Entradas con la etiqueta ‘video’

Stand Vid Comedy – Episodio 13: "Un feliz año"

Jueves, Diciembre 30th, 2010

Imagen de previsualización de YouTube

(Para ver en HD, click en el video para que lo disfruten en Youtube)

Episodio 13: “Un feliz año”

Así se nos va otro año, rodeados de rituales, costumbres y misticismos criollos que sólo pueden hacernos vivir lo contrario: un infeliz fin de año. ¿Eres víctima también de este protocolo?

Stand Vid Comedy, un capítulo nuevo todos los miércoles. Hecho por Elena Sánchez y este servidor, Gabriel Núñez.

Nota: si te ha gustado el video, la mejor forma de darnos las gracias es que lo compartas con tus amigos y conocidos; ya sea por Facebook, Twitter o Msn. ¡Gracias!

"Synesthesia"…

Domingo, Octubre 31st, 2010

Imagen de previsualización de YouTube

Video interesante y perfectamente trabajado, que de una manera bien artística y peculiar, intenta explicar el fenómeno poco frecuente de la sinestesia. Disfrútenlo…

Nota para flojos: La sinestesia es la imagen o sensación subjetiva, que es propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente. En criollo: “Se trata, en definitiva, de la mezcla de impresiones de sentidos diferentes. Se dice que un sinestético puede ver sonidos, oír colores y obtener sensaciones gustativas al tocar un objeto. Esto ocurre ya que perciben correspondencias entre tonos de color, diferentes sonidos y la intensidad de los sabores de forma involuntaria. De esta forma, un sinestético puede ver el color azul con mayor intensidad cuando un sonido se vuelve más grave, por ejemplo. Cabe destacar que estas experiencias no son metafóricas sino que son percepciones.”

Stand Vid Comedy – Ep.01: "La conversación del bien"…

Sábado, Septiembre 25th, 2010

Imagen de previsualización de YouTube

(Para ver en HD, click en el video para que lo disfruten en Youtube)

Les confieso algo: tengo ideas anotadas en hojas que terminaron sepultadas en mi gaveta del escritorio. Aclaro, no se trata de flojera ni desgano, no, para nada. Hay muchas ideas o críticas que anoto para luego desmenuzar en la soledad de mi cuarto; algunas terminan siendo compartidas con ustedes, inmortalizadas en un post de este humilde blog;  otras no corren con esa suerte, la razón es simple: me parece que escritas pierden el “toque”, la gracia, el dinamismo. Son planteamientos triviales, no tienen trascendencia alguna. No planteo cómo entender a las mujeres, o cómo hacer para acostarte con la amiga a la que le tienes hambre.

Una tarde en casa, me encontraba con Elena, jugando con su nueva cámara. Ella, manifestando que quería practicar el complicado arte de enfocar, me dijo que iba a grabar un video, que me pusiera a hablar y moverme, así ella hacía las pruebas. Para no dejarme grabar hablando incoherencias o quedándome callado, pues, le dije que diría algunas ideas que tenía en la cabeza, que formaban parte de una rutina que preparé hace unos meses por si algún día me animaba a asistir como comediante a un Stand Up Comedy. Lo demás ya deben inferirlo: Elena me grabó, se cagó de la risa y, al revisar la grabación, decidimos automáticamente repetir la grabación para perfeccionarla. Luego de una tormenta de ideas, nace este nuevo proyecto que, inicialmente, me permite sacar de las penumbras de mi gaveta a muchas líneas escritas sin mucha seriedad; claro está, si como consecuencia de esta limpieza y catarsis ustedes se ríen y disfrutan el material, pues doblemente  satisfactorio el proceso, reforzante a seguir desempolvando hojas sueltas.

“Stand Vid Comedy”, escasos segundos que me permitirán semanalmente compartir con ustedes algunas ideas, sin pretenciones ni mucho ruido. Humor para algunos, latigazos al ego para otros. Críticas maquilladas de gracia, o posiblemente, incoherencias disparadas por un pendejo inconformista de la sociedad.

En este primer episodio: “La conversación del bien”, estúpidos e inútiles encuentros con personas con las que nunca se llegó a profundizar una amistad o relación de importancia que abra puertas a una conversación de interés, que sobreviva al homicidio del silencio al cabo de pocos segundos de su nacimiento.

Gabriel Núñez

Archivo 2007: "Cuando limpio los domingos 2"…

Lunes, Julio 26th, 2010

La tecnología; amada cómplice que nos ordena y hace más cómoda la existencia. Nos ahorra tiempo, prostituye cualquier información que deseemos conocer, elimina las distancias, nos ahorra energía, facilita las mejores pornos a mujeres y hombres, sin necesidad de malgastar tanta glucosa imaginando oscuras fantasías archivadas en nuestra memoria. Colabora en la lucha contra la neurosis de muchos que les cuesta desenvolverse en persona con otros, ayuda a concretar muchos encuentros sexuales, gracias a la desinhibición que respalda lo impersonal disparando la labia con el teclado.

