero en un restaurante de hamburguesas gourmet. Creo que no le gusté mucho al gerente, porque no me llamó los días siguientes para decirme que había quedado. El tiempo corría y mi pasaporte tenía una visa que se vencería en un par de meses, cosa que no le simpatizaba a los dueños de locales cuando preguntaban mi estatus de papeles en Reino Unido.

2013-03-09 16.03.55

2013-03-09 22.21.12
2013-02-15 23.42.24

Comenzamos a enfermarnos por dormir rodeados de hongos. Elena respiraba con un pitido en las noches y tenía tos; también le daba alergia en la piel. Yo, tan sólo me levantaba en las mañanas con tos y flema, y al escupir salía sangre. Solamente eso, sangre en el lavamanos todos los días. Ya el proyecto estaba oficialmente en riesgo por andar respirando esporas de hongos. Deliberábamos sobre nuestra situación, pero siempre concluíamos que si nos mudábamos y pagábamos otro depósito, quedaríamos con muy pocos ahorros y la proyección que habíamos hecho de estancia en Reino Unido en caso de desempleo, se reduciría casi a tres meses. Mandamos un correo al landlord y la agencia, explicando con fotos lo que ocurría en el flat. El landlord, un chino sabrosón, muy calmado y de voz dulce e imperceptible, dijo que arreglaría el problema. Pasaron los días y no vino nadie, así que Elena se arrechó y a punta de cloro y espátula comenzó a quitar la pintura de las paredes, la cual se venía con los hongos abrazados a ella como un koala.

El chino llegó esa misma semana con una china que llevaba un sombrero tropical y cholas, como si estuviese en Aruba. Ella “repararía” el problema: echó una brocha de pintura y listo. Bastaron unas dos semanas para que el hongo nuevamente estuviese en su etapa de adultez, fornicando y forrando de terciopelo negro, verde y blanco las paredes de nuestro maldito nido. Y regresó el pitido de Elena; y mi sangre mañanera también. No aguantamos más y tomamos la decisión de irnos de ahí. Con Elena trabajando, esta vez era mi turno de buscar la nueva casa. Establecimos montos, cosas obligatorias que debía, y no debía, tener el nuevo apartamento. Así que una mañana me paré temprano, me di una ducha, desayunamos y me vestí presentable. Me bajaba en diferentes estaciones y exploraba las avenidas principales de la zona, entraba a las agencias y me ponía a hablar para ver qué tenían disponible realmente al momento. Buscar en internet es un desperdicio de tiempo en una ciudad tan acelerada, al tiempo que puedes caer en alguna estafa si eres incauto.

Muchas me ofrecían apartamentos tipo estudio, y al mostrar fotos se podía ver a familiares de Leyton saludándonos. Un par de ellos aguantaron la risa al saber que buscaba un apartamento de un cuarto, que yo andaba desempleado y que mi esposa trabajaba en una peluquería. Me paré a comer en un Burger King que se me atravesó, al tiempo que con Google Maps iba estableciéndome la próxima zona a ir. No negaré que ya a las cuatro de la tarde  comencé a desesperarme; regresaría con las manos vacías a aquel hueco de hongos a seguir pasando frío. Recorría la calle principal de una zona aleatoria en la que me bajé y todas las agencias me estaban poniendo en lista de espera; ya sin esperanzas entré a la última agencia que me quedaba por ver del área.

—Hola, buscaba un apartamento de un cuarto para mí y mi esposa. ¿Tiene algo disponible? Éste es mi presupuesto. —pregunté, mientras abría la carpeta de cuero falso y sacaba una hoja con nuestras exigencias.

—Hhmmn, precisamente vengo de tomar las fotos a dos que tenemos disponibles con esa descripción. Cuéntame, Gabriel, ¿a qué se dedican tú y tu esposa?

—Yo acabo de terminar de estudiar inglés. Mi esposa trabaja en un peluquería.

—Ah, ok. Bueno, tengo como te digo dos apartamentos disponibles así a unos quince minutos de aquí, pero te confieso que me preocupa un poco la situación económica de ustedes. Pero podemos verlos primero y luego hablamos bien de ese tema.

—¿En serio? ¿Podemos ir a verlos ya?

—Ahorita mismo, no. Ya en unos minutos cerramos, pero mañana podemos ir a verlos a las tres de la tarde. ¿Te interesa?

—Sí, por supuesto. ¿Sería mucha molestia si pudiese enseñarme las fotos que tomó de esos apartamentos?

—No, para nada. Déjame buscar la memoria de la cámara y te las muestro en esta laptop.

Una esperanza de no morir con un hueco lleno de esporas en el pulmón se había presentado. El educado inglés se sentó y fue mostrando las fotos. Al ver las fotos del segundo apartamento me emocioné y tuve que disimular un poco. Mientras pasaba las fotos y me hablaba del apartamento, entré de nuevo en el personaje.

—Estoy muy interesado en el segundo apartamento. Cumple con lo que buscamos totalmente.

—Perfecto, Gabriel, ¿te anoto entonces en mi agenda para mañana a las tres?

—Sí, aquí estaré. Pero quisiera pedirle algo y disculpe el abuso: no muestre a más nadie el apartamento, quisiera ser la primera persona en verlo, sé cómo se mueve el mercado inmueble en Londres.

—Tienes mi palabra. Serás el primero en ver ambos.

—Y por favor, no se preocupe por el tema del dinero, tenemos respaldo para pagar esa renta sin problemas, sólo que estamos llegando apenas a la ciudad —dije osadamente, sabiendo bien que estábamos casi en bancarrota y en cuenta regresiva para morir en manos de un hongo gigante.

—Está bien. Ya hablaremos ese tema mañana.

Me fui optimista. Puse Hangar 18 de Megadeth y, luchando con la brisa helada, sentí algo de energía nuevamente, esa noche llegaría con una buena noticia para dar a Elena. Recordé que había visto un río en las fotos que me mostró el señor, así que abrí Google Maps y me puse a analizar toda la zona. Encontré el río y decidí caminar hasta allá para ver por fuera el vecindario y los edificios. Llegué y entré para tomar fotos y poder enseñarle a Elena lo que sería nuestro posible apartamento. Llegó una señora y me solicitó que me retirara de la urbanización, que eso era una zona privada y no podía estar ahí. Me disculpé diciendo que yo era un turista y me había desviado a tomar fotos del río.

IMG-20130417-WA0001

Regresé con la buena noticia. Esa noche me costó dormir. Sólo pensaba en sacarnos de Leyton y recuperar nuestros pulmones. Al día siguiente fui con efectivo en el bolsillo, si ese apartamento me gustaba en persona, pues tenía que apartarlo y negociarlo lo más pronto posible. Y eso pasó. Lo aparté, pero no podíamos mudarnos ni terminar de pagar el depósito y firmar el contrato, ya que la agencia estudiaría nuestros papeles y soportes de cuentas que entregamos. Todo el proceso duró una semana y algo; durante todo este tiempo no dormía bien por la ansiedad y no dejaba de pensar en el apartamento, temía que no pasáramos el análisis que hiciera la agencia con nuestros ingresos y cuentas bancarias.

Gran Misión Vivienda

Una tarde estaba solo en el flat, viendo Dredd 3D en la laptop, cuando recibí la esperada llamada al celular:

—Hola, Gabriel, llamo para felicitarlos, el apartamento es de ustedes. ¿Cuándo se quieren mudar?

—¡Ya mismo!

Al trancar el teléfono sentí una emoción desenfrenada. Me abracé con el hongo y celebramos por unos minutos gritando en círculos agarrados de manos.

Los siguientes tres días me encargué de la mudanza. Tomaba el Metro unas tres veces al día e iba y venía con la maleta grande llena de ollas, platos, ropa y todos nuestros peroles.

IMG-20130417-WA0007

Ya estando en ese nuevo flat podíamos sentir algo más de tranquilidad, sin embargo la presión por los ahorros seguía más presente que nunca. Ya teniendo una dirección fija, pasamos a despachar nuestros pasaportes por correo postal para que me dieran mi residencia. Esta tarea no la habíamos hecho antes por la incertidumbre de qué pasaría si nos íbamos de Leyton y luego los pasaportes los mandaban para allá y eran recibidos por un hongo. Al despachar mi pasaporte, era un hecho que no lo volvería a ver en unos dos meses. Lo cual me ponía en jaque en materia de buscar empleo. El gobierno manda una confirmación de recibido e indica claramente que puedes buscar empleo en este lapso de tiempo, y una vez recibida tu residencia se la enseñes a tu empleador. En la práctica ningún empleador te negará que te postules a un empleo, pero con sólo no llamarte ya basta, nadie quiere buscarse problemas con empleados que no estén perfectamente en regla. Así que pasé a ser un miserable perro callejero sin pedigrí. Busqué trabajo en varias ocasiones y al responder mi estado en cuanto a papeles se caía cualquier oportunidad.

Agradezco a Elena su enorme paciencia y solidaridad conmigo en esta dura etapa en la que entré. Ella madrugaba y continuaba trabajando, trayendo dinero para hacer frente a nuestros gastos y retrasar la muerte inminente de nuestros ahorros. Pero es imposible, así cuentes con la solidaridad de tu pareja, no sentir la enorme presión de ser improductivo y no comenzar a sentirte como una carga y estorbo.

Por suerte, la misma persona que contrató a Elena para las traducciones, un día me llamó y me dijo que había un contrato temporal para hacer 230 traducciones en menos de dos meses. Obviamente, acepté. Esto ayudó un poco a mi salud mental, me mantenía ocupado durante el día y de alguna manera me sentía útil y que ayudaba con algo en la casa.

En este período de espera de mis papeles varios amigos y familiares pasaron a visitarnos. Lo cual indiscutiblemente aumentaba la presión y mis preocupaciones, ya que todos sabían que nuestros ahorros agonizaban; y de igual forma que Elena trabajaba y yo andaba indocumentado.

Dos meses después llegó mi pasaporte y mi residencia. Celebramos esa noche comprando algo bueno para cenar. Aunque ahora que lo pienso no sé qué celebrábamos realmente, porque aún seguía sin un trabajo concreto y estábamos en cuenta regresiva de fracasar.

Una mañana en la que Elena y yo hacíamos traducciones, un amigo húngaro que hice acá me mandó un mensaje diciendo que necesitaban a un rebanador de jamón y carnes en su trabajo, y que la hora de entrada era a las seis de la mañana. No había mucho que pensar, se lo comenté a Elena, nos alegramos y pues acepté.

Etapa laboral

A la mañana siguiente fui a mi día de prueba. Rebané toda la mañana porquerías para engordar y acompañar con pan, cargué unas cuantas cajas para el depósito y siempre intenté lucir lo más diligente posible para quedarme con el puesto, ya que competía con otros interesados. Al mediodía me despacharon y me dijeron que me avisaban cualquier cosa. Esa misma tarde llamaron para confirmarme que había quedado.

Para llegar a tiempo a ese trabajo debía levantarme a las cuatro de la mañana. Ya estando contratado, comencé a ver la realidad del trabajo. Tenía dos jefas, las cuales eran unas machorras toscas y con voz irritante. Una era rubia y tenía más trapecio y espalda que un jugador de rugby; la otra, pelo negro y con serios trastornos de personalidad, donde cada día era una sorpresa diferente; en un minuto podía cantar canciones de Madonna y reír, pero en el otro comenzaba a gritarle a la gente que faltaban 20 segundos para comenzar a hacer pasta y teníamos un retraso de 50 segundos. Todo era confuso y yo no lograba entender cuál era la intensidad con el tiempo; así terminaras a tiempo los jodidos panes y pastas, igual se quedarían tirados en el piso un buen rato hasta que vinieran los transportistas a llevárselos. Mis compañeros se caían con la harina, se cortaban los dedos y quemaban con las orillas de las ollas. Yo era más relajado, y mi única preocupación era regresar con todos los miembros a casa. Me movía lo más rápido posible, pero jamás con la desesperación que lo hacían los demás, donde todo parecía una competencia por ver quién se mutilaba más dedos.

Esto comenzó a incomodar a mis jefas, ya que por ejemplo, yo andaba rebanando un tocón de carne a cinco centímetros de la hojilla de la máquina y ellas me gritaban que le diera más rápido y que no quedara nada; hasta el mecate que amarraba la carne debía ser picado, aparentemente. Yo argumentaba que ya quedando tan poco, se debía ser muy cuidadoso porque la carne no estaba totalmente nivelada y en cualquier momento cedería al ser comida por la hojilla, y pues tus dedos pasarían a ser el nuevo relleno del pan.

Una tarde rebanando con un compañero, le pregunté si podía ir a orinar rápido. Él subió la mirada con miedo, vio el reloj empotrado en lo alto de la pared y me dijo:

—Espérate mejor hasta tu break, Gabriel, no te metas en problemas.

—¿Cómo así, David? ¡Falta más de una hora para mi break!

—Sí, pero te puedes meter en problemas.

—¿Qué carajos es lo que está pasando en este sitio, pues? Debo ir a mear, David, en serio iré.

Fui a mear, señalando el baño a mi jefa. Apenas estaba soltando el orine, mi nombre fue gritado desde afuera. Salí y me reclamaron por estar perdiendo el tiempo. Definitivamente algo estaba mal con esas dos carajas. Dos compañeros me advirtieron que me cuidara, que a veces le lanzaban a uno los panes mientras gritaban, que ese día andaban de buen humor y fueron suaves conmigo.

Al día siguiente me la dedicaron y se divirtieron conmigo las bullies. Resistí hasta el final de la jornada y no volví más.

2013-03-14 16.56.48

Regresé al desempleo. Rápidamente me puse a buscar otro empleo donde el bullying no fuese política de la empresa. Encontré un restaurante a los pocos días, el cual necesitaba un kitchen porter, criollamente y mejor conocido como fregaplatos.

Fui al día de prueba y a treinta minutos de estar fregando, un chef me llamó para que fuese a almorzar un plato de pasta con calamares sentado en una mesa. Extrañado fui y me puse a comer, a fin de cuentas tenía hambre y así ahorraría un almuerzo al llegar a casa. Hasta ese momento sólo había conocido a dos chefs: Daniel, el chef italiano que me ofreció comida; y una italiana que jamás me dirigió la palabra, a pesar de que sí hablaba con el resto del restaurante. Una angosta cocina en forma de “L” era mi nuevo sitio de trabajo, y para ser más específico, mi área de trabajo era en la parte pequeña de esa “L”. No había ventanas, no había aire acondicionado. Sólo la puerta abierta al inicio del pasillo de los hornos y fogones, era la única fuente de oxígeno a la “L”.

Ese primer día lo resistí bastante bien, pensé que para ser un restaurante con muchas mesas, el movimiento era algo relajado. A las cinco de la tarde conté con la ayuda del antiguo kitchen porter, un simpático hindú al que habían ascendido a ayudante de chef, por lo cual, me impartía sus enseñanzas en el arte del fregado de platos y ollas. El chef principal a las diez de la noche me dijo que me podía ir y que se comunicaría conmigo al día siguiente para decirme cuándo empezaba. Este chef era una mezcla rara, era de aspecto asiático pero que hablaba un italiano mucho mejor que el inglés. Era bastante alto, sumamente flaco y al hablar, sin importar el idioma en que lo hiciera, emanaba una ligera torpeza y dificultad del habla. Su nombre era Chung.

Esperé la llamada y no pasó nada. Al segundo día llamé yo y pregunté por Daniel. Él, con tono de haber contestado una llamada no esperada, me dijo que, siendo honesto, Chung había seleccionado a otro que fue luego de mí.

Y así quedaba de nuevo con las manos vacías.

Al día siguiente me estaba postulando a varios trabajos, y el chino italiano me llamó al celular:

—¿Aún estás interesado en el puesto?

—Sí, claro.

—Ok, comienzas mañana a las tres de la tarde.

Nuevamente volvió la emoción efímera de la que ya estaba acostumbrado y aburrido.

Ya entraba a mi primer día oficial de trabajo en el restaurante italiano. Noté que no estaba el hindú por ningún lado. De mi primera experiencia había terminado con las manos despellejadas por el contacto del agua durante tantas horas, así que esta vez había decidido llevar unos guantes amarillos que tenía en la casa. Daniel se acercó a saludarme mientras fregaba unos sartenes que tenían pegado algo que no saldría ni con ácido.

—Ey, felicitaciones, compañero. Veo que te han vuelto a llamar. Pues sí, comenzó ayer el nuevo kitchen porter que el jefe había agarrado, pero no aguantó, y a media jornada se largó y nos dejó todo esto. Yo le dije al jefe: “Anda, llama al venezolano, lo hizo bien y no me jodió la paciencia. Además llamó ayer interesado para ver si había sido escogido. Él quiere trabajar, llámalo”. Así que te llamaron —dijo sin parar, mientras jugaba con unos cuchillos chocándolos entre ellos.

—Muchas gracias, en verdad. ¿Y eso que andamos solos acá?

—Bueno, el jefe entra en una hora. El hindú, pues él ya no vuelve más.

—¿No había sido ascendido a ayudante de chef?

—No, vale, él renunció.

Disimulé no estar sorprendido y haber descubierto algo.

Comenzaban a llegar los platos sucios y porquerías que dejaba la gente por todos lados. Yo fregaba y me establecía un ritmo y un sistema para ir haciendo espacio y mantener una rotación equilibrada para que los chefs siempre tuvieran todos los utensilios de cocina limpios y no esperaran por algo que estuviese sucio. «Hoy será un día fuerte, “Gabrielle”, prepárate que es día de descuento en carnes aquí y a las seis comienza», me dijo Daniel desde su puesto frente al fogón.

Y él tuvo la razón, a las seis en punto comenzó mi pesadilla, la cual recuerdo con algunos vacíos puntuales. Decenas y decenas de platos, ollas, sartenes, envases y cubiertos llegaban. Cargaba los sartenes limpios y los devolvía a la zona de los chefs y a los diez minutos volvían a mi esquina echando humo y con pegostes inexplicables. Toda mi esquina se fue llenando del humo que escupían las carnes en la parrilla. Todos los fogones se prendieron para poder hacer frente a la alta demanda de carnes. Sentí como los guantes por dentro ya estaban inundados, ya que era imposible lavar las ollas grandes sin que el agua se colara; así que me los quité y los tiré a un lado.

—¿Cómo andas ahí, Gabrielle? —me gritó desde uno de los fogones Chung.

—¡Bien, chef, todo en orden! —respondí, emulando lo aprendido con los episodios vistos de Hell’s Kitchen.

Pero era mentira, todo estaba muy lejos de estar en orden.

