Archivo de la ‘Escritos Septiembre 2010’ Categoría

Gracias por todo, CANTV…

Miércoles, septiembre 29th, 2010

Quiero dedicarte un post, CANTV, no mereces menos que eso. Gracias por hincharme mis pelotas desde el final de la tarde del 26 de septiembre hasta hoy 29 de septiembre. Gracias por esta elefantiasis testicular que me has causado, mis bolas están más grandes que nunca, has sabido como joderme de una manera anónima y bien lacerante. No sé si la gracia de habernos jodido a todos fue causada por el cuentico del mantenimiento de WordPress que quedó almacenada en tus proxies; la verdad, no gozas del beneficio de la duda. Es como demasiada coincidencia que venga a ocurrir un día de elecciones, y que además tengas en tu haber un evento similar en el 2009. Es como si  la policía encuentra a una mujer desnuda con el rostro desfigurado en plena calle; le pregunta qué ocurrió y ella responde que se cayó por las escaleras. La policía consulta los datos de la mujer luego y resulta que tenía el año pasado un expediente abierto por ser víctima de violencia doméstica. ¿Qué debe inferir la policía?

De igual modo, sea cual sea el motivo, te agradezco; supiste joderme la semana con elegancia, nunca nadie dio la cara y excelente el experimento porque nos escupe una segunda realidad: le sabemos a mierda fresca a los medios de comunicación. Apuesto a que se le espicha un seno a Carla Angola y eso sí sale reseñado en primera plana.  Que se le enterró la uña del dedo gordo a un diputado, ¡ésas sí son noticias!, y ojo, no planteo alguna discusión política, sólo me da curiosidad que muchas personas regamos la noticia, directamente la mandamos por Twitter a los medios, ¿alguno le paró bola? Ninguno, solamente lapatilla.com y “codigovenezuela.com” tuvieron la molestia de indagar y preparar un artículo reseñando el problema de forma oportuna. De resto, muchos otros medios se jactan de llamar a la solidaridad y que los defiendan y apoyen, pero cuando no les afecta en un carajo lo que ocurre, pues, más importante es poner noticias de la dieta que está haciendo Olga Tañón porque  a su trasero le salió una estría, de conocer cómo están los senos de Viviana Gibelli mientras amamanta al último bebé que parió, de ver por qué el Potro Álvarez no se empotra más a Mariángel Ruiz, de ver cuáles son los colores que debes vestir para que atraigas mágicamente dinero, amor y paz en el mes de octubre.

Nunca he escrito de política en mi blog, y por los momentos es algo que no pienso hacer a futuro tampoco; sólo dejo como reflexión que si  la comunidad bloguera planteó desde el día lunes la sospecha de un bloqueo por parte de CANTV al acceso a WordPress, y la noticia corrió por internet de forma insistente; coño, detente, párale algo de bola, averigua y así te dé ladilla, reseña algo al respecto, más aún si  eres un medio de comunicación y defiendes tanto la libertad de expresión, ¿sabes?, por el peo de ser coherente con el discurso y eso. Estos medios que se hicieron la vista gorda, pueden pudrirse con CANTV.

¡Saludos a los panas blogueros y amigos de este blog, en especial a Elena, por su post y preocupación en el tema!

Historial del tema en internet:

-En “lapatilla.com”

-En “codigovenezuela.com”

-Supuesta respuesta de CANTV a equipo de “codigovenezuela.com”

Gabriel Núñez

Un mensaje de texto

Martes, septiembre 14th, 2010

El joven se limitaba a dar vueltas en círculos en la pequeña sala de su apartamento. Ya esto era una ridícula rutina de ansiedad que despertaba sin falta en atardeceres lluviosos, un nefasto condicionamiento del que él, ya tenía unos meses siendo víctima. Se veía bien idiota con esa caminata. Era parecida a la que ocurre en una sala de espera de hospital, pero ésta no era justificada. Todo se podía resumir a unas cuantas palabras atragantadas que nunca fueron arrojadas la persona indicada, un nudo en la garganta que en el momento que creía conveniente se armaba, recordando que el fantasma está presente, así jures que reina su ausencia.

“Ya es hora de ponerle fin a esta mariquera, ha llegado la hora de hablar y acabar con esta mierda lacerante y hostigadora. Ok, ¿pero cómo la confronto, cómo le suelto esto? ¿La llamo? No. Ni de vaina; conociéndola lo primero que hará es gritarme, cuestionar mi llamada, decirme que todo lo nuestro está bien claro, que cuál parte de que no quiere nada conmigo no he entendido. Tiene que ser algo más impersonal, algo que me permita soltarle este poco de flechas sin darle tiempo a resguardarse, sin piedad alguna: tajante, directo y claro. ¿Un correo electrónico? Coño, pudiese ser una opción, lo malo es que su correo es un ejemplo perfecto para definir qué es un spam; recuerda cuando lo abría delante de nosotros: un pobre buzón atiborrado con más de 300 mensajes de cómo apostar en casinos, alargar el pene, instalar barras de explorador y ganar “green cards” para vivir en Estados Unidos. ¿Y buscarla a su casa? Coño, ¿estás en drogas o comes jabón, Gabriel? Será para que nos eche gas pimienta en los ojos o comience a gritar histérica en plena calle. Ok, ok, veamos… Mierda, ¿un mensaje de texto? ¡Claro, por qué no! Es directo, impersonal e infalible; además, ella vive con ese perol en la cartera, así que es un tiro al piso, la bombardeo de mensajes y listo, no tendrá alternativa, ¡tendrá que leerlos todos! Jajajaja, somos unos genios, Gabriel, ¡qué mente tan macabra, qué genialidad desbordante, qué astucia tan única!” (más…)