No todo podía ser perfecto. Todavía quedan defensores de la comunicación directa, personal, en la que sientes el mal aliento de la persona que te habla, donde percibes su almizcle justo el día que olvidó echarse desodorante. Son idealistas, escasos soñadores, románticos que miran a los ojos de la persona mientras habla; que le siguen el rastro a las palabras pronunciadas, fijando la mirada en el bailar de los labios mojados. Poetas que desean llevar el juego de la seducción en vivo, con la presa al frente, olfateando su adrenalina disparada, viendo la torpeza de sus movimientos por el nerviosismo de saber que será cazada en cualquier instante. Sujetos que quieren oír todas las palabras vomitadas de su pareja, pero, con su mano agarrada, robándole el sudor, interrumpiendo la acción verborreica a menudo con un buen beso para humectarle los labios con saliva.

“Cuando limpio los domingos 2” cuenta esta historia. Una batalla heroica, campal, apasionada. Tres jovenes deciden renunciar a sus comodidades, apostando nuevamente al cultivo de la sapiencia, el rescate su esencia. Es un pobre clamor no escuchado, manifestando con desespero que apagues tu computadora, salgas a la calle, esperes en una esquina a que pase una persona que te atraiga, dejes a un lado la neurosis, la abordes, te presentes con seguridad, tomen unas cervezas, hablen por horas mirándose a los ojos, deseándose en silencio mutuamente, para que al cabo de un rato, ya borrachos, suden como lonjas de jamón podrido, revolcándose en una cama de un motel que no tenga ni televisión.

En la actuación: Manuel Fariñas, el gran debut de Irina Luis, y como siempre, este fiel servidor, Gabriel Núñez. Disfrútenlo…

Archivo 2007: "Cuando limpio los domingos"…

Jueves, Julio 22nd, 2010

Un grito ignorado lanzado a los cuatro vientos; una invitación sincera y honesta a la valoración del espíritu, la sapiencia, la reflexión. “Cuando limpio los domigos” nace el día en que un joven identifica ser víctima de una gran congestión material en su casa, amenazando la existencia de su esencia y el alcance de sus pensamientos, con una distracción y dispersión que busca imponerse, arrastrándolo a vivir como un robot rodeado de basura en su propia casa, una suerte de “Wall-E”.

Grabado nuevamente con una cámara digital de fotos Sony, modelo Cybershot DSC-p200, sin pretenciones, sin mucho que aspirar tampoco; tan sólo documentar un domingo de limpieza un poco peculiar de dos jóvenes amigos. No te dejes llevar por lo primero que veas, busca el mensaje que buscamos transmitir con este pobre video.

Protagonizado por Manuel Fariñas y Gabriel Núñez.

Preguntas frecuentes de los espectadores:

P.-“¿En verdad botaron todo eso en plena vía pública?”

R.-Sí, así ocurrió.

P.-“¿No crees que está mal botar basura en plena calle?”

R.-Sí, y nunca botamos basura de esa manera. Supongo que en este video hicimos una excepción para poder ser escuchados; a veces para transmitir un mensaje debes adoptar medidas desesperadas si quieres ser oído.

P.-“¿Todas esas cosas en verdad eran de los familiares de Manuel?”

R.-Sí, absolutamente todas, y de paso, fueron botadas sin consentimiento alguno de ellos.

P.-“¿Ustedes están enfermos o tienen problemas mentales?”

R.-Sí, ambos tenemos un abanico de peos serios, y lo que más asusta, es que disfrutamos tenerlos.

Archivo 2007: "Codicia"

Domingo, Julio 18th, 2010

“Codicia”, pequeño intento de cortometraje realizado en días de carnavales del año 2007. Fue el primer paso que dimos para grabar algo “serio” en video, al menos eso pretendíamos. Grabado con una sencilla cámara digital de fotos, marca Sony, modelo Cybershot DSC-p200; sin cuidado alguno de la luz, ni considerar usar al menos por decencia un trípode. A pesar de todo, un corto que marcó una huella, ha sido el escogido por conocidos y amigos como el mejor que realizamos, el más divertido e hilarante.

Es el cortometraje que con más cariño recuerdo, grabado en un buen ambiente de camaradería, en compañía de dos grandes amigos. En la actuación, “Codicia” nos presenta a un gran reparto de actores sin experiencia alguna, pobres y poco creíbles como siempre. Tienen a Manuel Fariñas: psicólogo, actor y fotógrafo frustrado, gran amigo de la casa; encarnando un papel enfermo, acelerado y visceral. Por otro lado, tienen a Giancarlo Napolitano: abogado, amante de las aceras de Sábana Grande, patinetero frustrado, acosador de mujeres por naturaleza, dando vida a un personaje arrogante, egoísta, con desesperación de surgir de la miseria. Contamos con el debut y despedida de un talentoso actor, mi papá, Trifón Núñez: corredor de seguros, amante del billar, del whiskey y de la serenidad que sólo puede proporcionar vivir solo, estando a ratos breves con las mujeres. Fue su despedida porque se dio cuenta de que el estar presente en internet no era lo suyo, sufre de pena 2.0, permite hacer el ridículo pero únicamente en persona. En la cámara, contamos con Irina Luis, futura comunicadora social, próxima a romper una meta personal de llegar a 700 amigos en Facebook. Y por último, estoy yo, Gabriel Núñez: administrador de empresas, amante de la soledad, la quietud; comunicador social frustrado, con ratos esporádicos de felicidad.

“Codicia” cuenta la historia de 4 jóvenes amigos, siempre incondicionales; hasta el día en que eventos fortuitos los colocan en frente de un valioso botín, despertando el lado oscuro y egoísta de cada uno de ellos, considerando hacer lo que sea, con tal de salir de la miseria que los acompaña día a día. Disfrútenlo…