Daniel, Chung y la italiana que me torcía los ojos, no la pasaban nada mal. Cada 20 minutos salían de la cocina y se tomaban una pausa para fumarse un cigarrillo y agarrar aire fresco lejos de los fogones. Si no había ninguna orden pendiente, pues el descanso y las conversaciones en italiano se extendían. Yo no podía hacer lo mismo, jamás dejé de ver platos sucios.

En Venezuela, un buen amigo siempre se burlaba de mí porque al entrenar o salir a trotar jamás sudaba. Decía que tenía las glándulas sudoríparas dañadas. Y es cierto, difícilmente me puede llegar a sudar la cara o el cuello. Pero ese momento en la cocina marcó una clara excepción en mi vida. El sudor me goteaba de la frente y el cabello sin parar, cayendo sobre los mismos platos que fregaba. La franela estaba completamente mojada en la espalda, la barriga y el pecho. Los platos seguían llegando sin pausa alguna, ya no había lugar para ser colocados y los comencé a apilar en el piso para que los mesoneros pudieran seguir poniendo.

Comencé a sentir un cosquilleo en la cara y en todo el cráneo. También recuerdo un brutal dolor de cabeza que de un segundo a otro apareció. Traté de evadir lo que ocurría y comencé a pensar en nuestro viaje a Aruba y el crucero; al tiempo que de manera automática me seguía moviendo y sumergiendo en una piscina de grasa y jabón los platos que iba agarrando a mi alrededor.

Pero el cosquilleo fue aumentando y la visión se me borró. Únicamente se me ocurrió fingir que me amarraba las trenzas, así que, dándole la espalda a todos los chefs, me dejé desplomar sobre una rodilla y recosté la frente del fregadero. No recuerdo por cuánto tiempo estuve así; sólo sé que temblando ya estaba viéndome con los ojos totalmente rojos frente a un espejo del baño. Temblaba y me echaba desesperadamente agua tibia en la cara y el cabello. Miré la hora y eran las ocho apenas. Regresé a mi puesto.

No entiendo cómo logré terminar la jornada, estuve tentado muchas veces a decir que iba al baño y salir corriendo de ahí, pero recordaba la necesidad que teníamos de dinero y seguía fregando sin pensar mucho. Ya eran las 11:50 p.m. y no valía ni medio. Confieso que jamás he sentido dolor y agotamiento físico tan extremo como ese día. Una vaina inexplicable, un dolor de articulaciones, músculos, cabeza y ojos; ni siquiera podía cerrar con fuerza los puños, los dedos se habían rendido ante los calambres. El restaurante había cerrado y todos los chefs se habían ido también; solamente quedaba Chung, que hablaba paja con una mesonera francesa. Yo había terminado de fregar todos los platos, pero Chung me dijo que ahora se debían limpiar los fogones y área de los chefs.

—Todos los días al terminar de dejar tu área limpia, debes asegurarte de que nuestra área quede limpia totalmente también; además, debes botar todas las basuras del restaurante.

—Sí, chef… —dije, pero ya sin la energía de los aspirantes a chef en Hell’s Kitchen.

Ya eran las 12:20 a.m. y finalmente terminaba todo lo correspondiente a lo que sería mi labor diaria. Me quitaba mi delantal y Chung se me acercó bebiendo una Pepsi.

Gabrielle, mañana cuando vengas tráele al gerente tus papeles para que firmes contrato.

—Ok, chef. Está bien.

—Ah, por poco lo olvido —dijo, mientras se volteaba nuevamente hacia mí—: mañana te toca jornada doble.

—¿Eso qué significa?

—Entras a las 9 a.m., a las 3 agarras un break, comes algo y te reincorporas a las 4 p.m.

—¿Hasta la medianoche?

—Sí, correcto. ¿Te veo mañana entonces?

—Sí, seguro —respondí confundido, repasando nuevamente todo lo que me dijo en inglés para asegurarme haber entendido bien que este carajo pretendía que luego de esta sacada de mierda espartana mañana sería yo capaz de levantarme a las 7 a.m. para venir a trabajar 14 horas.

Comencé a caminar al Metro, el cual, obviamente, estaba cerrado ya. Ahí comenzó una cruzada de buses 24 horas que tenía que agarrar para llegar a mi casa. Esperando en la parada al segundo bus, a la 1.30 a.m., y mojado por completo por un palo de agua que vino a amenizar mi día de trabajo, tuve un colapso y le escribí a Elena que lo intenté, que mentalmente sabía que era necesario seguir en ese trabajo, pero que sencillamente a nivel físico me resultaba imposible. Ya ponía en duda poder pararme a las 7 a.m. luego de ese castigo, así que más ponía en duda que me mantendría de pie durante 14 horas.

Elena comprendió de inmediato y me dijo que siguiera buscando en otros trabajos y no volviera para ese. Que volviera a casa y no me pusiera triste.

A las 2:30 a.m. llegué a la parada más cercana a mi casa, y ahí estaba Elena parada bajo la lluvia con un paraguas esperándome. Ya no podía ni elaborar ideas del cansancio, pero sí pensé algo de inmediato: “Vaya mujer con la que me he casado”.

Tomé un baño y cené algo. Sentía fiebre y escalofríos. El organismo se descompensó por completo. Y procedí a rendirme y tirar la toalla.

—Lo siento, Ele. Yo no puedo más, quedas a cargo. Lo de hoy no tiene explicación ni adjetivos posibles. Estoy destrozado, mental y físicamente.

Y así fue como me entregué al abandono y estuve durante tres días en casa en un letargo y una depresión total, arrastrando a Elena conmigo.

Elena una noche me dijo que sola no podría lidiar con esa etapa, que me necesitaba con ella, que a esas alturas no podía rendirme. No sé cómo, pero recuperé las fuerzas y decidí salir a pelear nuevamente.

Buscaría trabajos por la mañana desde casa y en la tarde saldría a entregar currículos por diferentes locales y zonas. Seguramente había tenido un tino malísimo al caer en esos dos trabajos y no todos podían ser así. Paralelamente una amiga de Elena que vive aquí le había dicho que le mandara mi currículo, que en su hostal buscaban gente para trabajar en el staff de reservaciones y atención al público en recepción. Eso me dio ánimos. Mandé el currículo. Pero pasaron los días y nadie me llamó.

Notting Hill

La paloma intenta equilibrarse y ganar algo de estabilidad para comer una miga de pan que saltó a su zona. Las otras tres al percatarse de inmediato van con vigor y picotean a la paloma coja. Bullying de palomas. Maldita sea la naturaleza. Como puede se retira y con las alas clama por piedad para que la perdonen por intentar tomar de su comida con hongos. “Sólo buscaba alimento, no quiero problemas. Únicamente quiero sobrevivir en esta mierda de vida”, pareciera gritar llorando. Pisa su propio teipe que le guinda del muñón y se retira volando.

Me repito decenas de veces que le he fallado a Elena. Decidimos emprender esta aventura juntos para huir de la muerte en Venezuela y he fallado épicamente. En nuestra cuenta bancaria quedan unas 700 libras y algo. Tomando el próximo sueldo de Elena, tendremos solamente para sobrevivir un mes más en Londres. He fracasado y la mierda en la que nado me está alcanzando la nariz ya.

Pienso en lo lejos que hemos llegado, en toda la roncha que hemos pasado; en los sacrificios, en la austeridad, en el trabajo de equipo tan perfecto que hicimos para siempre ir mejorando y estar felices a pesar de lo que viviéramos. Recuerdo cuando preparábamos nuestros documentos para emigrar. Todas las idas al centro de Caracas que tuvimos que hacer para legalizar los papeles. Los sueños; la ilusión de escapar del miedo, la anarquía, la ignorancia, las burbujas, la indolencia y la violencia. No puedo creer que todo eso haya sido en vano. Que todo lo que hemos vivido acá quede como una historia de sobremesa para familiares y amigos en Venezuela. Hago una corrida en mi cabeza de cómo sería nuestra vida si volvemos a Venezuela y sólo alcanzo a ver depresión, frustración, miedo y desinterés de vivirla.

—¿Estás bien?

Subo la mirada y está la dulce anciana limpiándose los restos de helado de los labios. Su esposo se queda atrás de ella de pie, viéndome casi escondido detrás de su cabeza.

—Sí, estoy bien. Gracias por preguntar —respondo sin prestar mucha atención, mientras me pasaba la manga de la franela en los ojos.

He llegado al límite y al mes final. Mi opción de emergencia es intentar ser kitchen porter nuevamente, pero en otro restaurante. Ya Elena estaba al tanto de esa decisión, y de que también debía mandar mi cuerpo a mis padres si moría ahogado en la cocina.

Cierro la carpeta y la guardo en el morral. Recuerdo una conversación que tuve con un pana húngaro:

—¿De qué hay que estar hecho para resistir esa clase trabajos tan extremos? —pregunté yo mientras bebía una cerveza que, como siempre, el húngaro insistió en brindarme.

—Mayormente el trabajo duro es realizado por gente de Europa del Este, Gabriel.

—¿Por qué? ¿Cómo resisten eso?

—La mayoría de ellos ya trabajaban en cosas peores en sus países, crecieron haciendo eso, para ellos es normal estar bajo condiciones extremas de trabajo.

—¿En serio?

—Sí, Gabriel. Yo soy de Hungría, pero siempre trabajé en una oficina, en la parte de finanzas; con corbata y todo lo que conlleva ese mundo empresarial, igual que tú. Pudiésemos venir con la mentalidad de tipos duros que pueden con esa clase de trabajo, pero la verdad es que no, no estamos preparados en lo absoluto para lo que ciertos trabajos de aquí demandan.

—¿Así desee hacerlo porque necesito el dinero?

—Así desees hacerlo…

Regresé a casa antes que Elena y fingí que todo andaba bien, que la búsqueda continuaba y que iría a otra área al día siguiente.

El giro 

A los dos días del episodio Notting Hill se comunicaron conmigo los del hostal en el que trabajaba la amiga de Elena; querían hacerme una entrevista en persona. En honor a la verdad, ya la montaña rusa de emociones era algo a lo que ya estaba acostumbrado esos siete primeros meses. No me emocioné mucho para que la caída no me doliera tanto luego. Sin embargo, ya estaba resignado a que volvería a hacer de kitchen porter, así que estaba dispuesto a echar el resto en esta buena oportunidad en la que no desempeñaría funciones creadas exclusivamente para los de Europa del Este.

La amiga de Elena nos dio un resumen de las cosas básicas de un hostal y me dijo que sería entrevistado por una australiana y el gerente, un tipo de Reino Unido. Dos acentos hermosos para intentar descifrar, seguramente. Para evitar alguna traba en fluidez del inglés, Elena me ayudó a preparar un pequeño guión, en el cual cubría las preguntas básicas que hace cualquier empleador, y otras posibles relacionadas con el mundo de la hostelería. Practiqué estas líneas para que sonaran lo más fluido posible, emanando confianza y soltura por todos lados.

El día de la entrevista ya me encontraba a dos cuadras del hostal, caminando a mi primera interacción formal y seria por un puesto de trabajo. Con cada paso que daba iba practicando respuestas a posibles situaciones. Llegué, me presenté en recepción y me dieron un vaso de agua. Llegó la australiana y me dijo que la acompañara a la oficina. Ya iba caminando por la milla verde.

Se sentaron los dos al frente de mí y comenzó la lluvia de preguntas. Por fortuna, varias cosas jugaron de mi lado: la primera, que el que más hablaba era el Gerente, al cual le entendía perfectamente; la segunda, que él estuvo ese día para llevar la entrevista; y por último, que ese hostal es de pura gente joven y no buscan encopetados ni doñas. Ciertos chistes pueden haber marcado una diferencia, como cuando me preguntaron si me gustaba ir a clubs o salir de noche a tomar con amigos; la cual me limité a responder levantando mi mano y mostrando mi anillo, acompañado por un “No puedo, tengo una esposa”. Según me informaron luego, fue un chiste exitoso esa semana en el hostal.

Dijeron que me llamarían cualquier cosa, que debían seguir entrevistando gente.

A dos días de mi cumpleaños recibí una llamada a las 10 a.m. de un sábado. Era el gerente, dándome la bienvenida al equipo y diciéndome que me mandaría los detalles a mi correo. Tenía temor a alegrarme, pero mandé todo al carajo, así que sí lo hice y celebramos.

Ya tengo seis meses trabajando en ese hostal. Un sitio con gente genial, que desde el principio me tendió la mano y más de una vez me salvó cuando algún acento ininteligible me puso en jaque en plena recepción. Una oportunidad que nos salvó por completo y permitió que nos quedáramos de este lado.

Nos llevó ochos meses dejar de tocar los ahorros y comenzar a reponer todo lo invertido. Me llevó ocho meses poder abrirme mi cuenta bancaria. En este octavo mes es que comenzamos a dejar de acompañar todas las comidas con pura agua.

Viendo hacia atrás, hoy recordamos todas las cosas que hemos pasado juntos como pareja en esta enorme experiencia, en esta apuesta de proyecto de vida. Ya después de todo lo recorrido, y sabiendo lo duro que es comenzar una nueva vida en otro país, muchos preguntarán: “¿Vale la pena? ¿Volverías a hacerlo?” Sí, es la respuesta.

Sí, mil veces más lo haría.

2013-12-09 21.08.27

Reflexiones finales

-Hace unos días Elena puso un post en su blog, en el cual dejaron un comentario que me causó gracia. Algo como: “Prefieres calarte las vainas de extranjeros que estar en tu propio país. Cálatelo”.  Ahora que comparto mi historia, es posible que muchas personas de esa misma especie sientan ánimos de comentar algo similar acá, y comprendo lo que les mueve a ellos a hacerlo, pero no quiero dejar pasar esta oportunidad para responderles con unas pocas líneas:

Sí, preferimos calarnos todas estas vainas (y creo que muchas más) que estar en nuestro país. Por el simple hecho de que un perro callejero ciego, con gangrena en las patas y cinco tumores en el cuello, que camina por el medio de la autopista a las once de la noche, tiene más chance de llegar vivo a su cartón debajo de un puente, que cualquier venezolano común que sale a trabajar en la mañana.

Pasar roncha y levantarte cada vez que caes acá, puede darte un beneficio real y mejora de tu calidad de vida. A Venezuela me la calé por 29 años, y lejos de mejorar mi calidad de vida, empeoró.

Aquí pudiese ser que me toque calarme vaina de los extranjeros; pero ellos no matan. Estando en tu país, pues debes calarte es a tus paisanos malandros que quieren es aspirarte la vida a punta de tiros; sólo por un celular, gusto, o puro ego.

El hindú trabajó en el fregadero por un año, él mismo me lo dijo. Pero este hindú, pasando la roncha pareja y dejando las uñas en los sartenes, tenía más calidad de vida que yo en Venezuela. Para ser más sinceros, hasta más que cualquier empresario respetable en Venezuela que requiere andar con escoltas y camioneta blindada para no ser asesinado o secuestrado.

En fin, a esos amigos patriotas, no sientan pena por nosotros, más bien alegría; ya que ustedes disfrutan de todas las bondades de Venezuela, mientras que nosotros no.

-Gracias a todos aquellos que siempre han estado ahí a nuestro lado,  apoyándonos y ayudándonos en los momentos más críticos de esta etapa inicial. También calándose mis lamentos en las caídas, y que supieron dar palabras de aliento para no desertar y así seguir intentándolo.

Por último, edité un video con algunos clips grabados este primer año. Disfruten nuestra roncha y posterior renacimiento.

Imagen de previsualización de YouTube

Gabriel Núñez

  • Be

    Barbaro Gabriel. Ya me olía yo,que andaban algo complicados. Bravo,que ese aprndizaje perdure!

    Muchos se conforman con el llegar vivo cada día a casa,pero ésto no es vida!!

    Exito!! Mucho Exito chamos!

  • Jesús Gómez

    Tengo meses esperando por este artículo, en el que describes todas las andanzas y el proceso de comenzar de cero en un país nuevo. Desde que se fueron el año pasado, tuve dudas de cómo sería vivir esa experiencia, ya que soy joven, me encuentro estudiando y tengo también deseos de irme del país para vivir por mi cuenta (al comienzo con la ayuda de mis padres, claro está), de hecho, ustedes se han convertido en una especie de inspiración. Me resulta muy gratificante el hecho de que las cosas hayan dado un giro para bien y los admiro muchísimo, sobretodo a Elena, por tener la fuerza, la paciencia y el cariño para seguir adelante, aún cuando te rodeaba ese círculo de incertidumbre y depresión combinada con grasa y agua con detergente que tanto escoñeta las manos. Pues sí, “vaya mujer con la que te has casado”. Desde el país de la barbarie, una vez más, les envío un abrazo y les deseo suerte para que puedan lograr todo lo que se han propuesto, confió en que lo mejor está por venir.

  • Naky

    Después de todo lo que lloré leyéndote, me toca enviarles un abrazo apretadísimo, Gabriel; así que dáselo tú a Elena y que ella te de uno a ti (no se vale uno solo, eh).
    ¡Son unos valientes! :’)

  • Nicholas de Minsy

    Lo bueno de todos los periodos malos y de depresion, es que cuando los recuerdas ya solo te puede dar es risa… y creeme que casi lloro pero de risa leyendo lo de tu dia de trabajo como kitchen porter
    Un abrazo para ambos y que todo siga mejorando…

  • Nicholas de Minsy

    Por cierto muy bueno el video y el soundtrack…

  • Jose

    Felicitaciones! De verdad excelente. Espero que les siga yendo bien y que lluevan mas oportunidades, EXITOS

  • Winston8a

    La verdad es que no se como diablos sucede pero SUCEDE, no se porque uno siente que tanto tú, como Elena son amigos de toda la vida, y uno solo puede alegrarse de sus triunfos y metas alcanzadas… Toda esa difícil etapa que vivieron para lograr lo que hasta ahora han logrado, solo les hará disfrutar mucho mas, todas esas cosas buenas que pronto obtendrán!!

  • Feliz :D

    Nojoda yo me calo esa mierda si es posible mientra no me metan un tiro por robarme yo feliz

  • Kelvin

    Que arrecho este post.

  • MariLenteja

    Epa Gabriel! Valió la pena esperar por tu reseña sobre la experiencia… Leí hace tiempo en las publicaciones de Elena que ella te iba a dejar contar tu parte. Tremendo resumen. Para mi, ustedes son motivo de inspiración. Exitos!

  • JJ

    Excelente post, y que todo les salga bien. Ya me toco mi decisión y espero poder mantenerme alla como ustedes. Saludos.

  • Karent S

    ánimo! han logrado más en un año en Londres que en 29 años en Venezuela!!!!

  • inciartej

    Gabriel, es increible tu historia, y antes que nada quiero agradecirles por todo lo que comparten, mi novia y yo estamos a 30 dias de irnos del pais, una planificacion de un año justo despues de que Elena posteo la infografia del inmigrante. los tomamos siempre como ejemplo y hasta nos referimos a ustedes por sus nombres. un fuerte abrazo. cuando estemos del otro lado sabran de nosotros.

    saludos.