Asiento…

Miércoles, septiembre 8th, 2010

Querida amiga anciana:

Necesito que leas con mucha atención esto, así que, acomoda bien tus lentes y deja de rascar tu seno, permítele reposar sobre tu ombligo como acostumbra hacer. Por favor, cállate y termina de leer. Tú no me debes nada, yo a ti tampoco. Tú no debes cederme tu asiento, yo a ti tampoco. Supongamos que hay días en los que me levanto impregnado con una pizca de moralidad, con algo de consideración y felicidad un poco  más estable; pues te tengo malas noticias: ni siquiera estando yo de buen humor te salvas, mi asiento no te lo cederé con la falacia lógica de la caballerosidad, tampoco por la presión social y comentarios de superhéroes de ratico. Sí, soy un miserable, un desconsiderado, un pobre diablo. ¿Sabes cuál es mi problema? El que vengas con tu ceño fruncido, con  tu cara de culo, con tu contaminante e inmunda prepotencia. ¿Crees tener inmunidad diplomática de asientos? ¿Crees tener el derecho divino que al subir con tu cara de insatisfacción y sudor pestilente por comprar verduras al mediodía, debo darte obligatoriamente mi asiento? Qué vaina, querida amiga; mi respuesta es un rotundo y lacerante “NO”. Si no me inspiras ternura, sencillez, humildad y “humanidad”, no lograrás hacerte con mi asiento.

No me vengan con la tontería de “si fuese tu abuela la que se montara en ese bus, te gustaría que le cedieran un asiento”. Si mi abuela sube con actitud de que el mundo gira alrededor de ella y que todos están en la obligación de servirla así ella tenga plantada su mayor cara de insatisfacción sexual, pues les pido, es más, les ordeno que la dejen de pie, obséquienle una pisada en sus frágiles dedos si es posible, a ver si aprende a dejar la arrogancia y miseria humana.

No jodamos nuestras articulaciones gratuitamente. Por cada puesto que cedemos, nuestras rodillas tiene un día menos de vida útil, si así decidimos hacerlo, pues al menos que sea por una anciana que valga la pena. Mujeres, cuiden sus piernas; además de restar vida funcional a sus rodillas, estimulan la aparición progresiva de várices cuando permanecen de pie por mucho tiempo, no sacrifiquen la belleza, la gracia, el encanto y delicadeza de sus piernas.

Recapitulemos: si eres una anciana que sube con sencillez, una sonrisa en su rostro y no finges dar lástima para manipular a los demás, pues te felicito, te acabas de ganar mi asiento. Si en caso contrario, eres una anciana miserable que sube con mirada punzante, exigiendo directa o indirectamente que alguien debe darte un asiento porque sí, pues al menos conmigo te jodiste: si estoy de buen humor me haré el dormido mientras oigo música, tú sabes, para no manchar mis pensamientos con tu rostro. Si estoy de mal humor me quedaré viéndote, compitiendo contigo a ver quién es más descarado, si tú por pretender levantarme con miradas y comentarios, o yo, que con una belicosa sonrisa macabra veré cómo tus várices se asoman más de lo normal, cómo el pellejo del tríceps te cuelga y se columpia mientras te sostienes del tubo, y cómo te restriego en tu marchitada cara que voy cómodamente sentado.

Gabriel Núñez

 

Soy yo, en serio…

Miércoles, septiembre 1st, 2010

No, señoritas, no es un actor de cine; soy yo, Gabriel, el mismo humilde servidor de siempre, el pendejo de todos los días. El mismo que sale todos los días en la mañana con un ticket de Metro en el bolsillo. El que tiene de emergencia sólo 2 Bs. exactos para el pasaje en carrito por puesto. El que lleva su loncherita con el almuerzo hecho en casa para no gastar comiendo en la calle. El mismo que acompaña con un vaso de agua su comida al mediodía en el trabajo para no gastar en bebidas. El que no reemplaza el jabón de baño hasta que sea una miserable e irrisoria pastillita imposible de agarrar con la mano.

Soy yo, en serio; lo que ocurre es que mi estimada amiga Elena ha comprado un juguete nuevo: su ansiada cámara Canon T2i, y pues, como entenderán, hay más alegría en el ambiente que cuando jugué “la botellita” por primera vez de niño.

Estas fotos son una pequeña muestra de una tarde jugando y haciendo pruebas. Pronto vendrá mucho material audiovisual fresco que estamos preparando para ustedes. Saludos.