  • Samantha Campisi

    Excelente entrada del blog. Lo leí meticulosamente y me siento muy orgullosa de ustedes, que lograron estabilizarse y no dejaron de intentarlo.

    Admiro el coraje que reunieron para finalmente salir a mejorar su calidad de vida aunque tuvieran que pasar por momentos desagradables. Temía por unos momentos que tuviesen que volver a este lugar. Espero algún día cercano lograr alcanzar una calidad de vida afuera como lo hicieron ustedes.

    Mi más sincera felicitación, sigan así.

  • May

    Excelente! Y 100% de acuerdo con la sección de reflexiones finales!! Lamentablente este pais se ha convertido en el pais de “los padres huerfanos” como lei en un articulo de emigración! Ya ni si quiera te puedes caer en uno de los millones de huecos de las arterias viales xq la
    Probabilidad a ser baleado es Altisima! Gabriel los sigo en face, twitter , youtube e instagram, y admiro la capacidad de progreso y la evolucion que han tenido! Cada dia somos mas los jovenes q tomamos esta dura desicion y necesitamos aliento y anectotas de personas como elena y como tú!

  • Daniela Rojas

    Coño Gabriel que bolas, yo me los encontré en el San Ignacio un día, estaba con mi novio y ustedes buscaban presupuestos para sus anillos de boda, yo los felicité porque se iban a casar y los seguía a los dos desde hace mucho.
    A pocos días de decidir mi existencia en Venezuela, me alegro de leer que estén bien, porque a pesar de toda la mierda que pasaron, siempre estuvieron mejor que en nuestro país. Un saludo muchachos.

  • Andrea Araujo

    Había intentado contener las lágrimas mientras leía, pero al finalizar el video no pude más y ¡plum!
    Les envío un abrazo fuertecito, caliente y con admiración; qué valientes y grandes, amigos. Besos.

  • rosmyP

    aplausos de pie… ;)

    de verdad que uno jamas se imagina la roncha que pasan las personas lejos de sus paises de origen.. nada de lo que comente alguien que no haya vivido esa experiencia vale la pena prestar atencion…

    y ni hablar de la redaccion, como siempre impecable..
    saludos, y que los exitos sean mas!

  • Jessica Topel

    Bellos, Dios los siga bendiciendo, cada momento cada esfuerzo cada obstáculo los haga más grandes y ricos en experiencias. Es fácil verse reflejado en ustedes, vivirlo debe ser otra cosa. éxito siempreeeee Elena y Gabriel.

  • Anónimo

    No leia algo tan largo desde Harry Potter (queda en evidencia mi poco gusto por la lectura) pero lo he disfrutado. Es interesante leer la historia completa, no ese cuento de hadas que te venden muchos que lo lograron ni el apocalipsis de los que no resistieron. Sin desperdicio.

  • Liam Supersonic

    Genial.

  • Daniel Gonzalez

    hermano. que crack eres!

  • Ramses

    Excelente la redacción, muy interesante el desenvolvimiento de la historia… Muchos Venezolanos pensamos cada dia en emigrar como solución a muchos de los problemas que nos acogen

  • Andres Duque

    Genial Gabriel y Elena, son un ejemplo a seguir mucho animo, me dan fuerzas para pensar en un proyecto de vida distinto, son grandes, cuidense y mucha fe en que las cosas mejoraran siempre

  • Andrea Morán

    No los conozco, pero desde “Caracaos” mis más sinceras felicitaciones por la valentía de relatar y vencer muchas de las realidades que hay que enfrentar para cumplir los sueños! Sin duda lo mejor que pudo haberles pasado fue conocerse :) Saludos!

  • chai

    Muy bueno el escrito, no pude parar de leer. Es lamentable esos dos trabajos y esa gente tan mal intencionada… Pero que bueno que ambos tengan trabajo y poco a poco esten supendo los obstaculos. mucha suerte

  • Mario Bastidas

    Reí lloré. En fin que buena historia

  • Rosi Elisa

    Fue una agradable lectura, ya que toda la mierda que vas narrando a lo largo del post, al final tiene un final feliz LEJOS DE VENEZUELA. Gracias de pana, ustedes son el modelo a seguir.

  • Jess González

    Amazing history! Los felicito, el ser humano siempre tiende a pasar
    “roncha” en cualquier parte, la parte mas fea es dejar a la familia en
    un aeropuerto llorando y nervioso, pero como dicen “ya estas montado en
    el burro, no hay vuelta atras” obviamente al emigrar hacia un país donde
    el idioma es el ingles resulta un reto, venezuela actualmente esta
    jodidamente mal, si este año no “levanto cabezas” el proximo año me
    iria, los ahorros es un factor importante en esos dias/semanas/meses sin
    conseguir algun trabajo que valga la pena o este acorde al perfomance
    de uno. Actualmente estudio ingles y siempre quise aprenderlo, siempre
    servira de util en todo momento. Existos a los dos!

  • Jesus Duran

    Excelente lectura, estoy seguro que su experiencia me ayudará en el futuro. Felicitaciones por no decaer ante tanto coñazo que dieron pero aguantaron y allí están, mejor que nunca. Saludos.

  • Key

    Mis respetos y que los éxitos continúen. Admiro su valentía. Espero seguir leyendo mas acerca de su progreso. :)

  • Edgar

    Gracias por esos relatos, sirven para animarnos a los que todavía estamos paralizados del miedo aquí

  • Omar

    WOoooo man !!! tremenda leccion ya opoyo lo que dice Elena que no eres un simple bloguero eres un escritor !!!

  • Christopher Serrano

    Coño Grabriel… estoy llorando con este post :’) Felicitaciones, carajo! Un abrazo para tí y para Elena! Saludos!

  • Luivir Rangel

    Que brutal! Ódiame, pero me divertí mucho imaginando tu relación con los hongos, riendo y saltando agarrados de manos. Fue muy brutal como describiste esa parte porque me la imaginé TODITA!. NOTA MENTAL PARA TODOS LOS QUE LEAN: APRENDAN A COCINAR Y A HACERSE SUS PROPIAS VAINAS, REBUSCARSE, AHORRAR Y TODO ESE MEOLLO PARA QUE NO LOS TOME POR SORPRESA CUANDO SE INDEPENDICEN. Por lo de la gente que se queja, creo que sea cual sea tu razón para irte a algún lugar, es válida, no entiendo ese patriotismo bobo. Mi profesora va pasando lo mismo que ustedes aunque creo que leva mejor porque ya tiene licencia de conducir y todo pero muchas veces me ha comentado lo solitaria que se sentía y lo chimbo y fríos que pueden llegar a ser esa gente. Honey, te gastas tremenda mujer! Helena, eres una dura! Y bueno chamo, que bueno que encontraras una mejora laboral y pasaste roncha baby, pero nada del otro mundo porque hablando claro… Una jornada en Caracas también mata (tráfico, calor, metro, gente, indigentes, miedo, basura, coño e’ su madre retraso en el metro y voy llegando tarde, no me alcanza pal almuerzo) (quizá lo digo para hacerte sentir mejor! jajaja). Estoy muy feliz por ustedes, muy bien redactada esta historia. Aunque odio la canción de vídeo. En fin, Venezolana, Merideña, que quiere salir primero a Caracas, luego al mundo y aspira regresar en algún momento de su vida, sí, coincido con Jesús, me pusiste la cosa más optimista pues… Es como, SÓLO NOS HACE FALTA UNA HELENA, JODER! Jajaja.
    Mucha suerte, éxito, buenas vibras, todo lo que necesiten… Don’t let the bastards get you down y puedes contarle a tus nietos cómo sus abuelos convivieron con microorganismos asesinos <3

  • Luivir Rangel

    Elena. sin H. DAMN!

  • Rei Ugarte

    gracias por compartir tu experiencia. asi como tu, todo Venezolano que huye por las razones obvias.. se va con tristeza pero con mas tristeza el imaginarte si te quedaras. El mundo te las juega feo alla afuera pero tambien te da mucho por lo que sacrificas, tu vida, la que tanto valoras. Es fuerte pero vale la pena lastimosamente el irse de Venezuela. Espero muchos lean este articulo, y ahora me da intriga saber la otra cara de la moneda, los pensamientos de tu esposa en ese fuerte proceso para ambos. Que fascinante que pudiste contar con ese apoyo incondicional de pareja, para pasar el desafio de NEWBIE en un nuevo pais.
    Exito por alla!

  • Luis

    Simplemente, increíble! Para muchos de nosotros aquí, que todavía estamos pichones y con esas ganas de una mejor calidad de vida, son unos héroes.

  • Anónimo

    Genial! Mis mejores deseos para ustedes :)

  • Javier Quintero

    Gracias por armar una película en mi mente a través de tus sabias palabras. Tu forma de comenzar, la plaza, luego hablar de lo corriente y luego de tantos días de sentimientos hayas superado aquellos obstáculos, me valen para felicitarte. Buena suerte!!

    PD: Saludos a Elena, recordada desde los videos de marcianos jaja.

  • Mrs.Hill

    Excelente crónica. Que talento tienes. Creo que llegarás más allá de ese hostal. Los felicito son un ejemplo. Sigan adelante. Dale gracias a Dios por esa esposa que tienes, es una gran mujer el apoyo que te ha dado debe significar mucho para ti. Esta experiencia los fortalecerá como parece y engrandecerá como individuos. También emigré hace 4 años y me identifiqué muchísimo, también pase roncha y también pedía perdón a mis padres por causarles ese dolor, 4 años más tarde estoy feliz y estable y sin vuelta atrás porque tristemente sabemos que en Venezuela no hay nada que buscar sólo nuestras familias. Dios los bendiga y les abra los camino, su historia apenas comienza, todavía quedan muchas más páginas que escribir.

  • cesar

    hola le escribo para informarle que hoy llegue vivo a mi casa… me gusto este post.

  • CcsCiudadCaos

    Excelente tu relato. Crudo pero esperanzador para quienes sueñan con escapar de esta prisión perversa en la que se ha convertido Venezuela. Los felicito a ambos. Por favor avisame si Elena te deja, se separan o divorcian. Usted tiene como esposa una joya que vale más que todas las de la reina, mis respetos para ella. Que continuen saliendo adelante. No los conozco pero este relato me llegó cada como si usted fuese uno de mis panas de toda la vida. Les deseo el mayor exito del mundo.

  • Jeannuel

    Felicidades, no tienes idea de lo alegre que estoy por ti. Espero y todo siga mejor.

  • jershinio

    Nunca crei que fuera leer uno de tus posts completos pero este me cautivo de principio a fin. Yo aun no se que pensar de la gente que se va o que se queda en el pais, sobre este tema prefiero decir que son decisiones muy personales y que debemos respetar, ambos somos heroes en nuestra propia manera por esa razon debo decir que me desagrado un poco el rencor de tus palabras en las reflexiones, creo comprender que en el calor del momento las hayas escrito pero espero ese sentimiento solo se quede alli. Me alegra mucho su exito, y espero mejores cosas para uds en el futuro. Y como siempre te he escrito , no nos dejen sin videos ajajajaj son geniales. Cabe acotar que me respondiste un dia por Twitter con mucha sutileza cuando pasabas por ese martirio que pronto vendrian jajaja. Exitos muchachos

  • AD

    Demostraste de lo que estás hecho mi pana! Muchos éxitos, yo estoy pensando en emigrar también y leer esto fue de mucha ayuda!

  • Renny Ortiz

    Que vaina tan arrecha…de pana que un aplauso, esto es genial, y los que dicen las estupideces que se la calen, deben estar comiendo mierda pura en estos momentos.

  • GOETITA

    Lloré, reí, recordé, suspire… Excelente crónica. Solo el que ha emigrado, sabe lo que se pasa en los primeros meses. Yo luego de 12 años, regrese. Mucho animo y suerte!!!

  • Ricardo

    Con esta historia, hasta yo me enamoré de Elena.

  • Oswal

    Hola par de locos ! La verdad NO habeis pasado tanta verga como pensais! Yo creo que más bien han sido 4 dias con altas y bajas!
    Cuando tienes años fuera….años que pasan volando y los recuerdos buenos de tu vida en Caracas empiezan a pesar más que la vida estable que vives en algún país en donde la estacionalidad del tiempo solo te permite ver las cosas bonitas de esa ciudad pero no puedes tocarlas como quien toca el Avila todos los días !

    No quiero alargarme pero tampoco puedo pasar por aquí y dejar que todos los que lean este hermoso relato se piense que vosotros habeis terminado de pelear ahí fuera y que lo peor ya paso!
    No es así, con los años nos damos cuenta de que NO somos de ninguna parte ya! y que la vida en Caracas continua! que tus primos se gradúan, se casan , y tienen hijos que celebran piñatas, comuniones y navidades …….y que no estamos en esas celebraciones !
    Que se os encojerá en corazón cada ves que veáis a algún grupo familiar haciendo alguna de estas reuniones!

    En fin yo ya tengo 11 años fuera , Soy del famoso avión de “PUENTE LLAGUNO” Pero deseo con toda mi alma regresar , Es muy dificil hacerlo más que cuando sali , porque mi familia solo me envian post y videos de lo mal que está Venezuela ahora ! cosas como que tendría que llevar la harina de las arepas desde España (aqui hay en tooodos los lugares) que ironia !

    Bueno NO se escribir tan bonito como tu , pero como te dije antes tenia que escribirte, a ti y a los demás, Emigrar es una decisión muy personal y creo que solo vale la pena si de verdad estas jodido! Si vives mas o menos bien en Caracas NO te aventures a emigrar ! Lo que tenemos que buscar es la felicidad y eso es algo que tenemos y solo nos damos cuenta que nos falta solo cuando la extrañamos!

    Suerte que dios me los acompañe siempre ! un besote muy grande a los dos !

  • Adriana Hernandez

    Excelente post. Todos los que nos hemos ido hemos pasado por cosas similares. Pero vale la pena ser persistente, yo estoy por cumplir un año oficialmente emigrada y también logre algo genial, luego de ver como mis ahorros me abandonaban a paso constante y sentir que estaba “in deep shit”, creo que a veces la vida te deja llegar a ese nivel de sufrimiento para luego recompensarte. Disfruta lo que estas construyendo

  • Ernesto Soltero

    Generalmente es recomendable emigrar cuando hay oportunidades seguras. No es lo mismo que te digan “tienes un trabajo seguro en Londres” a que te digan “viaja a probar suerte, comete un cable, pasa roncha”. Pero sucede que en países como Inglaterra hay un sistema económico que permite a la gente surgir, aunque comience pasando coleto o lavando platos. En Venezuela un profesional con salario mínimo sólo puede aspirar a vivir alquilado en un cuchitril…los ricos son los que se compran una quinta. Las mansiones son sólo para las familias acomodadas que hicieron real hace siglos. Por esa razón, es preferible pasar arrechera allá…y por esa razón, es muy probable que emigre. No tengo por cierto ese complejo de querer irme al primer mundo… en Latinoamérica hay países con más futuro que el nuestro.

  • jamg jamg

    Tenía mucho tiempo sin saber de ustedes, y al revisar mi bandeja de entrada me encuentro con este video, donde celebran su primer año en Londres. Luego el video me trajo a este post, el cual acabo de leer y la verdad me ha conmovido, pero de muy buena manera, por saber que el desenlace fue positivo. Me alegra mucho que a pesar de todas las dificultades del principio, las cosas se hicieron mucho más fáciles después. Yo creo que la historia de ustedes es una inspiración, es como un testimonio que certifica que no todo esta perdido y es un deber seguir adelante.
    Suscribo absolutamente todo lo dicho sobre la situación del país y las razones para dejarlo, y me alegra que no manifiestes esa nostalgia inexplicable, ni ese absurdo amor patrio que tantas veces exageran los que se han ido. Han sido muy justas tus reflexiones y celebro que hayas compartido parte de tus experiencias. Excelente post.
    Te felicito dos veces. Una por escribir tan bien y la otra por mantenerte luchando en un país extranjero que si es capaz de garantizarte ‘calidad de vida’.
    Saludos Núñez, a ti y a Elena.

  • lolo

    Enhorabuena chaval, por las formas y por la prosa. Ojalá algún día podáis volver a una Vzla libre Mientras tanto disfrutad del camino.

  • http://federicox.tumblr.com FedericoX

    Que inspirador tu relato, me alegro mucho que unos paisanos lo hayan logrado, hayan logrado escapara de tanta muerda y superar los grandes sacrificios que hacen los emigrantes al dejar a sus familiares y seres queridos

  • Jesús Omar Reyes

    LO QUE FALTA ES QUE ELENA SALGA PREÑAAAA

  • Made

    Sin duda alguna, excelente articulo… Migrar y dejar tus seres queridos no es facil, yo me fui de Vzla en el 2012 a Francia, me toco duro tambien, solo pude estar 1 ano alla y no pude culminar mis estudios de master que estaba haciendo, no me fue como lo esperaba y me regresé a Vzla con la desilucion y tristeza de haberme fallado a mi misma y peor aun no haber culminado lo que empecé, 6 meses despues me volvi a ir pero esta vez a Irlanda en busqueda de eso que se llama “estabilidad”…. De eso se trata, de seguir luchando, de agotar todas las posibilidades que tenemos en mano.
    Los felicito a ambos por su coraje y perseverancia! Esto es apenas el comienzo de las buenas cosas que les espera!

    Exitos :)

  • Cristian

    Ufff… amigo ustedes han pasado roncha pero me alegra que ambos hallan logrado una mejor estabilidad con el tiempo. Pero les advierto que si deciden rendirse yo personalmente los esperare en el aeropuerto a que salgan para robarles todas las maletas… tomenlo como una calurosa bienvenida :)

  • Justiciero

    Interesante artículo pero lo que tu llamas bulling en el trabajo de rebanador de jamón y carnes puede clasificarse como mobbing o acoso laboral. Ir al baño es un derecho inalienable y puede considerarse como violencia psicológica, está penado por la ley en muchos países (incluso en Gran Bretaña) y puedes ganar demandas en países civilizados si tienes como demostrarlo, (revisa el caso en México del coreano Kim Jaeoak de la empresa Sam Won).

  • Andreina

    Me quedo sin palabras!!! Solo me resta felicitarlos y sentir una inmensa alegria por unos venezolanos que estan llevando a cabo poco a poco el logro de su sueño como personas, pareja, profesionales… seres humanos con aspiraciones. Muchos venezolanos tenemos el “triste” sueño de irnos de aqui pero limitados por un sueldo que no nos alcanza ni para cubrir las necesidades y mucho menos para ahorrar… Pero bueno, en mi caso, tengo fe en que en algun momento podre lograr acumular algo para irme. Es lamentable que ya no queramos echar pa’lante en nuestro pais, para que? No vale la pena!!! Pero bueno, aqui me toca seguir mientras puedo juntar el dinero para salir. Los admiro a ustedes y a todos los venezolanos que se encuentran en la misma situacion. Les mando un abrazo muy sincero y no se rindan que en otros paises, los sueños si se cumplen! Felicidad!!!!

  • marthabea

    Sin dismunuir tu experiencia Gabriel: ¡Bravo Elena! Sin tu solidaridad esta historia no habría sido escrita. La espera con el paraguas me recordó mis comienzos en el matrimonio, asi es que se consolida una unión :) Abrazos para los dos :)

  • Stryder Corvinnus

    Primero que nada, gracias….. Tu relato me hizo llorar como magdalena en muchos aspectos personales. Estoy tratando de emprender el viaje que haz hecho y el paso que tu haz dado, leerlo sencillamente me abrió la mente un poco mas sobre como es o puede llegar a ser la vida una vez emprendido ese paso. Lloré. reí e internalicé cada palabra. Suelo leer poco, pero ni siquiera con mis libros mas preciados fue tan empatico como con tu historia. Muy alegre por ti me encuentro y ya eso dice que sencillamente tienes mi admiración y respeto, a ustedes dos en particular. Los felicito por todo lo que han logrado y no cabe duda que tendrás mucho mas éxito, de igual manera les deseo todo el éxito del mundo y que sigan felices!

    Entiendo todo lo que quieres dar a conocer y el objetivo de cada cosa (por criterios similares notados una vez leyendo las “reflexiones finales”)

    Gracias y exito.

  • The Goddamn Devil

    coño mi pana… no le puedo decir mas nada que… mis respetos… de pana demasiado sadico este post…
    ojala logres mejorar aun mas to posicion economica, para que piches mas post como este, tu sabes brutalmente honestos y sin estupideces rosas, como se ven por aqui…
    si algun dia vienes pa aca, tu sabes en unos 100 años, avisa para brindarle una, a su salud por el cerro e bolas que le han echado…
    saludos bro… y mantengan la fuerza

  • Montecristo

    Para no “llover sobre mojado” me declaro solidario con todos los comentarios anteriores! Ya jubilado sobrevivo en VE gracias a mis trabajos de traducción (soy Intérprete Público), y es por ello que me sorprendió muy gratamente lo bien que escribes. Soy una ladilla en eso del “buen lenguaje” pero entendiendo que los idiomas son dinámicos y que todo lo que sirva para comunicar claramente una idea es “buen lenguaje” (incluyendo las “palabrotas”…). Tengo la convicción de que por lo malo de nuestra educación la juventud venezolana es muy escasa en el uso del idioma pero tú vienes a ser como la excepción que comprueba la regla… ja ja. En otro orden de ideas (frase que siempre me gustó a pesar de lo clichesca) tu excelente relato da para mucha conversación (bañada con unas 3-4 botellas de un sabroso tinto) porque tocas asuntos muy ricos y complejos de la naturaleza humana y del “choque” de culturas. Apuntas a lo que significa y exige llegar con un bagaje cultural bien arraigado al territorio de otra cultura, de otro homo sapiens, que naturalmente va a defender su cuartel de muchas formas, como de muchas formas se puede enfrentar esa confrontación. La explicación de tu amigo sobre la cultura que traían los procedentes de más allá de lo que fue el Muro de Berlin es crucialmente ilustrativa. Tus reflexiones finales las entiendo y creo que serían las mías en una situación como la tuya. No te creería si me dijeras otra cosa! No fastidio más. Reciban ambos (Elena: paloe’ mujer!!!) un abrazo muy cálido deseando que siempre encuentren a mano la voluntad y la energía para seguir adelante, para no desmayar sino reposar para recuperarse. Mantengan siempre un “baúl de buenos recuerdos” porque el repasarlos siempre los reenergizará y les hará sentir orgullosos de las pruebas superadas, uno de los sentimientos humanos más importantes para ubicarnos en el territorio de la felicidad.

  • María Antonietta

    confieso que mientras leía se me iban las ganas que desde hace meses tengo de irme de este circo que ya no es país. Sin embargo, su historia ha tenido un buen final, cosa que en Venezuela es difícil que ocurra, como le paso a Monica Spear o a muchos que perdieron la vida y su único delito fue amar a Venezuela. Espero que sigan escalando, es cierto cualquier cosa es mejor que Venezuela en estos tiempos.

  • Fabiana Parra

    Me puse a llorar con este post de solo imaginarme que como ustedes, muchos venezolanos estan pasando por esto. Son unos valientes. Gracias por compartir esto.

  • JOSE

    gRSCIAS POR COMPARTIR TU EXPERIENCIA. YA SE QUE NO SOY EL UNICO

  • Daniel

    Felicitaciones a los dos por salir adelante, es un camino lleno de altibajos pero tienen la suerte de tenerse el uno al otro para superar lo difícil. Hay que echarle un par de bolas para irse y otro para quedarse, sobre todo en pareja, me alegra que tu historia tenga un final tan esperanzador, al final es verdad que la vida como inmigrante te puede cambiar de un día a otro con una simple llamada de teléfono. Les deseo todo el éxito que se merecen, no los conozco pero después de leer tu relato no sabes la alegría que me da saber que están mejor! Y no les paren a los que critiquen, cada quien tiene derecho a vivir su vida dónde y como quiera.

  • Mario

    No suelo comentar este tipo de articulos pero tengo que felicitar la perseverancia de ambos. Actualmente quiero arriesgarme a probar suerte en Europa (yo estudie inglés en Londres hace 3 años y volví a Vzla) y lo que cuentas me da mucho ánimo. Saludos!

  • krn

    Yo quiero irme con mi pareja a vivir en Europa y sabemos que lo que nos espera es rudo. Leer tu articulo me motiva y me inspira a poder salir de Venezuela.

  • Vanessa

    que bien chicos, a mi tambien me han preguntado y hasta criticado muchisimas veces si valio la pena pasar por las ronchas que uno pasa cuando emigra, y otros hasta creen que es la salida y el camino mas facil…yo al igual que ustedes tambien les digo que volveria a repetir una mil veces mas porque no solo deje aquel pais maravilloso pero lleno de miedos que era Venezuela si no que aprendi sobre mi misma y de lo que soy capaz de hacer….despues de limpiar mucho y servir no se cuantas mesas por anos y anos, de buscarme becas como loca y estudiar dos maestrias y una carrera mientras limpiaba banos, hoy tengo el principio de lo que buscaba, por lo que vine hace 10 anos hoy trabajo en finanzas, en una importante multinacional y con orgullo grito que si a valido la pena…..suerte y mucho exito!!!

  • Diego

    Increíble historia Gabriel. Yo también salí de Venezuela hace ya 6 años y aunque tuve un poco más de suerte que ustedes, entiendo perfectamente las frustraciones por las que pasaron, así como también la satisfacción de haber superado esos tiempos más difíciles. Te felicito, no sólo por tu éxito, sino por el impecable artículo que has escrito. Te confieso que me divertí mucho con su lectura. Mucha suerte!

  • Naty

    ¿Sabes qué es triste?que todas estas calamidades que describes las he vivido aquí en mi propio país.Yo por mi parte te felicito,aprende a valorar lo que tienes,deja la mentalidad de pensar en el momento,hoy comes,mañana no lo sabes.¿Te digo algo?la paz no tiene precio y si tu no sientes miedo de morir a manos de un malandro al cruzar la calle,disfruta y por caridad ¡No regreses!Elena y los hijos que están por venir merecen un futuro digno que aquí en Venezuela ustedes no podrán hallar.Aguanten todo, apoyense mutuamente,yo también tengo 29 años y también estoy loca por salir corriendo.No te sientas culpable por tus padres,desde allá ustedes podrán brindarle una vejez digna,es mejor que tus papitos lloren porque viajaste y no porque les tocó buscar a su niño herido de muerte a manos de la delincuencia.Un saludo desde San Cristóbal, y cuidadito con Elena porque esa mujer arrechona,
    vale más que mil diamantes :)

  • Aph

    Siempre la honestidad y la buena voluntad rinden frutos, desafortunadamente en Venezuela esas virtudes parecen haber pasado a otro plano. Felicidades por sus exitos y gracias por compartir su experiencia. Tengo 3 años fuera de Venezuela y los entiendo perfectamente. Saludos

  • Alberto González

    A D M I R A B L E!!!
    desde hace varios años los sigo y es casi que imposible no sentirlos como parte de mi entorno, todo el relato es la muestra de que cuando se tiene un sueño y metas claras, no importa cuanto demores, vas a lograrlo!!! les deseo todo el exito del mundo y se que seguiran creciendo y consolidandose en un futuro cercano!!!
    un abrazo!

  • Roselid

    Mucha suerte Gabriel y Ana, yo ando pasando por casi lo mismo en Argentina, pero al aprecer las pulseras de macramé me van a salvar jajajaja!! Saludos!

  • Karlos

    oye Gabo¡¡¡¡ Dios te bendiga hermano

  • José

    Tremenda experiencia y arrechamente bien escrita, parece una película. Por eso digo que los venezolanos estamos hechos de hierro…

  • Kenneth Soto

    Gabo y Elena…

    No sabia que se habían ido a vivir a Inglaterra, de verdad para mi fue una sorpresa leer el blog de Gabo, pase este sábado muy entretenido leyendo todo por lo que habian pasado, les deseo el mayor de los éxitos!! extrañe mucho sus vídeos …me reí mucho con lo del salario mínimo y los mesoneros y las putas…yo quise hacer lo mismo irme pero para Australia…pero no pude….el dinero, Cadivi, yo desempleado…tanto estudiar aquí en Vzla y mamado y ladrando todo el tiempo…jejejeje…de verdad he disfrutado mucho tu blogs espero sigas escribiendo. Saludos desde Maracaibo.

    Kenneth Soto

  • Ana M

    Me hiciste llorar pensando en mis hijos, que ya también se fueron, y esos viajes con ellos chamos a Margarita, me encantó y te felicito

  • Cris

    Wow!! Nosotros tambien emigramos hace 5 meses (a España) y nos identificamos con tus reflexiones! Me alegro que ya esteb estables y VIVOS, que en Vzla nunca lo lograrían… Nosotros seguimos luchando por aca!! Animo!! Somos una generación de lujo!!

  • William Garcia

    Admirable, como una joven pareja de esposos Venezolanos logran construir oportunidades de crecimiento en otros paises. Es indudable e incluso avergonzante decir, que nuestro pais se ha convertido en un lugar muy duro para vivir en paz, armonia y con oportunidades ciertas de crecimiento, seguridad y prosperidad. No se observa en el corto y mediano plazo una mejoria, pero sin dudas tomar la opcion de la imigracion y tener exito es grandioso. FELICIDADES y EXITO……!!!!!

  • http://cualquieradigital.site50.net/ Rubén Rojas Gratz

    Huír de las burbujas. Volví a ser conductor durante tres meses y ya tengo el cabello de color cuarentoso.

    Gracias por la experiencia compartida, Gabriel, y felicitaciones por tener a Elena en tu vida. Éxitos para ambos, ya nos tocará a nosotros echarles el cuento en unos meses.

  • Gerardo Andrés Peña Barrera

    Yo sólo quiero darle un abrazo a los dos.

  • Yaya

    … Son unos guerreros, definitivamente! Éxitos y mucha salud! :)

  • carito

    Llorar y reir en el mismo momento es algo dificil y fantastico, cada quien pasa roncha donde esta y a donde decide irse, pero muy pocos tienen la fuerza y valentia de seguir adelante!!!! Animo q ya lo peor paso!!! Mucha suerte!

  • Ronald

    gabriel mucha suerte a ti y elena saludos desde venezuela

  • Kim

    ¡Qué Excelente post! A veces las personas piensan que para andar trabajando de fregador y/o otro trabajos de esa clase mejor es quedarse en Venezuela y trabajar de ello, sin embargo, otros países brindan una seguridad que te permite trabajar de eso sin preocuparse por que te den un tiro a plena luz del día, punto a favor. Me agrada mucho la iniciativa de compartir estas experiencias y mostrar ambas caras de vivir en otro país. Mi novio y yo nos iremos a Alemania en 1 año y esperamos poder tener la fortaleza, unión y sobretodo la paciencia para seguir luchando en el extranjero. ¡Saludos!

  • Guest

    Y que hacían ustedes en Venezuela? estar debajo del brazo de sus padres?
    Sí, yo sé lo jodido que es independizarse, pero ni cocinar? No way! No
    me tomes a mal, pero créeme, tratar de independizarte en Venezuela,
    especialmente los últimos cinco años, te hace un guerrero todo terreno.
    Igualmente los felicito porque a pesar de que tuvieron las comodidades
    de tener una familia que los apoyara mucho, decidieron irse a ciegas, a
    lo loco. Y esos, son guáramos arrechos. Esas son las experiencias que te
    crean armaduras, que te fortalecen.
    Ya me parecía raro que no hubieses publicado nada en tanto tiempo pero emigrar NUNCA es fácil, ni por mucha plata que se tenga.
    Vale
    la pena salir, vale la pena sacar tu celular en el metro sin que te
    vayas en mierda, vale la pena volver a tener, al menos un poquitito, fe
    en la humanidad.
    Mi novio y yo, contemporáneos con ustedes, emigramos hace 3 meses y medio, con dos maletas y 400 dolares comprados a negro.
    Y aún así, vale la pena.
    Por
    cierto, trabajar en la hospitalidad es excelente porque es currículum
    que te sirve para muchas áreas y si te sabes mover bien, escalas rápido.
    La hospitalidad existe en todo el mundo y si tienes experiencia en eso,
    siempre tendrás una puerta abierta, oka?
    Estaré pendiente de tus publicaciones y las de Elena ;D a mí también me toca actualizar mi blog de inmigrante xD
    See ya!

  • anonimaenviasdeexilio

    que hacían ustedes en Venezuela? estar debajo del brazo de sus padres?
    Sí, yo sé lo jodido que es independizarse, pero ni cocinar? No way! No
    me tomes a mal, pero créeme, tratar de independizarte en Venezuela,
    especialmente los últimos cinco años, te hace un guerrero todo terreno.
    Igualmente los felicito porque a pesar de que tuvieron las comodidades
    de tener una familia que los apoyara mucho, decidieron irse a ciegas, a
    lo loco. Y esos, son guáramos arrechos. Esas son las experiencias que te
    crean armaduras, que te fortalecen.
    Ya me parecía raro que no hubieses publicado nada en tanto tiempo pero emigrar NUNCA es fácil, ni por mucha plata que se tenga.
    Vale
    la pena salir, vale la pena sacar tu celular en el metro sin que te
    vayas en mierda, vale la pena volver a tener, al menos un poquitito, fe
    en la humanidad.
    Mi novio y yo, contemporáneos con ustedes, emigramos hace 3 meses y medio, con dos maletas y 400 dolares comprados a negro.
    Y aún así, vale la pena.
    Por
    cierto, trabajar en la hospitalidad es excelente porque es currículum
    que te sirve para muchas áreas y si te sabes mover bien, escalas rápido.
    La hospitalidad existe en todo el mundo y si tienes experiencia en eso,
    siempre tendrás una puerta abierta, oka?
    Estaré pendiente de tus publicaciones y las de Elena ;D a mí también me toca actualizar mi blog de inmigrante xD

  • andres

    Genial

  • andres

    Pero Venezuela es el mejor pais del mundo, en Venezuela esta la gente mas bella (solo el 10% el resto puras Marjolis), es un pais rico (lleno de ranchos hasta el cielo pero supuestamente es “rico”), la gente es amable (especialmente cuando te roban y no te matan / o simplemente no te dan paso en una calle) esta el Avila (que solo es bonito porque todavia no lo han llenado de ranchos y por contraste se ve bien) tiene las playas mas hermosas (llenas de tukis y basura hasta mas no poder)… en fin todo un paraiso que raro que no se quisieron quedar aqui. Ademas uno tiene que luchar por su pais ( o en otras palabras quedarse aqui trabajando malpagado con un sueldo que no te alcanza para nada y viviendo con tus padres indefinidamente y rogandole a dios que no te maten para robarte). Es Sarcasmo porsiacaso alguien no capto, aquellos que puedan no lo piensen dos veces tomen la decision de irse antes de que un malandro la tome por ustedes

  • José Escalona

    Grande hermano. Y bendiciones, el camino del exilio no es grato, pero cada lágrima y sudor tendrán su recompensa. Aguante y éxitos a los dos.

  • Magaly

    Me Inspiran a mi y a mi esposoo!!! :) :):) Con Empeño se logran grandes cosas! … el camino esta lleno de muchas piedras y obstáculos tu decides si te caes al tropezar o simplemente levantas un poco mas el pie y no te caes :) ! éxitos ! hoy mañana y siempre.. :) :)

  • danyerjpg

    Y hay momentos en que la vida te escupe, que te aleja salvajemente del camino seguro y sin emociones que habías tomado y te obliga a que vayas por tus sueños.

    Es cuando de repente te despiden de un trabajo, cuando tú te esforzaste en dar lo mejor de ti, pero a tus jefes no se los pareció e increíblemente, te das cuenta que te espera un mejor trabajo o una emocionante aventura de negocios.

    Gabrielle que bueno que nunca perdiste las ganas de luchar.. Saludos desde Venezuela

  • Monseiur Sanchez

    Eres un ejemplo del verdadero venezolano: trabajador, honesto, con 4 bolas y echado pa’ lante!
    Me siento orgulloso de ti compatriota.
    Mi aplauso de pie para ti y para Elena.

  • Mike

    Solamente diré: BRAVO!!! Desde París, viviendo un proyecto de vida junto a mi familia… Gracias por esas lineas

  • Ana

    Te entiendo perfectamente! hace unos meses me mude a Estados Unidos. Ha sido muy muy difícil encontrar trabajo, sobretodo porque venimos malcriados de nuestras posiciones laborales en Venezuela. Gracias a Dios a mi esposó le va bien y hemos sobrevivido estos meses, pero la presión de no encontrar trabajo y que todas las opciones sean una caca, siendo joven, teniendo título universitario, experiencia laboral y además bilingüe, es my difícil. Pero al final de cuentas, piensas en tu vida en el extranjero, en que sales tranquilo, tu preocupación si te vas de rumba es quien va a manejar de regreso, poder perderte y sacar tu tlf tranquillo en la calle, poder ahorrar, saber que aunque al principio sea difícil, tu vida va a mejorar con el paso del tiempo, pensar en los hijos que tendrás y las angustias que NO vivirás. No es fácil, pero los pro son muchos más que los contra

  • ElGordo

    Brother primera vez que veo tu blog y creo que llego en un buen momento por que estoy decidido a irme de venezuela ya sea irlanda o londres, veo que te fuiste teniendo 29 años los mismos que cumplire yo en abril! bastante ilustrativa tu experiencia! qie sigan llegando los exitos

  • Miguel Rojas

    Excelente post! exitos y bendiciones para ambos!!

  • lu

    La verdad que pongan a una persona el primer dia a trabajar 8 horas, y salga reventada y que luego le digan que le toca jornada de 14 horas. En que momento te recupera del cansancio.. si llegaste a tu casa a las 2 y media y tenias que levantarte a las 7 am, por favor quien aguanta eso a diario, practicamente sin dormir….. y el otro trabajo que ni al bano puedes ir y de paso se burlen de la gente. Parece que esas cosas solo pasaban en paises poco desarrollados, pero veo que gente coniodemadre y abusadora hay en todas partes. hiciste bien en no quedarte y en buscar algo mejor. Saludos

  • Daniel

    Me encanto el post, casi lloro con el final, llorando de felicidad porque de verdad que siento como si fueramos amigos de toda la vida, por muy ridiculo que suene esa vaina, es un articulo genial que muestra la realida de emigrar, y que no siempre es “el sueldo basico son 800 $ y si gasto 400 en renta y comida sere millonario!” que es el sueño que tenemos todos los jovenes pendejos que decimos que nos vamos de aquí apenas nos graduemos. Muchas gracias por la inspiración, mi novia y yo ya decidimos que nos vamos, pero esto pone muy en perspectiva esa decisión, y nos muestra que se pasa roncha, y que no es facil, suerte bro, y felicitaciones por todo lo que lograron

  • Ben

    Gabriel, great story man! I couldn’t stop reading. Very inspirational. From Ben, a Canadian living in Colombia.

  • Daniel

    Hermano, es impresionante su historia. Cuanta fuerza y dedicación. Gracias por la inspiración

  • Guest

    ¡Qué excelente historia! Es totalmente conmovedora y emocionante de principio a fin (Creo que a todos nos tocó contener las lágrimas desde el inicio, pero inevitablemente terminamos llorando al final). Los admiro muchísimo tanto a Elena como a ti; ambos son una inspiración porque nos brindan una luz de esperanza y valentía a todos aquellos que estamos hastiados de todo el caos y del abrumador desastre de Venezuela; especialmente porque al leerlos y ver sus videos, hacen que uno se sienta totalmente identificado y empático con lo que expresan sobre la realidad de este país. La verdad es que son un ejemplo a seguir.
    Les deseo muchísima felicidad y prosperidad a ambos, y que la vida les siga brindando incontables oportunidades, triunfos y enseñanzas, que sé que sabrán aprovechar. Sigan siendo tan valientes como son.
    Espero llegar a conocerlos algún día.

  • Katherine Soriano

    ¡Qué excelente historia! Es totalmente conmovedora y emocionante de principio a fin (Creo que a todos nos tocó contener las lágrimas desde el inicio, pero inevitablemente terminamos llorando al final). Los admiro muchísimo tanto a Elena como a ti; ambos son una inspiración porque nos brindan una luz de esperanza y valentía a todos aquellos que estamos hastiados de todo el caos y del abrumador desastre de Venezuela; especialmente porque al leerlos y ver sus videos, hacen que uno se sienta totalmente identificado y empático con lo que expresan sobre la realidad de este país. La verdad es que son un ejemplo a seguir.

    Les deseo muchísima felicidad y prosperidad a ambos, y que la vida les siga brindando incontables oportunidades, triunfos y enseñanzas, que sé que sabrán aprovechar. Sigan siendo tan valientes como son.

    Espero llegar a conocerlos algún día.

  • Reinaldo Garcia

    Salir de tu país es muy duro, alunos tenemos mas suerte que otros, a mi me tococ solo 2 meses conseguir un trabajo estable, ya son 4 años en el mismo y he escalado posiciones dentro de la empresa, cosa que jamas y nunca me hubiera pasado en Venezuela, no hay dia no que añore ver a mis padres, a mis amigos y a mis paisajes. No es facil , y no es solo el hecho de tener trabajo o no, es un cumulo de cosas, te sientes solo, cuesta mucho hacer amigos, adaptarte a horarios, reglas y un monton de cosas. En esos momentos pienso en las guerras y los miles de refugiados y auto exiliados, que fueron a America y lograron sus sueños, y eso me da fuerza pues no soy menos, y estoy aca para lograr mis sueños. Mucha suerte, la tendran, ya lo peor ha pasado

  • daas88

    Iba a decir TL;DR pero me empeñé en leerlo todo. Siento que en un futuro no tan lejano pasaré por algo así, ya que mi novia y yo tenemos planes de emigrar a Canadá. Todavía estamos crudos, pero ese es nuestro norte.

    Les deseo muchos éxitos, y que sin problemas puedan cumplir sus próximas metas, ya que ya han alcanzado varias.

  • Ve

    Wow mas identificada no podría estar. Yo me fui a Londres con mi esposo, dejando atrás una vida no de ricos ni cerca pero si acomodada, titulo en mano que no me valía de nada porque no hablaba suficiente ingles y para mi sorpresa, nadie sabia que era la UCAB. Vivimos en un cuarto donde había ratas, el paso mucho tiempo esperando su residencia y mientras solamente yo podía trabajar. Entregue CV’s y deje mis manos en un restaurant; me paraba a las 3 am para llegar a tiempo. Llamaba a mi flia solo cuando estaba segura que no me iba a desplomar llorando y tomábamos turnos para deprimirnos y que siempre uno levantara al otro. Aprendí ingles, hice postgrado, tuvimos un hijo y trabaje, trabaje, trabaje. Muchos me dijeron: en tu país no limpias mesas, pero ya habíamos superado muchas cosas como para dejarlo todo. La meta era insertarnos en el mundo laboral como en Vzla, con trabajo de 9 a 5 y bien vestido, como nos gusta a los venezolanos. Ese sueno nunca se materializo en Inglaterra pero en cuanto salio la oportunidad en Holanda, no lo dudamos, ya no nos daba miedo, lo peor había pasado. Me convertí en extranjero cuando salí de Venezuela y lo seguiría siendo en cualquier país.
    Sigo extrañando mi flia y mi tierra pero ahora tengo una vida afuera que disfruto. Los aprendizajes nunca los olvidare; yo se lo que es limpiar una oficina así que ahora le doy el menor trabajo posible a la sra. que lo hace en donde trabajo y no se me caen las manos por mover unas cajas; valoro muchísimo mas lo que hago porque se que siempre puede ser peor.
    No desvanezcan, vendrán tiempos malos pero muuuuchos buenos. Mi recomendación humilde, no se estanquen, always move forward.

    No te conozco pero las vivencias comunes te hacen familiar. Saludos y pa’lante.

  • Cindy López

    Ánimo, Gabriel. Les irá maravillosamente, se los aseguro. Un abrazo.

  • Anónimo

    What are you doing in Colombia dude? O.o

  • aMeliN

    Wow realmente no esperaba leerme toda la nota, pero es algo que a muchos nos está pasando y nos sirve de ejemplo para seguir adelante.. Muchos se van con la errónea idea de que es súper fácil.. Obvio que no lo es , pero con la fuerza y perseverancia como la que expresas es posible establecerse y comenzar a vivir fuera del país, sentirse seguro es lo más valioso y si sabes ahorrar pronto podrás darte lujos jajsja. Como dices aquí ni que trabajes en PDVSa puedes tener calidad de vida si vas a tener a tus familiares esperando que llegues vivo a tu casa… En fin les deseó lo mejor sigan así :P

  • Rosselin

    Algunos que nos hemos ido hemos vivido estás cosas u otras diferentes… pero allí te das cuenta del valor que tienes para superar lo que sea y de lo que representan algunas personas en nuestras vidas para romper todos los obstáculos…
    Lo leí entero y me imagine todo lo que tuve que pasar yo también.. les deseo de todo corazón muchísimo éxito y que puedan segui adelante!
    mucho ánimo chicos :D

  • Miguel

    jeje gabriel bueno al menos yo no llore, solo me alegro por uds, ojala todas las historias de inmigrantes terminaran como al de uds, y pues, pa’ lante, obviamente uds estan mejor alla que aqui, lastima q hayas tenido q pasar tanta roncha pero de eso se aprende.

    PD: de verdad q suspenso con ese cuento jejeje

  • Andreina Benezra

    Gabriel, como siempre una excelente pieza! Que talento! Este relato llega mientras estoy sentada en el mueble con mi novio, armando nuestros papeles para irnos a vivir – sobrevivir- a Alemania. Que historia tan inspiradora, sin ganas de ponerme esotérica y un poco stalker… quizás en unos meses recibas un mensaje de auxilio de unos extraños paisanos pidiendo aliento desde Munich!

    Saludos a esa maravillosa mujer que tienes la suerte de llamar esposa!

    AB

  • Tania

    Gabriel no los conozco pero acabas de describir brillantemente, la vida de todos los que nos fuimos a Europa, tus palabas me hicieron recordar mi primer anio en Paris… claro que vale la pena, cada minuto, cada instante, cada mudanza para mejorar, cada trabajo duro pero necesario… vale la pena porque puedes salir de noche tranquilo, y puedes regresar a casa camniando si quieres, vale la pena porque vives en paz… los felicito y les deseo que siga el exito, te cuento que no todos pueden, vi muchos pero muchos irse sin lograrlo porque no solo es el querer, tienes que tener ese impetu, ese algo que te hace luchar tambien para poder seguir cada dia al pie del canon,… suerte a los dos!!!

  • Ben

    my girlfriend is from bogota. so just living here. nothing too crazy!

  • Vero

    Los admiro y espero que las cosas sigan mejorando. Espero tener la entereza de Elena cuando me toque a mi.

  • Will

    Hola amigo, felicitaciones por esta gran historia hecha realidad, me quedo cortos en palabras, solo diré muy pronto estaré de viaje por esos lares! Gracias.

  • silvia de requena

    Existo para los dos, Dios con Ustedes….

  • José Ramón Villarreal Quintana

    Epale, de pana que el twiter es chismoso!

    Leí tu blog por primera vez hoy 19/01/2014, aunque yo había visto algunos vídeos de uds hace mas de 2 años (creo). les perdí el rastro imagino que se debe a que ya no están en Vzla.

    Gabriel, déjame decirte que se necesita mucho valor para irse de la casa e intentar tener una mejor vida, con verdadera calidad de vida! E irse del país se necesita mucho mas valor. Querido hermano desconocido venezolano, déjame decirte que te admiro, admiro ese valor, coraje y valentía de querer e intentar hacerlo.

    Admiro esa decisión que tomaron (solo puedo imaginar lo difícil que puede serlo), de querer tener una mejor calidad de vida, donde se te antoje ir a cualquier supermercado o farmacia y no tengas que hacer una cola de horas pa que te vendan pollo, harina, leche o cualquier cosa que tengas la osadia de querer comprar en Venezuela. Ahora se suma a la larga lista de productos desaparecidos de los anaqueles, las baterías para los carros! Esta semana, 2 compañeros de trabajo me comentaron que sus carros están guardados en sus casas por que no encuentran baterías. (imagínate que solo en estos momentos es que me alegro por no tener carro propio! QUE TRISTE VERDAD?)

    Simplemente les admiro, toda la roncha que han pasado y las cosas que aun estarán por venir solamente los preparan para poder tener la tranquilidad que tanto buscan.

    no les puedo desear suerte muchachos, LA SUERTE NO SE LES DESEA A LAS PERSONAS EXITOSAS COMO USTEDES, LES DESEO MUCHOS EXITOS!!!

    DIOS LOS BENDIGA…….!

  • arequipito

    Me arrugó el corazón Gabriel. Que hermosos compañeros vos y Elena. Éxito y crecimiento para ustedes.

  • Pedro

    Felicitaciones a los dos y fuerza. Yo me fui del barrio con todos los juguetes: becado. Pero aún así sé lo jodido que es estar afuera. Yo no he pasado ni por una de las que ustedes. Son unos valientes. Los admiro. Yo sé lo que es una palabra de aliento cuando uno está jodido en el limbo. Creánme de verdad que los admiro a ustedes. Son un ejemplo y lo inspiran a uno. Un abrazo desde el frío más frío de los yunaited en Chicago.

  • Gocho!!!

    Quiero felicitarlos por el camionado de bolasssss, muchos exitossss que de ahora en adelante vengan bendiciones para uds mucha Mierdaaaa!!!! Y que les llueva salud, trabajo,dinero y masss yo al igual que uds sueno con irme vamos a ver que tal me va, si voy los visitare jajaja saludos desde sancristoche! Venezuela

  • amna

    Jajaja definitivamente deberias ser escritor! Odio leer y tu art lo lei completo! Me dio mucha risa como describiste la pasade de roncha! Menos mal la historia tuvo un final feliz! Mucho exito a ti y tu esposa!

  • Fausto Larenza

    Una de mejores historias que he leido en internet, ciertamente sintiendome identificado en ciertas ocasiones y en otras sintiendome afortunado. Con mucho orgullo puedo decir que todo lo que uno pasa al final vale la pena. Unas cuantas frases podría citar pero te respondo desde el celular y es un fastidio estar subiendo y bajando. En fin, llevo casi tres meses viviendo en Londres solo. Y mi experiencia no se compara para nada a lo que ustedes tuvieron que vivir. Quizas tuve suerte en conseguir un trabajo y un sitio decente para vivir, pero de verdad que te felicito y no sabes la suerte de que se tengan el uno al otro, sigan asi y todo lo mejor para ustedes. Lo mas acertado de todo fue comparar las posibilidades de vida del perro con 5 tumores con la de un simple ser humano en Venezuela. Ojala esta historia sirva de motivacion para toda esa gente que tiene miedo de irse. Hay que sufrir al principio (que para unos puede ser un mes y para otros seis meses) pero al final tendras lo mas importante de este mundo: una vida.

  • Jorge

    Un saludo Gabriel,
    Leo tu historia y es como si leyese la mia propia. Hace ya casi tres años que llegamos a España y la verdad es que una a una de tus “aventuras” fueron casi identicas a las nuestras.
    Sin embargo, aunque la nostalgia apriete por los seres queridos – en especial los padres – estar lejos de nuestra golpeada y maltratada Venezuela es sin duda el mejor escenario en el que podemos vivir, simplemente por “mantenernos vivos” y no sortear a la ruleta rusa cada mañana al salir a trabajar en Vzla.
    Te felicito por todos tus esfuerzos, son dignos de valientes y definitivamente somos unos valientes en esta vida.
    Un fuerte abrazo a ti y a tu chica.
    En Madrid, un amigo.
    Jorge

  • Anónimo

    Me parece un blog muy negativo…hay que ser m[as positivo cuando uno sale del pa[is.

  • Jose64

    Gracias gabriel (y elena)… me voy en un mes (emigro) con mi pareja y esta lectura fue un EXCELENTE empujón y perfecto sacudon al miedo que sentimos. GRACIAS! TODA LA BUENA VIBRA Y LA SUERTE DEL MUNDO!

  • Daniel Saavedra

    Le echaron pierna…

  • Gleomar Pérez

    Me hiciste llorar !!!! Dios aprieta pero no ahorca como dicen… no los conozco pero ya se llevan toda mi admiración. Estoy ya preparando mis cosas para emigrar, no será fácil, pero en Venezuela no hay futuro.
    un abrazote para uds. Les deseo muuuucho éxito :)

  • Susy García

    Todo comienzo es duro, pero por suerte se tiene uno al otro que es la fuerza necesaria para continuar, todo es una constate lucha, ustedes allá lucha por salir adelante, mientras acá luchamos para mantenernos vivos entre tanta inseguridad, si vale la pena es bueno, éxitos chicos, por este lado del charco seguimos leyéndolos y admirándolos.

  • Maria Castro

    Gabriel, este post, ha sido simplemente maravilloso, nos vemos alla, Muchas bendiciones y exitos en esta nueva etapa, puede que sea dificil mas no imposible.. :-)

  • LDC

    Gran lección de vida la que les ha tocado archivar en sus memorias. Admirable lo que han hecho el uno por el otro. Mis respetos. Que sigan las grandes aventuras y los aprendizajes. De eso está hecha la vida. Keep on rocking dudes.

  • Leah

    Eres un genio!

  • Eliángel Bullones

    Excelente post, Gabriel. El que quiere puede, el que persevera alcanza :) la verdad no soy tan fuerte como ustedes, ya me fuese regresado ante tanta humillación jajaja tienes mucha fuerza de voluntad! que te siga yendo excelente, saludos desde Barquisimeto.

  • Melizabeth Silva

    Chamo..no te conosco ni se quien eres, pero de verdad, ADMIRO y les agradesco por compartir toda su experiencia, estoy segura que de aqui en adelante seran solo exitos y alegrias! por que? porque ese es el deber ser, y el resultado del trabajo duro!, me llenas de animo y un poco tambien de toque de realidad, ya que un error comun del Vzlano es que pensamos que todo sera papayita pero no es asi..lo que si es cierto es que despues de esa roncha cada exito tendra un sabor de boca inigualable. Gracias nuevamente!

  • Anónimo

    Aún recuerdo cuando leía que hacían trámites para irse, lo que me pareció una decisión inteligente y acertada de su parte. Con ya dos años en el extranjero, puedo decir que todo lo que pasas, lo que vives y lo que aprendes, forma parte de una experiencia que nadie podrá entender hasta que la siente en carne propia, con guantes o sin guantes, sea donde sea. Me sentí tan identificada en la parte de la mierda “hasta la nariz” porque una vez lo dije exactamente igual.

    Gracias por compartir esto con el mundo.
    Dios los cuide y éxitos.

  • Jean Carlos Piraino Lopez

    En lo personal, el mejor post, ya que es al que le he sacado mas provecho. Yo, junto con mi novia (futura esposa dentro de poco, por cuestiones de nacionalidad y visa) estamos en el arduo proceso de legalización y preparativos para irnos, en este caso, a Italia. Y debo confesar que da TERROR irse tan lejos, no conocer a nadie y lograr conseguir trabajo, casa y demas cosas. Por ello, este post es un faro de motivación, son nuestro ejemplo a seguir, y me digo: “Si Gabriel y Elena pudieron, nosotros tambien” Les deseo todo la suerte y exito del mundo. Y por favor, no dejes de postear.
    Un abrazo.

  • Claudia Gutiérrez

    Los admiro, yo también son una emigrante (junto a mi pareja) de la triste y ruda Venezuela y sinceramente me tengo que dar con una piedra en los dientes porque nunca pasamos nada de lo que ustedes han pasado. Son realmente admirables, unos duros y les deseo tooodo el éxito y la suerte que porque se la merecen. Saludos desde Chile y que vengan más y mejores experiencias :)

  • JUNI

    wow!!! ES ADMIRABLE!!! DE VERDAD LES DESEO TODO EL EXITO DEL MUNDO!!!! LE PIDO A DIOS QUE ME DE EL CORAJE Q TUVIERON USTEDES, YO TAMBIEN PLANEO IRME, ME DA MIEDO, SE QUE NO SERA FACIL, PERO AQUI YA NO HAY VIDA, AYER ME ATRACARON A PUNTA DE PISTOLA, Y MAS QUE EL VALOR MONETARIO DE LO Q SE LLEVARON, ERA EL VALOR EMOCIONAL, ME QUITARON UN ANILLO PEQUEÑITO QUE ME HABIA REGALADO MI ABUELA QUE MURIO, EL ANILLO TENIA 28 AÑOS CONMIGO… YA ME DA MIEDO ENTRAR A MI CASA EN LAS NOCHES, POR ESO PREFIERO NO SALIR…. ME DA MIEDO CAMINAR EN LA CIUDAD A CUALQUIER HORA PORQ YA NO HAY HORARIO PARA MATAR ROBAR O SECUESTRAR… LOS ADMIRO MUCHO! ME ENCANTO SU HISTORIA, Y AUNQ NO LOS CONOZCO ME DOLIO, PASARON POR COSAS TERRIBLES, PERO SIN DUDA ESTAN MEJOR QUE NOSOTROS AQUI EN Venezuela….QUE DIOS LOS BENDIGA

  • Michelle

    Me dieron hasta ganas de llorar, me alegra muchísimo que hayan logrado estabilizarse, que grandes.

  • Frede Ovalles

    Extraordinaria y admirable historia! saludos desde Costa Rica panas..

  • Miguelángel Arguinzones Pérez

    “No me gusta Notting Hill por culpa de Julia Roberts; todo lo que me recuerda a ella o alguna de sus películas me descompone. Sí, es una cagada”. JAJAJAAJAJAJAJAA como comparto ese comentario

  • sol

    Este post pude verlo gracias a mi novio, confieso que lloraba tanto que debía parar para poder continuar, son miles de cosas a las que se enfretaron, y definitivamente esa era la recompensa que merecían, el amor definitivamente es parte fundamental para ayudarnos a ser fuertes, mi novio dice qu los seres humanos estamos hechos de miedo, y son ellos los que nos impulsan a tomar grandes decisiones, HOY por hoy ustedes nos ayudan a muchos que sentimos la necesidad de correr de Venezuela, GRACIAS POR COMPARTIR ESTA EXPERIENCIA, que definitivaent es un aprendizaje!

  • Gilberto Pernia

    Hola Gabriel y Elena, guao excelente relato. Sencillamente espectacular la forma en como está escrito y como cada detalle cuenta para mover nuestro entendimiento como si estuviéramos allí presente con ustedes. Increíble. Yo soy abogado egresado de la Universidad Central de Venezuela con 6 años de experiencia y luego de haber asesorado a mas de 20 empresas representativas en Vzla debo decir, que ustedes son inspiración también para mi, la única forma de lograr un sueño es ir por él contra viento y marea. Incluso yo he pensado en irme también del país, porque a pesar de mi experiencia el sueldo es un porquería. No se si ustedes lo sabían o no o si lo están haciendo o no, pero es una buena opción (ni tan opción porque yo pienso que sería una obligación si vives en el extranjero) de solicitar a Cadivi los dolares de estudiante, ambos pueden hacerlo si hacen algún curso (de ingles por ejemplo) como el que estabas haciendo. Te darían mensual 1800$ a cada uno a la tasa oficial (Bs. 6,30) para sufragar los gastos mientras estudian. Los gastos del curso (anuales, semestrales, etc – según el curso o estudio o carrera) Cadivi (mientras existe) se los paga por adelantado (ejm: el año entero). Si quieren o están interesados los ayudo con información sin ningún tipo de interés. Creo que no les caería mal ese ingreso extra. Yo ayude a un amigo que esta en Bielorusia estudiando con eso del trámite y le va bien porque el dinero le alcanza con el cupo. No se como será en Londres pero tal vez les sirva para algo. Escribanme al inbox si desean mas información. Saludos y exito!

  • Ana Aponte

    Hola Gabriel! admiro a tu esposa por ser paciente contigo, así es una verdadera pareja, se mantuvo firme apoyándote!los felicito, deseo que le vaya muy bien!

  • Yohanna Martinez

    rar de tal forma. ¡¡¡Sigo sin palabras!!!

  • jordan

    paciencia y fortaleza muchachos no les queda de otra, asi que sigan adelante que poco a poco las cosas cambian.
    lo importante es que estan juntos y fuera de este maldito caos..!!
    los mejores augurios para ustedes mi pana..

  • Leo

    Excelente escritura. Mi pana tienes todo para escribir un libro de crónicas. Yo te lo compro. Te lo digo de pana y como periodista.

  • Will Medina

    Excelente, de verdad. Durante toda la historia se hizo palpable tu pasadera de roncha y tus fortunas. Admiración es lo único que se puede sentir por personas que dejan TODO atrás, a pasar roncha, para tener un futuro mejor. Muchos éxitos para Ustedes de ahora en adelante. Ah, y nunca dejes a esa mujer, quién te espera a las 2 a.m. bajo la lluvia, es irremplazable.

  • Will Medina

    Excelente, de verdad. Durante toda la historia se hizo palpable tu pasadera de roncha y tus fortunas. Admiración es lo único que se puede sentir por personas que dejan TODO atrás, a pasar roncha, para tener un futuro mejor. Muchos éxitos para Ustedes de ahora en adelante. Ah, y nunca dejes a esa mujer, quién te espera a las 2 a.m. bajo la lluvia, es irremplazable.

  • Victoria

    Puedo decir que lloré, no por lástima ni tristeza, sino por lo valientes y la constancia que tuvieron ambos. Estoy en proyectos de irme del país junto a mi esposo, un artículo como este podría causarme más pánico del que ya tengo, sin embargo me alienta a que, a pesar de lo duro que puede ser dejar tu “zona de confort” con excelente trabajo y casa segura, es mucho más valioso poder salir sin miedo y vivir en paz.
    Gracias por el post! A quienes aún tenemos dudas, nos ayuda y alienta un montón. Saludos y mil éxitos!

  • Genesis Carieles

    No tengo palabras para describir la emoción que me da por fin leerlos!!!! créeme que moría de ganas por saber cómo les estaba yendo por allá, y qué problemas se les habían presentado. La verdad es que me fui deprimiendo y entristeciendo a medida que leía, porque pensé en todo lo que se esforzaron para simplemente arar en el mar. Yo también me iré, estoy leyendo sobre Irlanda porque haré un curso de inglés allá y bueno, dependiendo de cómo me vaya me quedo… Créeme que cuando leí que todo mejoró respiré profundo y me alegré enormemente. Simplemente dije “sí se puede”. Y el hecho de leer que digas que lo volverías a hacer sin duda es algo increíble. Por un momento incluso pensé que exagerabas, como sueles hacerlo con tus post taaaaan descriptivos, pero al ver las fotografías de los hongos y la humedad y las caras de ustedes, solo pude decir “pobres”. Los admiro por haber soportado tanto. De verdad excelente labor y espero seguir teniendo noticias de ustedes!!!!!

    PD: cuando vi el video me conmoví demasiado. Vi que de verdad fregaban en la regadera y dije “mierda!” y cuando vi el apartamento nuevo dije “GRACIAS A DIOS!!”

    Los quiero besos y abrazos!!!!

  • Adrian Fandiño

    Arrechisimo! Admirable! Tu y tu esposa tienen bolas de sobra. Me disculpas por lo de las bolas de tu esposa pero es verdad. Habemus jovenes que no nos arriesgamos tanto como ustedes lo hicieron y que deberiamos hacerlo. Nos faltan bolas que es lo que le sobran a ti y tu mujer. Disculpa nuevamente!

  • Mar

    Me encantó lo que escribiste. Ya tengo dos annos viviendo en Alemania y me siento totalmente identificada con lo que dices. Espero que todo continue para bien

  • Barbara

    Wow!!!!! Me encanto!!!!! Gracias por compartir sus experiencias!!!!!! Deberías dedicarte a la escritura se te da súper bien!!! Me agarro de principio a fin!!! sigan cosechando éxitos y felicidades!!!!!

  • Marwin

    Hi there !!. I have just read this long, well put and simply great post. I understood, comprehended, digested, and felt identified with every word of it. Probably because I’m also from Venezuela, and I have been living in London for a few years… It would be very nice to meet you both guys. Maybe you fancy going to Amigos invisibles gig ( if you like them)? or we can have a pint and chat in some dingy pub in Leyton or Central London ( by the way, Did you go to the Technical in Leyton ? ) Anyway, this iis my number 07753234655 text me or email me ( anonimo94 at gmail ) , I’m Marwin, looking forward to meet you guys!!!

  • Nelson

    Hermano me quito el sombrero! tremendo post y apoyo lo que dices calarse cualquier mierda en otro pais es mejor que calarse de aqui venezuela!! Felicidades que apenas es el comienzo de una vida mejor!! saludos desde Venenzuela

  • Marwin

    Shit, I posted on wrong place, anyway here it goes what I wrote —> Hi there !!. I have just read this long, well put and simply great post.
    I understood, comprehended, digested, and felt identified with every
    word of it. Probably because I’m from Venezuela too … and I have been
    living in London for a few years. It would be very nice to meet you
    both guys. Maybe you fancy going to Amigos invisibles gig ( if you like
    them)? or we can have a pint and chat in some dingy pub in Leyton or
    Central London ( by the way, Did you go to the Technical in Leyton ? )
    Anyway, this is my number 07753234655 text me or email me ( anonimo94
    at gmail ) , I’m Marwin, looking forward to meet you guys!!! Ron y gaceta hipica!!

  • Adriana Cimmarrusti

    Así comenzamos todos y por experiencia propia les digo las cosas seguirán mejorando! Cuando quieran venir a Cambridge a conocer manden un email y les damos un tour. Adriana (adriana_le2004@yahoo.com)

  • Jarlyn

    Que me han hecho llorar y emocionar, pues estoy en casi el mismo sueño que ustedes. NO AGUANTO MAS ESTAR AQUI… El riesgo, sé, valdrá la pena… La “roncha” valdrá los frutos, lo sé. Exitos chicos y que ese amor los mantenga luchando.

  • Stever

    sigue luchando y no resistas, todos podemos aunque siempre es dificil al comienzo pero no desistas y aprende de todo lo que pase

  • Stever

    Excelente que pudieron soportar ese tiempo, cuida a Elena merece buena compañia por su apoyo brindado, yo tengo una historia similar solo que en español jejeje pero creo que todos los que emigramos pasamos por varias ronchas que nos dejan aprendisaje y a apreciar mas a la mujer que tenemos al lado. creo que todas las parejas no soportarian emigrar juntos alli es donde se mide el verdadero amor.

  • marygaby

    Demasiado bueno, muy creativos, valientes, en fin felicitaciones admirable su desempeño. que sigan los exitos. gracias por compartir

  • Victor

    Saludos a Gabriel y Elena, No se desanimen!, Los conoci en Wetherspoon de Brighton, ya desde antes seguia su videos, muy buenos por cierto. desde Eastbourne, Victor Diaz

  • Juan Rosario

    Bloody hell jaja. Cada línea es mejor que otra. Congrats.

  • jcv769

    Muy buena lección Gabriel, te entiendo perfectamente, yo obligado por esa gente tuve que salir de eses país, el mio Venezuela, hace 15 años desapareció,pero realmente lo que mas me gusto fue tu reflexiones finales, fuimos hechos para seguir adelante educados para luchar, realmente fueron y lo son, y como dices, allá aquellos que quieren ser borregos y vividores, te deseo la mayor de la suerte a ti y a tu esposa. Como te dije fuera de mi tierra viviendo experiencia similares, pero con mucho orgullo luchando y superando, te recomiendo que no lo olvides nunca, destacamos en lo que hacemos, repito suerte fuerza y animo.

  • Juan Carlos

    Anoche me encontré con este “blog” y empece a leer la información en la parte superior y sobre el autor, el tono me pareció irreverent y hasta vulgar lo que me desalentó a seguir leyendo sin embargo la curiosidad se impuso y continué leyendo el resto…

    Primero que nada gracias por compartir vuestra experiencia desde lo positivo, negativo e intimo. No muchos se atreverían a hacerlo de manera tan detallada y sincera. Tu narrativa es muy buena me mantuvo constantemente interesado en tu historia (the initial tone of your article doesn’t make justice to your writing skills). El orden cronológico de tu historia me hizo recordar a pulp fiction.

    No sabes cuanto me hiciste sonreír recordando mis experiencias muy parecidas a las tuyas. Yo me fui solo de Venezuela en el 2001 y llegue a Málaga donde las pase canutas, allí estuve casi un año en primavera del 2002 me vine a Londres, luego fui a Venezuela por “vacaciones”, regrese a Londres, después fui a vivir a México (la pase bien jodido), regrese y aquí ya llevo muchos años establecido, aunque no creo que por siempre soy incompatible con este clima y quizás not good at settle in either.

    Te aseguro que van a triunfar, tienen la actitud, perseverancia y guaramo necesarios. Son muchos los consejos que podría darles basado en mis experiencias pero probablemente el mas relevante es no tomar decisiones basados en las experiencias de otros (que algunos fracasen, tengan temor,etc.) no significa que ustedes lo harán igual, hagan lo que el corazón y la razón les dicte,

    El próximo 7 de febrero los Amigos Invisibles se presentan at The Garage aquí en Londres (despues de 7 años) yo estaré allí si se animan a ir pues ya nos encontramos allí nos tomamos unas birras y nos reímos con los cuentos de nuestras vidas fuera de Venezuela.

    Godspeed guys

  • Yuleima

    Permitanme felicitarlos, son unos Valientes, seguro que todo lo dificil
    qua hayan vivido es lo que cada dia los hace mas fuertes y perseverantes
    para continuar el camino y lograr mas y mas. Excelente Blog, debo
    confesar que lo leii entre lagrimas y risas, definitivamente lo
    considero una Novela, sii la imprimes y la empastas, seguro que la
    vendes muchisimo… Son la inspiracion para muchos que quieren dar ese
    paso gigante de Emigrar… Felicitaciones, les deseo todo el exito
    posible, son de admirar… Gracias por compartir sus experiencia,
    tambien soy Venezolana en Inglaterra desde hace 4 meses, y a veces me
    pregunto si vale la pena.. Me dan mucha fuerza y optimismo para seguir
    en esta lucha, sobre todo de estar lejos de la familia… Pa lante mi
    Gente….! Los quiero!.. Yuleima (Merida – Venezuela).

  • El Gochingles

    Cuando yo me emigre a Inglaterra en el 1986, mi primer trabajo era kitchen porter. Fue duro y a las 2 semanas me promocionaron a chef’s assistant….. Hoy en día trabajo en una oficina y con un sueldo de calidad y una calidad de vida mejor que en Venezuela. Hay que ser perseverantes.

  • Maria Nella García M

    Todo esfuerzo tiene sus sacrificios y también sus recompezas
    Sigan adelante y Dios los colme de mil
    Bendiciones, al igual que todos los Venezolanos que día a día tienen que
    salir de nuestro país en busca de algo
    mejor. Lo importante no es cuantos títulos tenías aquí, ni lo que dejaste, es
    empezar de nuevo, con esa actitud positiva, tratando de no caer en la depre,
    que muchas veces es bien difícil. Un Mundo de éxitos para los dos

  • El Gochingles

    Muy bueno el blog…. Aunque soy de descendencia britanica, me identifico con uds. Cuando me emigre a Inglaterra la 1era vez (estoy en Inglaterra por la 3era vez), tambien llegue en medio del invierno y mi primer trabajo era fregar platos….. Un trabajo muy pero muy duro y gracias a Dios por mi perserverancia, me promocionaron a chef’s assistant despues de 2 semanas y de ahi mejor la calidad de mi vida. Hoy en dia trabajo en una oficina con un buen sueldo y vivo solo en mi apartamento- esta es una calidad de vida que cada dia es mas arrecho de conseguir en Venezuela. Los felicito por la perserverancia y se que uds tendran mas exitos en un futuro immediato porque se lo merecen. Cualquier cosa, estoy a la orden ya que conozco Londres e Inglaterra muy bien. Un fuerte abrazo a los dos.

  • Anibal Misel

    Amigo le pido a Dios que les vaya muy bien. Que construyan una buena familia y logren crecer mucho eso es un anhelo que cualquiera tendría. Lo aplaudo, respiro profundamente y pienso en las muchas personas que anhelan lo que tu ya tienes, sin embargo, hay otro tipo de personas que como yo, que muy respetuosamente no comparten tu vision de vida, no que este mal, sino que existen otros anhelos. Te vas buscando una mejor calidad de vida, pero creyendo en muchas fábulas y mitos, creyendo que los ingleses no matan (la muerte te sorprende y no avisa, y no necesita visa ni pasaporte para llegar a donde quiera, no respeta estatus, ni raza, ni edad), y creyendo que allá donde ahora vives son mas humanos que los que habitan de este otro lado del charquito que nos separan llamado océano atlántico. Te vas creyendo, el argumento trillado, goebeliano, que por mucho ser repetido terminan creyendo que es cierto: ¡en Venezuela ya no se puede vivir!. Te vas creyendo de forma muy limitada las razones por las cuales un delincuente roba, mata o asesina…No lei tu artículo completo, a veces me fastidia, no por algun celo o envidia, ¡Dios sabe que no!, sino porque me indigna a veces escuchar como dejándose llevar, muchos venezolanos terminan demostrando su desprecio por la tierra que los vio nacer y siento celo debido al amor que siento y que día a día va creciendo por este país y que me impulsa y afirma cada día mas para quedarme en esta tierra, para vivir o para morir por ella, construyéndola, peleando, sacando lo que no sirve, construir una Venezuela que con el tiempo pueda llegar a ser lo suficientemente aceptable para que tus hijos o tus nietos algun día anhelen venirse para acá como hace años atrás muchos de esos, que pertenecen a esa super raza europea, se vinieron en tropel, cuando la maravilla de país en donde vivian eran un desastre por la guerra y las dictaduras. El desarrollo de este país no se hara por control remoto, estando en la distancia, ni mandando cartas bonitas de apoyo a los que decidimos pasar roncha en este país para hacer de él un mundo mejor, la historia lo atestigua, la de cualquier nacion: para luchar y hacer de esta nación la envidia de todas hay que quedarse no irse…

    En fin, afirmo lo que al principio les dije, lo que siempre les recuerdo a mis estudiantes: “El que anhela un buen futuro, y cree que fuera de este hermoso país puede alcanzarlo, buena cosa desea y esta en todo su derecho de ir y construir ese sueño, nadie debería juzgarlo ni inquietarlo por anhelar algo “mejor”…pero el que ame a este país: ¡Quédese!…”

  • George

    Bien valió el esfuerzo, muchachos. Dios los bendiga mucho. No los conozco pero admiro su fuerza de voluntad y su apoyo mútuo. Saludos!

  • carlos

    Hermano te felicito un mar de bendiciones para ustedes… comparto tu sentimiento… Yo vivo en italia y estamos a la orden… muy buena la parte del lavaplatos..me hiciste reír que jode… También me hiciste decir como 10 veces que arrecho este carajo… la narrativa es maravillosa!!

  • jesis

    verro hermano que historia, me meti tanto en ella que pense por un momento que era tu, siempre voy a londres, si te veo por ahi te invito unas cervezas, jjajajaj , gracias a dios que tuvistes un final feliz, que dios te bendiga!!

  • oscar cedeño

    Desde hace dos años aproximadamente leo sus artículos, sus reseñas,sus vivencias, todo y aunque no soy una persona que haga comentarios o de mi opinión de cualquier cosa fantástica, bella ,impresionante, ridícula o estúpida que lea por muy muy arrecha que sea nunca lo e echo pero en esta ocasión aunque ni los conozco ni nada por el estilo despues de leer tu articulo y ver las fotos y el vídeo mientras mis pensamientos estaban al mismo tiempo en ¡ que fino estos panas! ¡que de pinga! ¡que arrecha es elena! ¿sera que eso me pasara a mi ? ¿tendre las bolas para hacerlo? y otras serie de pensamientos que inundan mi mente senti la necesidad de escribir esto y darles mi mas sinceras felicitaciones ,que me siento muy feliz por ustedes y que espero que todo les salga bien y sigan siendo tan felices y unidos como se ven.

  • keith J. Gallardo G.

    Bravo Chamo! No puedo sino hacer una ovación de pie por ustedes!

  • Abbys Guzmán

    Les mando saludos y bendiciones soy una venezolana mas que es joven aun y tiene deseos de vivir una vida digna y mejor, por este motivo tambien este año me ire fuera del pais con mi pareja que vive en ese pais al que me voy a ganarme el pan, para evitar la violencia, el desastre y la escases, la falta de educacion y evitar quedarme a vivir sin motivaciones, sin sueños, sin esperanzas de tener un hogar propio, sin esperanzas de tener nada propio. Gracias a este articulo y a su experiencia estoy llena de motivacion y ganas de dar todo de mi para lograr hacer mi vida de una manera digna segura y tranquila posible, gracias por regalarnos este articulo a los soñadores como yo… genial y felicidades por todo a seguir viviendo amigos.

  • isa

    que bueno que ya esten felices y tranquilos, pero INSISTO: no es este pais, este pais es de oro, lo malo malisimo es este gobierno….

  • Carlos

    Venezolano no se muere de hambre, el sentido del humor del Venezolano le puede ganar a cualquier Europeo x alla

  • Rafael Yanez

    Felicitaciones mi pana, me alegra que hayan superado tantas cosas difíciles y que lo estén logrando. Yo también me fui de Venezuela y ya tengo un año y 3 meses en Montreal. Si algún día voy a Londres me gustaría saludarlos por allá.

  • Una venezolana en Madrid

    Si nos prometes que escribirás posts como este seguido, te prometo que volvemos a tu blog sin dudarlo más seguido. Irse es difícil, arriesgado, sabe a soledad y duele… pero vale la pena, una y mil veces. Así que ni te ocupes en darle explicaciones a quienes no entienden … eso no vale la pena. Les deseo toda la suerte del mundo, siempre.

  • DG

    broooooo solamente te digo es que sigas adelante y que esa bella union va a perdurar por siempre! gracias por decir y mostrar un poco de lo que nos pasa a los que tuvimos o quisimos salir de nuestro pais solo con el pensamiento de conseguir algo o simplemente salir adelante… GRACIAS

  • Jeannella

    Solo te puedo decir que me encanto tu relato! Muchas bendiciones para uds en esta etapa…

  • Moises

    Muy buen post. Lo disfrute un monton! Ojala les vaya mucho mejor en el futuro, ya que estan creciendo.

  • Omar

    tenia tiempo sin leer un relato tan emotivo y, al mismo tiempo, tan divertido. Lo de Elena es para sacarse el sombrero, todos mis respetos para ella. Ustedes representan lo que aquí hace falta: valentía y perseverancia.

  • Oscar F

    Tremendo relato pana. Siento como si los conociera de hace mucho. Me identifico totalmente con su experiencia. Es realmente inspiradora y motivadora esta historia. Saludos y que sigan los éxitos en su vida. Ya se comieron las verdes; ahora les tocan las maduras. PD: sigan haciendo vídeos de stand jejeje.

  • Montse

    Gabriel,. simplemente los felicito, los momentos duros que pasaron y como se motivaron entre ustedes como pareja, en dos meses me toca pasar por lo mismo, ya que cruzare el charco, y pues cuando describes el estar en el pasillo en Maiquetia ya me imagino a mi mama llorando y pues tu historia me ha alentado mucho todo es posible con esfuerzo y dedicacion, siga asi que van muy pero muy bien, mis mejores deseos para los dos.

  • MINER

    Mucho éxito porq no todo el que sale de este o cualquier otro país dice la cruda verdad de todo el trabajo por el que pasan para tener comida y donde poder dormir y ustedes le dan el toque de realidad a todos los que hacen creer q la vida en otro país es facil de llevar, repito ÉXITO que lo mejor vendrá
    Lastimosamente aquí en este país luchamos por un día mejor los que no podemos darnos esa oportunidad de ir a pasar trabajo a otro lado así sea a calarse las pendejadas de otros para tratar que nuestros hijos tengan algún día una oportunidad.
    PERO PA LANTE ES PALLA ASÍ QUE SUERTE A LOS DOS Y LO MEJOR ESTA POR VENIR

  • Angélica María

    Excelente! Les deseo lo mejor. Que mal todo lo que tuvieron que pasar, al parecer eso de que siempre está más oscuro antes de amanecer, o algo así, es cierto. Mucho éxito para ustedes!

  • LubIgn

    Admirable!

  • jorge barrueta

    Saludos compatriotas, los felicito por la perseverancia, sigan adelante, no decaigan en sus deseos luchen con ahincó en busca de logras sus objetivos, el éxito se saborea mejor luego de sortear muchas dificultades, pues siempre las encontraran en el camino, si el frió los congela,caliéntense donde puedan,que la fe y esperanza nunca los abandone, sean prácticos y creativos, lo que para mucha gente resulta imposible para otros son pasos necesarios para alcanzar sus objetivos. el mundo esta lleno de dificultades, por ello cada una que superen son pasos de madures, experiencia y sabiduría que los llevara a donde quieran llegar. un abrazo desde su tierra amada, querida, inolvidable,y piensen que ella los necesita de manera que contribuyan en lo que puedan desde allá para enrrumbar al país hacia un destino mejor.

  • carlos

    Pana, te digo pana porque leyendo tu blog y viendo tus videos ya eres como un pana para mi. Te felicito porque has podido poco a poco sobrevivir fuera de tu país. .

  • AleL

    Tienes una super woman a tu lado.. cuidala y cuidate…Que bueno que la desesperanza no los vencio. Solo el que toma el riesgo de irse sabe y conoce lo rudo de la vida que no nos toca en Venez, nos toca en las calles de otra manera. Irse es duro, pero no mas que quedarse. Se respeta las decisiones de quien se queda y quien se va. Pero la experiencia que se gana afuera, pasando roncha, o soportando vainas de extranjeros, o teniendo solo suerte, cuando en realidad los extranjeros somos los que nos vamos, no la obtienes leyendo ningún libro. El que pueda hagalo. El que no, que no critique. Tu historia es la de muchos, gracias por compartirla.

  • Jhony Rivero

    Verga Gabriel, mis mas sinceros respetos bro usted es un gerrero este cuento me da tristeza por un lado y miedo por otro pues con 39 años quiero irme para el coño para sacar a mis hijos de aqui, por otro lado me motiva para echarle bolas, creeme que cuando este pelando bolas fuera de Somalia perdon de Venezuela me recordaré de este cuento y me dará fortaleza. Mucho Exito seguro lo vas a encontrar y recuerde que tu y Elena tiene un excelente talento humoristico.

  • Miguel Sotillo

    Epale Gabriel! Un saludo desde Nigeria – West Africa (aquí trabajo) pero me acabo de mudar a Marseille, France, con tado la familia, y a pesar de tener en común un par de cosas, mi proceso migratorio fue un pelo mas relajado y menos traumático. Sinceramente creo que hay dos cosas importantes: la primera y mas difícil es dar el primer paso, poner en marcha eso que tu mente ha maquinado y anhela; la segunda es encontrar ese punto de apoyo, el pilar o el motor que mueva las ganas de continuar. En tu caso Elena, en el mio mis chamos y esposa. Me alegra saber que les ha ido mejorando el panorama (que clase de aventura sería sin un par de sustos, sin adrenalina). La historia humana nos ha demostrado que el ser humano muestra su parte mas noble en los momentos de mayor oscuridad, y yo sinceramente creo que tocar fondo para luego salir triunfante, es mucho mas gratificante que simplemente obtener las cosas con el mínimo esfuerzo. Suerte viejo, y a darle duro que es solo el comienzo!!

  • Tabatha

    Alguien me recomendó que leyera tu blog, y no se equivoco. La perseverancia es definitivamente lo que hace que triunfes al final del camino. Me encantan tus reflexiones pero sobretodo la sinceridad y simpleza emocional que le pones a tus experiencias, pocas personas cuando emigran pueden ser tan honestas en lo que “padecen”. Bravo por ti y por Elena!!! creo que el amor que se tienen los hara ganar cualquier batalla :)

  • Liber

    Felicidades por la forma de redactar, es un relato muy entretenido y con un lenguaje muy rico, la forma de contarlo lo ha hecho muy entretenido. Como español (andaluz) y residente en Inglaterra creo que errásteis un poco la ciudad de destino, Londres es una jungla, cara y competitiva. Personalmente y adaptado a vuestro perfil os hubiera recomendado una ciudad también grande, pero mucho más acogedora y económica como Mánchester (los alquileres cuestan menos de la mitad). No obstante, y como has comentado en tu relato, la aventura de vivir en un país extranjero siempre merece la pena, te llevas muchas experiencias que recordarás siempre y te hacen ser una persona más completa. Suerte y saludos desde el noroeste del país.

  • Sandy Gómez

    [Silencio postraumático] Ustedes son unos héroes. Mil felicidades, éxitos y que Dios los bendiga. Un abrazo alentador desde este lado.

  • Oriana

    Valientes, Gabriel y Elena! Que Dios los siga acompañando y el periodo post-Leyton no tenga fin xxx

  • Luis Alarcon

    Vaya, la verdad no pensé que fuera tan difícil establecerse en otro país, y menos es uno como Inglaterra, la verdad que es muy emotivo todo lo que cuentas, ahora, después de leer toda la entrada, tengo otra perspectiva de la vida en otro país, y tener en cuenta lo difícil que es

  • Robinson Recalde

    Vaya…

    Debo confesar que aunque suene un poco dramático no pude dejar de soltar un par de lágrimas mientras leía. No sé si es porque puedo entender la situación o porque comparaba la vida de ustedes con la mía, que estoy aún en Venezuela. Vivo en Caracas y apenas tengo 19 años. Tal vez te suene a que soy demasiado joven o no entiendo mucho de la vida, pero no puedo dejar de pensar en una de tus reflexiones finales.

    Al principio cuando leí y supe que pasaste tanta roncha me pregunté: ¿por qué no se devuelve al país? Y la verdad es que ya tenía esa respuesta en mí, ¿quién en su sano juicio quiere devolverse a Venezuela solo porque tiene playas bonitas y escenarios espectaculares? ¿Quién en su sano juicio quiere regresar a esta podredumbre de mierda?

    En mis días en el metro de Caracas me imaginaba igual que tú, saliendo de mi país y siendo feliz en un paraíso frustrado que mi país no goza ya. Disfrutando de una calidad de vida donde el puto sueldo mínimo me alcanza para vivir, apretado, pero vivo.

    Donde un maldito celular no cuesta 10 sueldos mínimos o una casa más de mil. Tal vez estoy harto, tal vez no sé qué hacer o solo estoy molesto por la incompetencia de este puto país. De la ignorancia de estas personas seguidoras del tercer mundo, o quizás solo estoy harto de las promesas vacías que los políticos nos dan todos los días. Tal vez solo estoy harto de estar comiendo mierda mientras otros desgraciados disfrutan de todo lo que un país debería tener.

    Me alegré mucho hace más de un año cuando leí que te ibas del país, no los conozco a ninguno de los dos, pero como venezolano entiendo perfectamente qué es vivir entre tanta porquería y no poder hacer absolutamente nada al respecto. No podemos tener luchas legítimas porque las vuelven enemigas de la nación. Vivimos en un país lleno de analogías con Orwell, donde la basura cada vez nos llega más al cerebro y en algún momento pensamos: ¿será que de verdad nuestro país está tan bien como lo pintan y estoy equivocado?

    La impotencia que siento no se puede describir al saber que tú, trabajando en un hostal tienes una mejor calidad de vida que un médico profesional. Y no es porque te menosprecie, sé que eres profesional y trabajabas en oficinas, que te jodiste estudiando para lograr algo en la vida. Lo que de verdad me da impotencia es saber que la mierda ha llegado a los extremos de hundirnos en ella. Me da impotencia que la situación de mi país sea tan precaria y tengamos más dinero que otros países.

    Te agradezco haber escrito esto, siempre me había preguntado cómo podía ser la vida de unos inmigrantes venezolanos y ahora lo sé. Absolutamente nada fue fácil y todos fueron muchísimos retos que supieron superar. Siento vergüenza como venezolano de haber perdido semejantes ciudadanos como ustedes, pero siento más alegría aún de que unos compañeros que nacieron en mi misma patria pudieron salir de tanta mierda y por fin disfrutar de lo que es la vida. De lo que ofrece, estar en una vida que provoca vivir.

    Te deseo el mayor de los éxitos, Gabriel. Espero en tu nuevo hogar aún recuerdes a ti antigua Venezuela, más allá de tus familiares, a lo que es el país. Sin mierdas, solo el país.

  • http://www.twitter.com/indireectas @Indireectas

    Graaaaande viejo, mi hermana me recomendó leer tu post, y soy de esas personas a la que no les gusta leer cosas largas, pero debido al tema, pues, qué carajo, lo hice porque me interesaba mucho el tema… Y bro, al ver tu foto, de una se me vino a la mente que te conocía de algún lugar, pero hice caso omiso a eso, al finalizar, te busqué en google, y claro, cómo no recordarte, llegué a ver muchos de tus videos en youtube, eres grande viejo, ya veo por qué dejaste de subir videos. Esto nos llena de ánimo a muchas personas que tal vez tenemos los mismos planes con los que te fuiste tú, y además nos hace ver la relidad de las cosas, me alegra enormemente, aunque no te conozco, que hoy en día ya estés estable, después de toda esa roncha que pasaste, mis mejores deseos para ti y tu esposa.

  • Guest

    Probando Disqus

  • Gabi

    Hola Gabriel!!!! Te felicito. Yo salgo en un corto tiempo para Uk. Q m sugieres? Voy en busca de un hostal económico. Mi novio tiene pasaporte europeo u nuestra intención es hacer un curso de inglés pero valla q vamos sin cadivi. Lo q puedas ayudarme te lo agradeceré amigo

  • luis

    Excelente redaccion! Lograste escribir en in articulo las odiseas de los aventureros en UK. Ustedes son de los venezolanos que uno se quiere conseguir aqui. Saludos desde Bristol. Cualquier momento que vengan para aca no duden en llamarme. Luis 07768979793. All the best

  • http://www.twitter.com/yanjimenez_ YanCarlos_

    SInceramente TUS POST SON EXCELENTES mi pana… Increible como, paso a paso, vas recreando tus vivencias y, sin duda alguna, que aportas muchisimo para los que tenemos pensado tomar tu mismo camino, irnos a comenzar de cero en otro país. Aplausos de pie, para ustedes. Bendiciones!

  • rolando.

    Quiero picarle un quesillo a Elena :( Felicitaciones…

  • Alexander Villarroel

    Excelente post Gabriel, llega al corazon y las mentes de quien lo lee, me hizo reflexionar sobre que quiero hacer con mi vida. SALUDOS Y EXITOS !

  • Mikel

    bro exitos para ambos en todo! mucha salud! jajaja me dio mucha risa el super (largo) post, estuvo muy bueno. Sigan disfrutando. Me da un poco de tristeza que se tengan que ir de Venezuela por que somos una mierda de pais, como llegamos a esto. Los videos de humor que ustedes protagonizaban eran para mi una vaina genial, viendolo sabia que tenia la risa asegurada, parte de la nostalgia que me da, es que mierda, estos panas que se encargaban de hacer estos geniales videos, tuvieron que buscar vida fuera de nuestras fronteras, tuvieron que empezar de 0. Bueno nada, asi me imagino que es la vida, y es super corta como para detenerse a pensarla tanto. Saludos a ambos @themikelus

  • agata

    Wow … excelente. Llore rei etc. Yo soy de Venezuela y tengo tambien un año y pocos meses. Mi caso fue dificil pero no fue tan fuerte como el tuyo y con todo y eso llore “lagrimas de sangre” asi que puedo imaginar lo duro que fue. Y si!! Al final vale la pena y que tranquiladad se siente … mucha suerte a los dos!

  • Lester

    Hola Elena y Gabriel les escribimos desde España, donde también como ustedes nos vinimos al año de casarnos para también escapar en busca de un nuevo y valido modo de vivir, leer tu post es como si lo fuese escrito yo mismo ya que pasamos las mismas penurias antes de poder encaminarnos de manera estable y poder verle el queso a la tostada, ambos leíamos el post riendo, reflexionando y diciendo que no somos los únicos que hemos pasado tragos tan amargos para poder tener lo que queremos, y es cierto lo haríamos mil veces mas de ser necesario

  • nena

    Llegué aquí por casualidad me hiciste reir y llorar con tus relatos , y entiendo eso que dices de la desgracia en la que se ha convertido Venezuela y como es mejor largarse bien pal coño que quedarse aquí aguantando esto, lo digo tengo dos carreras universitarias y 35 años y no tengo nada de nada creo tomaré su ejemplo, que Dios los bendiga.

  • Beto

    Totalmente identificado contigo mi pana, no es fácil dejar tu tierra pero cuando la vida nos da una oportunidad debemos aprovecharla, se que es Duro pero en todo momento Dios nos da una oportunidad o una luz. Yo por ejemplo de tener empresa (contratista de construcción) y de ser profesional (Ing.) ahora soy sólo un electricista más aquí en USA en una empresa de 6 personas pero sinceramente te digo que soy feliz de saber que mis hijos y mi esposa pueden dormir seguros y sin miedo, confió en Dios que así como uds. Nuestros panorama seguirá aclarando y podemos subir de nivel.

    Gracias por compartir tu experiencia y animar a otros que al igual que tu estamos en el exilio. Dios los bendiga brother!!!

  • Akane SOSVZLA

    Wow de verdad te admiro mucho Gabriel, De verdad admiro tu constancia y que nunca te hallas rendido. Mi mejor amigo también se fue a vivir a Londres y mas o menos me cuenta lo que esta haciendo por allá y bueno de verdad si yo tuviera la oportunidad de partir por una vida mejor y un mejor futuro y calidad de vida, me toca vivir por lo menos un tiempo mas en Venezuela, a seguir luchando por su liberación y desintoxicación (aunque sea un poco) y bueno créeme que he pasado ronchas parecidas aquí en Venezuela y apenas tengo 20 años. Las personas que opinan negativamente simplemente están bien con su conformismo aquí. A lo mejor son maduristas jajajaja. En fin para no entrar en discusiones te deseo a ti y a tu esposa muchos éxitos y que sigan progresando, les deseo la mayor de las suertes. Un saludo enorme desde Venezuela, y sepan que aquí (por lo menos yo) seguiré luchando para cuando me valla, dejar algo bueno para mis familiares.

    Que las circunstancias siempre estén a su favor

  • Eve

    Admirable o Tonto?…. creo que es una pregunta sin respuesta, sin duda todos quisiéramos no tener que pasar por algo así y poder vivir en Venezuela sin esa sensación de incertidumbre que genera el diario vivir, sin saber si tu futuro se ira por un celular, unos cuantos billetes o sin un sentido…

    De cualquier forma me parece muy especial que compartan sus vivencias, eso nos lleva a ver desde otros puntos lo que vivimos, a tomar mejores decisiones, sea cual sea, en este punto no es criticable el irse y tampoco el quedarse.

    Muchísima suerte y ojala suceda lo que tanto deseamos todos, que mejore la situación en nuestro país, que seamos más consciente de nuestras acciones, más humanos, más justos, más solidarios y que esta etapa solo quede como una vivencia para ser mejores.

  • https://twitter.com/chelhernandez Michel Hernández

    Pana tenía tiempo sin pasar por este blog a leer toda su experiencia en Londres. Increíble mi pana toda la voluntad, valor y mierdero que has tenido que pasar para llegar a donde estas. Yo creo que aplicaste la buena casta del venezolano con las bolas bien puesta y enfrentastes todo los peos que se te presentaron para seguir adelante y gracias a Dios mi pana haz logrado un trabajo estable. Les deseo los mayores éxitos a ustedes que sigan asi echando pa’ lante pateando calle y logrando lo que muchos Venezolanos hundidos en esta mierda deseamos. Yo me inspiro en ustedes porque también deseo salir adelante quiero emigrar y sé que afuera es duro, que no es fácil y leyendo toda la experiencia de ustedes afirmo que es así. Muchos éxitos en todo lo que se proponen y que bueno que a pesar de toda la roncha han logrado un año fuera de este país que lamentablemente se lo ha llevado quién lo trajo. Un abrazo a ambos pana! Felicitaciones y sigan adelante. Saludos.

  • Gabriel Alejandro Guerrero

    felicitaciones a los dos por tan valiente decisión de ir a probar suerte a tierras desconocidas.

    nada que criticar, la verdad me enorgullece que mis congéneres tengan la convicción de salir adelante y progresar sin dañar al prójimo…ya estando en Venezuela o no. Espero que los éxitos y la prosperidad estén con ustedes siempre. Saludos

  • Joan

    Que bolas lo inspirador que fue para mi haber leído esto. Un poco tarde, pero no deja de estar vigente. Un abrazo.

  • Guest

    bueno yo lei este blog y me dijee q caraaaajo hago en venezuela??? y exactamente

  • don ali

    yo lei este post y dije: que carajo hago yo en venezuela aun? y aqui estoy exactamente 2 MESES depues en atlanta jodiendome el lomo un rato. pero que satisfactorio es esto:
    poder dejar tu carro en la calle sin que te lo roben,
    conseguir lo q me de la gana en el super.
    llegar a las 2 am sin preocuparte si te siguen pa robarte secuestrarte matarte
    etc etc pare de contar.
    en fin. el que se quiera ir que no lo piense. compre su pasaje agarre sus macundales y listo….

    PD. eso si, sepan hacer algo. al menos una cosa y bien hecha para que no pasen tanto trabajo.

  • Yue

    Joder y es mil veces Joder. Realmente los admiro, quisiera yo tener la minima posibilidad de largarme y trabajar asi sea de barrendera. Mientras leia tu articulo decia “Diox eso si es hecharle bola a la vida”. Guao en este momento tengo deseos de mandar todo al carajo y lanzarme en la aventura de salir y hechar raices en otro lugar. Un saludo y bendiciones para ti y tu magnifica esposa >w<

  • Gladys

    Hola Gabriel no se sí me recuerdes! Pero soy Gladys la muchacha de la urbina que fue novia de Diego! Por cosas del destino te encontré en instagram y por cosas de Dios llegue a tu blog y definitivamente tengo que darte las Gracias hiciste mi noche un poco más amena al igual que tú me encuentro en un país que no es el mío pero con la diferencia de que yo no tengo a una “Elena” donde apoyar mi cabeza, pero como dicen por ahí “Dios aprieta pero no ahorca”… Estoy muy feliz de que poco a poco hayan ido superando cada uno los obstáculos que va colocando la vida y considero que de ese tipo de experiencias es donde realmente se conoce la calidad de las personas que nos rodean y la calidad de a uno mismo. Ánimo y que la lucha continúe.

    Mis mejores deseos para ti y tu amada esposa! Que por cierto es un “PALO DE MUJER”

  • Yolanda Aponte

    Excelente resumen, y tremendo valor el de uds. Bravo, el aprendizaje es constante, reciban de mi parte mi admiración; uds son los jòvenes que necesita este país para salir adelante, lástima que los están aprovechando por otros lares. Aún no pierdo la esperanza que mi país, nuestro país logre recuperarse y podamos salir de este foso en el cual lnos encontramos. Saludos Gabriel y Elena, que decidieron salir de su entorno de confort, pero por su seguridad decidieron partir y tomar otro rumbo.

  • Marilu Perez

    Hola chicos! No los conozco… Confieso llore y emocionada me pegue viviendo su historia… Estoy en una encrucijada que no merece la pena pensarlo… Toca emigrar!… Felicidades son grandes!!! Son mi inspiración…

  • Kevin

    Excelente….no los conozco…pero tambien soy imigrante y se lo dificil que es comenzar de cero en otro pais…..Bravo por ustedes…..todo el exito del mundo!!!!!!!!!!!!!!!! Historias que se la contaran a sus hijos, y eso los hara mas fuerte!!!… Un abrazo

  • Pedro Martinez

    Saludos desde Caracas Gabrieles y Elena!. Como leí en uno de los comentarios que me anteceden, aún estoy vivo… y en Dios confío siga así y con la mayor calidad y ánimo que pueda (mientras pueda). Les escribo muy breve para decirles algunas ideas que me viene a la mente: NADIE! ABSOLUTAMENTE NADIE!, debe ni puede cuestionar las decisiones que Uds. han tomado. La historia de cada quien, es eso: la de cada quien. Y si Uds. decidieron, analizaron, escogieron la idea de inmigrar, y no solo de inmigrar, sino de hacerlo para allá ( se han podido ir para Maicao, Nepal o cualquier otro destino), es porque esa decisión respondió al racionamiento que Uds. aplicaron conforme sus circunstancias. Así que ánimo y hacia adelante!. Solo tres reflexiones para concluirles esta saludo: 1) Les recomiendo deben seguirse teniendo el uno al otro, porque creo que el amor con el que se sostienen en lo emocional y afectivo pesa mas que tener reservas de dinero por mucho tiempo!. 2) Tienes un estilo “literario” bien particular y agradable en el que conservas el humor y algo de ironía aun para narrar las condiciones adversas que les ha tocado. Ese es un plus de sostén adicional para hacerle frente a la vida. y 3) Cuando puedan, bajen o escuchen la letra de la Canción “Resistiré” del grupo Dinámico de España, versionado también por tantos otros. Un abrazo a la distancia desde la cálida y ciertamente peligrosa Caracas!, Pedro

  • Yenny Plasencia

    Que maravillosa historia y aunque todos tenemos nuestras historias particulares me he identificado mucho con ustedes en diversas vivencias!!!! gracias por contarla, me he reído mucho porque como buenos venezolanos que son siempre hacen de una experiencia algo divertidisimo que contar!!! con esa gracia, risa y burlita que solo nos caracteriza a nosotros jajajajaja ;) muchos besos y saludos desde España!! mis mejores deseos para ustedes!!! =)

  • Michelle

    me meto en google con la esperanza de encontrar historias como las tuyas, reales pero por asi decirlo con un fnal feliz, lo lei y quede impactada, busque los comentarios por que al igual que tu busco salir de Venezuela, con 21 años ya me doy cuenta que mi pais no me da chance pero ni de tener un telefono propio, pienso hacer lo mismo emigrar a londres, se que sera duro, pero pienso si paso roncha en Vzla por que no pasarlo en otro pais seguro! Felicidadesa ti y a tu esposa y como decimos en venezuela pa´ lante es pa alla

  • Lorena

    La casualidad siempre me juega sucio… Haciendo “zapping cibernético” me encontré con este artículo (probablemente fue alguna sugerencia de FB que parece conocerme mejor que yo misma) y lo abrí porque me gustó el nombre del blog… porque eso es la vida ir y venir.

    Comencé a leer y me llamó mucho la atención la manera como relatas tu historia (y la de Elena). Esa manera tan cruda, honesta y distendida como compartes tu experiencia -quizás las más dura y maravillosa de tu vida-.

    En conclusión -para no extenderme demasiado- me pasaron dos cosas mientras leía esto y me parece justo compartirlo contigo:
    1.- Me sentí parcialmente identificada y varios episodios de ustedes me hicieron recordar los propios, con la nostalgia de quien está “de ida y vuelta”.
    2.- Me sentí agradecida de haber vivido lo que me tocó/decidí vivir. Y a la vez inspirada por su historia… Porque cuando las cosas van mal y uno se encuentra con cosas así, vuelve a creer que todo es posible si se tiene la fortaleza, las metas claras y una compañía capaz de esperarte bajo la lluvia a las 2:30 de la madrugada en la parada del bus para que no te mojes.

    Felicidades y que sigan los logros. Que esa gran decisión que han tomado esté respaldada por las pequeñas decisiones que toman a diario y que la recompensa sea infinita. La merecen. Solo con leer esto, ya sé que es así.

  • ericson piñero

    brutal amigo brutal, leyendo todo tu blog pues sinceramente concluyo que el que persevera vence, pues un tiempo atrás te habría discutido tu falta de patriotismo, pero son palabras y situaciones reales las que mencionas de nuestro pobre país quien tiene una bendición y a la vez una maldición; pues nuestra carencia de cultura y sobre todo nuestro políticos hacen que vayamos al abismo sin fondo, yo defiendo una revolución y una igualdad pero esto no esta ni cerca de ser eso… les felicito y les tomo como inspiración por que pronto yo también voy a tomar ese tren (lastimosamente)…

  • Angela

    Gabriel, no me conoces y no te conozco. Vivo en Canadá desde hace más de 3 años. Este relato tuyo y muy genuino, pase 3 días leyéndolo, no porque me aburría, sino porque siempre hubo una interrupción y porque para serte sincera, no quería terminar de leerlo, estaba impaciente, pero me sucedía algo extraño, ya quería irme al final y ver fotos de Elena y tuyas. Gabriel, me metí tanto en la historia de ambos, que cuando celebraste con el hongo, de repente me acorde de mis ratones que salieron del otro lado del la pared hace un año, es más te mandaré una foto del gran hongo que combatimos el año pasado. Ahorita estoy llorando de la emoción, mi historia ha sido un poco más larga y me condujo a un hospital el año pasado el primer día de mis primeras vacaciones, la mitad del cuerpo se paralizo, pase 6 meses muy mal y en una profunda tristeza, y ya estoy mucho mejor. Pero necesitaba algo que me inspirará y tu relato con tu bella y especial Elena lo hizo. Yo tengo a un Mac, (no es mi pc) es mi esposo y el el equivalente de tu Elena de Troya, que mujer, efectivamente es una luchadora. Creo que está tarde me voy a permitir llorar un poquito y voy a imprimir esta historia y la voy a ver todos los días y si es posible haré la mía. Gracias Gabriel, no sabes lo bien que has hecho contando esto. Si llegaras a pensar en hacer una película, quisiera hasta ser un extra. Que Dios te siga dando fuerzas y ojalá algún día no muy lejanos, te pueda contar la mía, que empezó en diferentes países. Gracias Gabriel, y gracias Elena de Troya y aún y así sin conocerlos, no sabes cuanto me alegra.

  • jose amundaray

    felicidades… aquí un venezolano con las mismas ganas que tu, gracias a ti ya me voy mentalizado, se que no será fácil pero tampoco difícil saludos hermanos venezolanos Gabriel y elena

  • I

    Maravillosa historia, gracias por compartirla. Tengo 2 varones maravillosos y no quisiera perderlos. Esto que leí lo compartiré con ellos para que se preparen por si tienen que partir. Felicitaciones ahora saben de qué están hechos y que bueno que tienes una mujer a tu lado, creo que somos más fuertes que ustedes (sin recriminar sexo). La mayoría de los Vzlanos son muy conformistas y no les gusta esforzarse. Éxitos Éxitos y mil éxitos.Los quiero por ser gente luchadora….Abrazos.

  • Washington Molina Toledo

    Hola Gabriel y Elena….he leído atentamente sus experiencias en Londres….se parecen mucho a todas las experiencias de nosotros….los inmigrantes….situaciones nuevas, gentes desconocidas, sociedades…costumbres…algo al comienzo desconcertantes….pero después asimiladas de la mejor manera….hace 14 años tambien cogí mi mochila, junto con mi mujer y mi hija pequeña de 3 años desde mi pais Ecuador…en una andadura por España de 11 años y ahora en Suiza de 3 años…el resultado..??….desde todo punto de vista positivo…como tu (Uds) lo volvería hacer 1000 veces…aunque el precio por dejar familia..amigos..y la tierra es muy alto….pero queda la satisfacción de haberlo hecho…peleando solos contra el mundo y haber salido adelante…y te sientes un gigante….que nada te puede detener o derrotar en esta vida…les deseo lo mejor de este mundo…que tengan suerte…el mundo es de Uds….adelante….escribes muy bien, a lo mejor hay muchas hojas esperando por ti para que las conviertas en libros de éxito te saluda un orgulloso ecuatoriano (aunque sali de allí) y venezolano de corazón….Hasta pronto.

  • LunaReal

    reí y lloré… pero la mejor parte cuando te espero en la parada con el paraguas <3

  • Gustavo G

    “Me abracé con el hongo y celebramos por unos minutos gritando en círculos agarrados de manos.” Me dio tanta risa que no pude reir, crack.

  • Carmen

    Hola Gabriel, Hola Elena, soy la Chama que hace año y pico les escribio, “Calatela por Facebook” si de una forma muy grosera, la verdad estaba cargada de rabia e indignación, porque gente allegada se me estaba yendo, muy talentosa y es esa frustración de porque no te queda echarle aquí a tu pais,se que la forma en que me exprese en ese momento fue con ira,rabia y no se como llegue a este Post, y veo tantas cosas, y he tenido la experiencia de que Familia allegada se me ha ido, es frustrante muy fuerte, pero jamas deseo que se tengan que calar nada de nadie,solo deseo que les vaya bien. Lei esta historia y fue una bofetada! asi tal cual, porque por momentos de ira y rabia decimos cosas sin pensar lo que esta viviendo el otro! solo quería disculparme, he prendido que cada quien es libre de hacer lo que quiera siempre y cuando no dañes al otro, ni juzgar al otro, yo lo hice y sinceramente me disculpo. y si Me alegra que les este yendo bien que hayan encontrado gente buena, y que sigan alcanzando las metas que se propongan.
    Mil disculpas

  • Mari

    wow!!!! si que han pasado ronchas =/

  • Mari

    Los admiro de pana !!!xD

    yo soy Ing. de sistemas y tengo diplomados y eso, sera que tengo posibilidad de encontrar trabajo? estoy planificando irme pero debo admitir que tengo dudas ya que estare sola sin apoyo alguno, sera que si me toman en cuenta?

  • Rosana Theis

    De verdad quedé sin palabras. Éxitos Gabriel y Elena. Sentí tristeza contigo al leer cada línea de angustia, pero la paloma fue un ejemplo claro para ti, no sé si lo viste así, si ella puede tú también pudiste. Son un grandioso ejemplo, un abrazo! YO TAMBIEN PIENSO COMO TU Y LAMENTABLEMENTE DESEO IRME DE VENEZUELA, porque lastimosamente alguien se encargó de posicionar en esta tierra a la gente más come mierda del mundo… les ofrecen mierda y hacen cola pa comprarla!! pero bueh…

  • Bambi

    Típica historia de niño mimado, como se vé que no has pasado roncha muchachito, Yo soy 100% venezolana y nunca voy a denigrar de mi país, ya que nosotros mismos lo pusimos así, Yo no vivo en Venezuela, vivo en Madrid. Me vine sola, sin papeles, pero el objetivo entre las cejas, dejando a mis 2 pequeños hijos por 6 meses, pero ya los tengo aqui. Así que me parece una historia muy aburrida y de típico niño que lo ha tenido todo y que forma berrinches por un caramelo. Porrrrrrr Diossssssssss.
    Espero que hayas madurado un poquito por lo menos.

  • concienciavenezolana

    muy interesante tu historia, de verdad que la cosa no es tan facil como parece, pero creo que todo individuo que quisiera radicarse en otro pais fuere del de origen tiene que saber que al principio va a pasar un pelo de roncha o mucha roncha segun sea el caso. apartando eso me gustaria saber un poco mas de detalle, sin ofender ni tratar de resultar abusador, ya que soy venezolano, medico veterinario con pasaporte europeo, casado con una hija y con muchas ganas de salir de este pais lleno de malandros, corruptos, ignorantes y conformistas, porque el pais no es malo sino los que en el habitan. que me recomendarias? te lo agradeceria en el alma.